Le ha lle­ga­do la ma­du­rez

Los ex­pe­ri­men­tos con ga­seo­sa. En el mun­do de los ne­go­cios los cam­bios se ha­cen de pun­ti­llas, de ahí que el nue­vo Maz­da CX- 5 evo­lu­cio­ne, pe­ro sin arries­gar. No ha­ce fal­ta. ¿ Su mi­sión? Se­guir sien­do el mo­de­lo más ven­di­do de la mar­ca ja­po­ne­sa

Auto Bild - - PRUEBAS -

TE VOY A DAR UN DA­TO CON EL QUE VAS A EN­TEN­DER por qué Maz­da no ha va­ria­do mu­cho a su CX-5: el 25% de los clien­tes de la mar­ca ni­po­na en to­do se de­can­ta por es­te SUV. Y en Es­pa­ña es el mo­de­lo con más ventas de to­da su ga­ma. Eso da una mues­tra de la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra fir­ma ja­po­ne­sa, y lo que cui­da, por tan­to, a su fla­man­te SUV. De modo que na­da de ex­pe­ri­men­tos: el tra­ba­jo bá­si­ca­men­te se ha cen­tra­do en to­mar la ba- se del mo­de­lo an­te­rior y re­mar­car al­gu­nas de sus lí­neas vol­vién­do­las mu­cho más afi­la­das.

Fí­ja­te en el fron­tal: los fa­ros tie­nen aho­ra mu­cha más per­so­na­li­dad, con una pa­rri­lla más agre­si­va y una si­lue­ta li­ge­ra­men­te mo­di­fi­ca­da, ya que el pi­lar A se ha re­tra­sa­do en tres cen­tí­me­tros y me­dio lo que ha­ce que el ca­pó sea más pro­mi­nen­te y ten­ga un ma­yor pro­ta­go­nis­mo. De he­cho se ha alar­ga­do na­da me­nos que 10 cm y eso le ha per­mi­ti­do lle­var a ca­bo cier­tas vir­gue­rías co­mo es­con­der los lim­pia­pa­ra­bri­sas pa­ra au­men­tar y me­jo­rar la in­so­no­ri­za­ción a bor­do. La za­ga tam­bién se ha vis­to re­to­ca­da, y su nue­va for­ma tra­pe­zoi­dal lla­ma bas­tan­te la aten­ción.

Me­jo­res aca­ba­dos y ma­te­ria­les

Me cue­lo en el in­te­rior pa­ra ver qué me en­cuen­tro. Lo pri­me­ro en lo que me fi­jo: esa pan­ta­lla de sie­te pul­ga­das que de­ja de es­tar to­tal­men­te in­te­gra­da en la par­te al­ta del sal­pi-

La ima­gen del nue­vo CX-5 es más agre­si­va y muscu­losa

ca­de­ro pa­ra ofre­cer aho­ra un for­ma­to ti­po ta­blet, con la par­te su­pe­rior al ai­re. Tie­ne una for­ma más pa­no­rá­mi­ca y es tác­til. En ella se ofrece to­da la in­for­ma­ción del sis­te­ma MZD Con­nect, que pre­sen­ta va­rias op­cio­nes pa­ra co­nec­tar tu smartp­ho­ne, ya sea por Blue­tooth o por los pro­to­co­los avan­za­dos pa­ra An­droid e iOS de Ap­ple. De he­cho, el CX-5 es el pri­mer Maz­da que in­cor­po­ra es­te protocolo. ¿Al­gu­na pe­ga? Qui­zá es­ta pan­ta­lla ten­ga un ta­ma­ño de­ma­sia­do dis­cre­to pa­ra lo que se es­ti­la hoy en día (las ocho pul­ga­das se han im­pues­to co­mo la me­di­da es­tán­dar en mu­chos ri­va­les).

Más cam­bios en el in­te­rior: las sa­li­das de ai­re son aho­ra dis­tin­tas, más re­fi­na­das y gran­des. El bo­tón

An­droid Au­to y Ap­ple Car Play de se­rie

de arran­que se ha lle­va­do ha­cia la con­so­la cen­tral y los man­dos del cli­ma­ti­za­dor cam­bian de si­tio pa­ra es­tar si­tua­dos un po­co más ba­jos ( an­tes me gus­ta­ba más su lo­ca­li­za­ción y es­ta­ban más a mano).

Al vo­lan­te, la po­si­ción es la tí­pi­ca en es­te ti­po de vehícu­los: ele­va­da, con las pier­nas más fle­xio­na­das que en una ber­li­na y con muy bue-

na vi­si­bi­li­dad so­bre la ca­rre­te­ra. La su­je­ción de la es­pal­da es nor­mal ( na­da del otro mun­do), pe­ro el mu­lli­do sí es des­ta­ca­ble.

