Cu­rio­sos ges­tos de Cris­tiano mien­tras ha­bla­ba Flo­ren­tino

El por­tu­gués no le de­di­có nin­gu­na son­ri­sa al pre­si­den­te

AS (Las Palmas) - - Real Madrid - MANU DE JUAN

La gala per­mi­tió ver en pú­bli­co y so­bre el mis­mo es­ce­na­rio a Cris­tiano y a Flo­ren­tino Pérez, una coin­ci­den­cia fría y sin ges­tos de com­pli­ci­dad que lle­ga en un mo­men­to en el que las re­la­cio­nes en­tre am­bos no atra­vie­san su me­jor mo­men­to. El por­tu­gués ama­gó con mar­char­se del club en ve­rano, mo­les­to con lo que él con­si­de­ra una per­se­cu­ción por par­te de la Jus­ti­cia en su ca­so de pre­sun­ta eva­sión fis­cal; lue­go re­cu­ló des­pués de que el pre­si­den­te sa­lie­ra a de­fen­der­le en va­rios me­dios de co­mu­ni­ca­ción, pe­ro las ne­go­cia­cio­nes pos­te­rio­res pa­ra me­jo­rar su con­tra­to no fue­ron del agra­do del de­lan­te­ro, que ha­ce po­co de­cla­ro: “No quie­ro re­no­var, es­toy bien así”. Tie­ne con­tra­to has­ta 2021 y ayer re­pi­tió que se quie­re que­dar, aun­que apun­ti­llo “si es po­si­ble, si el club quie­re”; y la es­ce­na de am­bos en la To­rre Eif­fel no de­jó sen­sa­ción de cer­ca­nía, más bien lo con­tra­rio.

El ex­ju­ga­dor Gi­no­la, pre­sen­ta­dor del ac­to, so­li­ci­tó al pre­si­den­te del Ma­drid que sa­lie­se al es­ce­na­rio pa­ra de­cir unas pa­la­bras y du­ran­te su alo­cu­ción (en fran­cés, pe­se a que el de­lan­te­ro no le en­ten­día; Flo­ren­tino in­sis­tió en ha­cer­lo así por su ma­yor co­no­ci­mien­to del idio­ma) Cris­tiano no pre­mió al má­xi­mo di­ri­gen­te blan­co con una son­ri­sa; de he­cho, co­mo se apre­cia en las fo­to­gra­fías ad­jun­tas a es­ta no­ti­cia, su ca­ra re­fle­ja­ba más bien ten­sión. No es­tá cla­ro si el mo­ti­vo fue ese desacuer­do que ha mar­ca­do la re­la­ción en­tre am­bos du­ran­te es­te cur­so o el des­co­no­ci­mien­to del idio­ma, pe­ro sí se apre­ció en la gala pa­ri­si­na cier­ta dis­tan­cia en­tre am­bos. De he­cho, lle­ga­ron se­pa­ra­dos al ho­tel y no se vio en la rea­li­za­ción te­le­vi­si­va de Real Ma­drid TV nin­gu­na ima­gen de com­pli­ci­dad en­tre los dos. Tam­po­co vo­la­ron jun­tos.

Flo­ren­tino de­di­có va­rios pi­ro­pos a Cris­tiano en su dis­cur­so (“es un re­co­no­ci­mien­to pa­ra el me­jor”), aun­que tam­bién pon­de­ró lo im­por­tan­te que ha si­do el Ma­drid en es­te ga­lar­dón: “Tam­bién es un pre­mio pa­ra los va­lo­res del club. En el Ma­drid te­ne­mos la obli­ga­ción de ga­nar, por eso te­ne­mos tan­tos Ba­lo­nes de Oro”.

SOR­PRE­SA. Así reac­cio­nó Cris­tiano du­ran­te el dis­cur­so de Flo­ren­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.