Cris­tiano fren­te a Mes­si: del 1-4 al 5-5

AS (Las Palmas) - - Tema Del Día - AL­FRE­DO RE­LA­ÑO

Me ad­mi­ra lo de Cris­tiano Ro­nal­do, su ta­rea ti­tá­ni­ca. Ga­nó su pri­mer Ba­lón de Oro ha­ce diez años. Ya en­ton­ces Mes­si, un cha­va­lín, fue el se­gun­do. Su ta­le­nto des­co­mu­nal le au­gu­ra­ba un do­mi­nio ne­to. De he­cho, ga­nó los cua­tro si­guien­tes, del ti­rón. En tres de ellos, Cris­tiano Ro­nal­do al­can­zó a ser se­gun­do, en el otro es­col­ta­ron a Mes­si en el po­dio Inies­ta y Xa­vi, aquel año en el que Es­pa­ña ga­nó el Mun­dial. Pe­ro Cris­tiano no ce­jó. Ni Mes­si ni el ‘sur­sum cor­da’. Apre­tó y con su in­sis­ten­cia le ha ga­na­do cua­tro de los cin­co úl­ti­mos. El sal­do a día de hoy es de em­pa­te a cin­co. Le ha man­te­ni­do el pul­so a Mes­si, ese Mo­zart del fút­bol. Ya sé que hay gen­te que dis­cu­te es­tas elecciones. Hay has­ta quien las ve inú­ti­les, ab­sur­das. El fút­bol es un de­por­te de equi­po, di­cen y es ver­dad. Pe­ro des­de el co­le­gio sa­be­mos que al echar a pies hay uno al que se eli­ge an­tes de los otros. Y lue­go, cuan­do el jue­go lle­ga a su eta­pa de in­dus­tria del es­pec­tácu­lo, los hay que ayu­dan a ga­nar más par­ti­dos, que lle­van más gen­te al cam­po, que ven­den más ca­mi­se­tas. To­dos son igua­les, sí, pe­ro unos más igua­les que otros, y hay uno que só­lo es igual a sí mis­mo. En un tiem­po ese fue Di Sté­fano, lue­go Pe­lé, Cruyff, Ma­ra­do­na... ¿Y aho­ra quién? Aho­ra hay uno al que eli­gió Dios y otro que lo dis­cu­te. Ese que lo dis­cu­te es Cris­tiano, que des­de su fí­si­co, su tra­ba­jo y su in­sis­ten­cia de­ci­dió desafiar el tra­zo del Des­tino. Vien­do a uno y otro, me ad­mi­ro de que se pro­pu­sie­ra tal co­sa y me ad­mi­ro más de que lo va­ya con­si­guien­do. És­te es el día en el que ha reuni­do otra vez el The Best y el Ba­lón de Oro. Es cam­peón de Eu­ro­pa vi­gen­te con Por­tu­gal y con el Real Ma­drid. Ca­mino de los 33 años, si­gue desafian­do a ese con­cen­tra­do ex­cep­cio­nal de ta­le­nto fut­bo­lís­ti­co que es Mes­si, ca­paz de in­ter­pre­tar el jue­go y ma­ne­jar el ba­lón co­mo na­die pu­do imaginar an­tes de ver­le. Bueno, pues Cris­tiano le ha aguan­ta­do el pul­so. Me pa­re­ce al­go colosal.

“...Y HAY UNO QUE SÓ­LO ES IGUAL A SÍ MIS­MO. EN UN TIEM­PO FUE DI STÉ­FANO...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.