Los aran­ce­les a Ja­pón po­drían cam­biar

La UE y Ja­pón pla­nean crear un es­pa­cio de li­bre co­mer­cio, mien­tras la OMC sien­ta las ba­ses pa­ra ha­cer lo pro­pio en 160 paí­ses

Auto Bild - - ESTE NÚMERO -

Ha­ce mu­cho tiem­po que el mun­do empezó a ser un lu­gar muy pe­que­ño, es­pe­cial­men­te, des­de que pue­des aso­mar­te a cual­quie­ra de sus rin­co­nes des­de una ven­ta­na de tu or­de­na­dor. La glo­ba­li­za­ción es un fe­nó­meno im­pa­ra­ble, así que an­tes que lu­char em­pe­ci­na­da­men­te con­tra él, re­sul­ta me­jor abra­zar­la y apro­ve­char sus as­pec­tos po­si­ti­vos.

Es­te es el es­pí­ri­tu que pa­re­ce ins­pi­rar los re­cien­tes acuer­dos al­can­za­dos pa­ra fa­vo­re­cer el li­bre co­mer­cio, aun­que es­tá por ver si sus efec­tos se po­drán me­dir de for­ma igual­men­te po­si­ti­va en to­das las cho­zas de la al­dea glo­bal. Pe­ro va­ya­mos por par­tes, por­que de los dos pac­tos re­cien­tes, uno bi­la­te­ral ( UE- Ja­pón) y otro mun­dial (com­pren­de has­ta 160 paí­ses), el pri­me­ro es el que un im­pac­to más rá­pi­do pue­de te­ner en nues­tra eco­no­mía, aun­que el al­can­ce del se­gun­do se­rá más pro­fun­do.

En no­viem­bre, re­pre­sen­tan­tes de la UE y Ja­pón se­lla­ron un do­cu­men­to en el que se dan un año de pla­zo pa­ra ne­go­ciar un acuer­do de li­bre co­mer­cio en­tre las dos re­gio­nes. Aho­ra se es­tán so­pe­san­do di­fe­ren­tes es­ce­na­rios pa­ra el pac­to re­sul­tan­te, unos más am­bi­cio­sos que otros en cuan­to a li­be­ra­li­za­ción, pe­ro lo que ya es­tá pre­vis­to es que afec­te di­rec­ta­men­te a las fuer­tes in­dus­trias del au­to­mó­vil que hay en Eu­ro­pa y Ja­pón.

Se­gún re­co­no­ce la UE en sus va­lo­ra­cio­nes, se­gu­ra­men­te se­rá el país asiá­ti­co el más be­ne­fi- cia­do en es­te sen­ti­do, ya que se cal­cu­la que es­te acuer­do po­dría ge­ne­rar en Eu­ro­pa una pér­di­da de en­tre el 0,1% y el 0,4% de los em­pleos en es­te sec­tor. Sin em­bar­go, au­men­ta­rán los in­ter­cam­bios en­tre am­bos paí­ses, que in­cre­men­ta­rán sus im­por­ta­cio­nes de vehícu­los un 6,73% (Ja­pón) y un 2,6% ( UE) res­pec­ti­va­men­te.

¿Sig­ni­fi­ca es­to que los Kei Cars ni­po­nes lle­ga­rán a las ca­lles de Bar­ce­lo­na o Ma­drid? Pue­de ser, por­que el do­cu­men­to que hay en­ci­ma de la me­sa con­tem­pla un es­fuer­zo con­jun­to pa­ra ha­cer com­pa­ti­bles las le­yes so­bre ho­mo­lo­ga­ción de vehícu­los com­ple­tos y pie­zas, pre­ci­sa­men­te, con vis­tas a que ha­ya me­nos tra­bas pa­ra el in­ter­cam­bio.

En todo ca­so, que se pro­duz­ca una in­va­sión de co­ches ja­po­ne­ses de­pen­de mu­cho más de la ley de la ofer­ta y la de­man­da, ade­más de los gus­tos de los con­su­mi­do­res. Hay que te­ner en cuen­ta que los vehícu­los ma­de

in Ja­pan que lle­gan ha­ce tiem­po al vie­jo con­ti­nen­te son aque­llos

El co­mer­cio por in­ter­net ha re­ci­bi­do el má­xi­mo apo­yo en el acuer­do de Ba­li de la OMC

Por: VICENTECANO @Vi­cen­teCa­noF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.