“¿El es­ta­dio? Nun­ca an­tes ha­bía vis­to na­da igual” Si­meo­ne

AS (Las Palmas) - - Atlético De Madrid-málaga - F. J. DÍAZ /

—¿Có­mo re­la­ta lo que ha vi­vi­do?

—La sa­li­da ha si­do tre­men­da. Des­de que soy ju­ga­dor y en­tre­na­dor, nun­ca vi una co­sa igual. Sin­ce­ra­men­te, me que­da­rá pa­ra el re­cuer­do to­da mi vi­da. To­das las ban­de­ras vo­lan­do a la vez, la gen­te par­ti­ci­pan­do, co­mo que­rien­do en­trar en el cam­po... Ha si­do emo­cio­nan­te y, se­gu­ra­men­te, es­pec­ta­cu­lar pa­ra la gen­te que lo pu­do ver por te­le­vi­sión.

—Griez­mann hi­zo el pri­mer gol.

—No es un gol más, no por ha­ber si­do el pri­me­ro en es­te es­ta­dio, sino por el mo­men­to que es­ta­ba te­nien­do. Tra­ba­ja, ha­ce un es­fuer­zo enor­me pa­ra el equi­po... Le ne­ce­si­ta­mos en su me­jor ver­sión y po­co a po­co es­tá vol­vien­do a ser ese ju­ga­dor de­ter­mi­nan­te. En la ju­ga­da de Co­rrea, rom­pió muy bien por den­tro y ter­mi­nó re­sol­vien­do un par­ti­do que fue du­ro, co­mo me lo ima­gi­na­ba, con un Málaga ce­rra­do des­pués de tres de­rro­tas y con un equi­po que ve­nía de un es­fuer­zo en Ro­ma y que ha­bía ju­ga­do cua­tro par­ti­dos se­gui­dos fue­ra. No me ima­gi­na­ba otro es­ce­na­rio del que ha si­do. Luis era un crack, Griez­mann tam­bién es un crack. Es una ale­gría pa­ra los afi­cio­na­dos que ellos dos inau­gu­ra­ran los dos es­ta­dios.

—¿Có­mo ha tra­ba­ja­do con el equi­po pa­ra que se ais­la­ra del am­bien­te y se cen­tra­ra en el jue­go?

—Se in­ten­ta, se tra­ba­ja, pe­ro no es fá­cil: to­dos so­mos se­res hu­ma­nos. Cuan­do lle­gas al es­ta­dio, por más que te pro­pon­gas no mi­rar, no sen­tir, no ob­ser­var, lo ha­ces, y to­do eso hay que acom­pa­ñar­lo en el par­ti­do. El pri­mer tiem­po el do­mi­nio siem­pre fue nues­tro, pe­ro el Málaga hi­zo un tra­ba­jo de­fen­si­vo enor­me y, en el mo­men­to en el que apa­re­ció el gol, las si­tua­cio­nes em­pe­za­ron a cam­biar.

—¿Por qué eli­gió a Lu­cas en el on­ce?

—Lu­cas vie­ne tra­ba­jan­do des­de ha­ce mu­cho con no­so­tros, cre­cien­do año tras años enor­me­men­te. Te­ne­mos cua­tro cen­tra­les fan­tás­ti­cos, soy in­jus­to con cual­quie­ra que se que­da fue­ra. Buscamos lo que más le con­ven­ga al par­ti­do. En es­te ca­so, Lu­cas es­tá en un mo­men­to im­por­tan­te, fuer­te, se sien­te bien, se an­ti­ci­pa, trans­mi­te ilu­sión. Oja­lá lo pue­da man­te­ner, que es lo más di­fí­cil pa­ra los fut­bo­lis­tas, so­bre to­do cuan­do son jó­ve­nes.

—Qué des­ta­ca del cam­po

—El cam­po es gran­de, se ve enor­me des­de fue­ra, a la gen­te se la ve muy cer­ca­na, par­ti­ci­pan­do del par­ti­do. La gen­te se va a in­vo­lu­crar mu­cho se­gún va­yan pa­san­do los par­ti­dos.

Po­co a po­co Griez­mann vuel­ve a ser ese ju­ga­dor de­ci­si­vo. Ne­ce­si­ta­mos esa ver­sión”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.