Pun­to de oro en un día de perros

AS (Valladolid) - - REAL VALLADOLID-EIBAR -

Va­lo­ro el pun­to, y el he­cho de que el Va­lla­do­lid, en su peor día, no per­die­ra. Fue me­jor el Ei­bar, es­tu­vo más pre­ci­so en una ma­ña­na llu­vio­sa. Y es pre­ci­sa­men­te es­ta fa­ce­ta la que te da o te qui­ta con­fian­za. Tam­po­co se pue­de de­cir que el equi­po de Men­di­li­bar ba­rrie­ra a su ri­val, pe­ro sí man­dó y lo que es peor, lo­gró que el equi­po de Ser­gio no dis­fru­ta­ra so­bre el cam­po.

Y lo hi­zo ba­sán­do­se en una pre­sión al­ta con un ni­vel de ener­gía ex­tra­or­di­na­rio que fue cre­cien­do a me­di­da que pa­sa­ban los mi­nu­tos, in­clu­so cuan­do se que­dó con uno me­nos. Es lo que hay, se­gu­ro que nos va­mos a en­con­trar con más equi­pos que te igua­len en los ki­ló­me­tros re­co­rri­dos, en la in­ten­si­dad de los due­los, en el com­pro­mi­so co­lec­ti­vo. Aún así a es­te Pu­ce­la es muy difícil ga­nar­le y só­lo su co­ra­je le acer­có al gol en la rec­ta fi­nal. El pun­to, tal y co­mo se die­ron las co­sas, es bueno, quien sa­be si de­ci­si­vo al fi­nal de tem­po­ra­da. Y, aho­ra, a se­guir.

Los fo­cos se po­nen so­bre Enes Unal, so­bre la fal­ta de gol, cues­tión que el pro­pio téc­ni­co re­co­no­cía que su­po­ne una preo­cu­pa­ción, pe­ro creo que ayer el Va­lla­do­lid per­dió la ini­cia­ti­va del par­ti­do en el me­dio cam­po. Es cier­to que el tur­co de­be ga­nar al­gún ba­lón más pa­ra sus com­pa­ñe­ros e in­clu­so fa­bri­car­se al­go don­de pa­re­ce no ha­ber na­da, pe­ro la ver­dad es que ayer el Va­lla­do­lid no ge­ne­ró fútbol ofen­si­vo co­mo pa­ra juz­gar de­ma­sia­do al que tie­ne que fi­na­li­zar. Y no lo hi­zo, en­tre otras co­sas, por­que ape­nas pu­do con­tar con Nacho en ataque. Men­di­li­bar re­co­no­ció que or­de­nó a Orellana que no le si­guie­ra y ese due­lo te­rri­to­rial lo ga­nó el chi­leno. Tam­po­co fue el día de Mí­chel y Al­ca­raz, no fue­ron un desas­tre, pe­ro cla­ro, es­tar al ni­ve­la­zo de es­tas úl­ti­mas jor­na­das es muy difícil. Ayer su­frie­ron, les cos­tó ro­bar, tam­bién sa­lir, y el equi­po lo no­tó. Son días y co­sas que for­man par­te de la nor­ma­li­dad. Hay que se­guir in­ci­dien­do con va­len­tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.