En la fi­la tra­se­ra sor­pren­de lo mu­cho que abren las puer­tas, lo que fa­vo­re­ce un buen ac­ce­so a es­ta zo­na. Co­sas que an­tes no es­ta­ban dis­po­ni­bles: los res­pal­dos tra­se­ros se pue­den in­cli­nar en dos po­si­cio­nes pa­ra lo­grar una pos­tu­ra más con­for­ta­ble. Tam­bién apun­ta la do­ble sa­li­da de ai­re es­pe­cí­fi­cas pa­ra es­ta fi­la ( an­tes no exis­tía) y unas bol­sas en las puer­tas de ma­yor ta­ma­ño. En cuan­to a di­men­sio­nes, el CX-5 no des­ta­ca es­pe­cial­men­te en­tre sus ri­va­les, aun­que es su­fi­cien­te­men­te am­plio y dos adul­tos de más de 1,80 m no van a te­ner pro­ble­mas pa­ra aco­mo­dar­se

Las pla­zas tra­se­ras son al­go más am­plias

en sus bu­ta­cas tra­se­ras ( la pla­za cen­tral es más in­có­mo­da, aun­que es­to es al­go que pa­sa co­mún­men­te). Don­de me­jor se si­túa con res­pec­to a la com­pe­ten­cia es en la dis­tan­cia pa­ra la ca­be­za, con 97 cen­tí­me­tros. Lue­go, en cuan­to a es­pa­cio pa­ra las ro­di­llas o en an­chu­ra pa­ra los hom­bros, tie­ne a unos cuan­tos ri­va­les por de­lan­te, aun­que las di­fe­ren-

Maz­da no ha re­vo­lu­cio­na­do el in­te­rior de su nue­vo CX-5, aun­que le ha do­ta­do de una apa­rien­cia más mo­der­na y ac­tual. La pan­ta­lla, por ejem­plo, es­tá ubi­ca­da más arri­ba. Las sa­li­das de ai­re son más es­ti­li­za­das y lo que sí ha va­ria­do es la ubi­ca­ción del bo­tón de arran­que y los man­dos del cli­ma­ti­za­dor. La impresión de ca­li­dad es más al­ta que

an­tes y el equi­pa­mien­to mu­cho

más mo­derno en cuan­to a asis­ten­tes.

Ma­le­te­ro apro­ve­cha­ble

¡Me pon­go en mar­cha!

cias son mí­ni­mas. No obstante, Maz­da pue­de sa­car pe­cho, por­que hay tam­bién otras mar­cas Pre­mium que ofre­cen me­nos cen­tí­me­tros en sus pla­zas tra­se­ras. ¿ Y en la zo­na de car­ga? El ma­le­te­ro del nue­vo CX- 5 ofrece 506 li­tros de ca­pa­ci­dad, lo que no es­tá na­da mal, aun­que nue­va­men­te se que­da ( por po­co) por de­trás de com­pe­ti­do­res co­mo un Volks­wa­gen Ti­guan o un Hon­da CR-V. Aun así, tam­po­co es el más es­ca­so, ya que un Ford Kuga ofrece me­nos ma­le­te­ro, con sus 456 li­tros ba­jo el por­tón tra­se­ro. Ha­blan­do de la aper­tu­ra, en es­te CX- 5 es to­tal­men­te eléc­tri­ca y su án­gu­lo es des­ta­ca­ble (na­da de gol­pear­se la ca­be­za pa­ra per­so­nas de ta­lla al­ta). Lo que echo en fal­ta ( y que ca­da vez es más co­mún) es la aper­tu­ra sin ma­nos, que se ac­cio­na con pa­sar el pie por de­ba­jo. Lo pri­me­ro que des­ta­co de es­te blo­que de 2,2 li­tros ( inusual por su ci­lin­dra­da) es su sua­vi­dad de fun­cio­na­mien­to. Al ra­len­tí ni sue­na ni trans­mi­te vi­bra­cio­nes al in­te­rior. En es­te ca­so se aso­cia a un cam­bio ma­nual de seis ve­lo­ci­da­des que es to­do pre­ci­sión: mo­vi­mien­to cor­tos y sin mar­gen de error. Buen tra­ba­jo. De la di­rec­ción tam­po­co ten­go ta­cha. Fun­cio­na se­gún uno es­pe­ra: es lo su­fi­cien­te­men­te di­rec­ta y rá­pi­da pa­ra ser un SUV. Un Volks­wa­gen Ti­guan o un Ford Kuga tie­nen me­jor tac­to a al­tas ve­lo­ci­da­des, pe­ro des­de lue­go que el com­pro­mi­so que ha lo­gra­do Maz­da con el CX- 5 al vo­lan­te es bas­tan­te acer­ta­do.

Tam­po­co es el más di­ná­mi­co de su seg­men­to ( un Seat Ateca se mues­tra más ágil en un tra­mo de mon­ta­ña), pe­ro una vez más, es­te Maz­da res­pon­de real­men­te bien a los cam­bios de apo­yo y si­gue fiel­men­te la tra­yec­to­ria que or­de­nas con el vo­lan­te. Al fi­nal to­das es­tas bue­nas sen­sa­cio­nes son pro­duc­to del tra­ba­jo de los in­ge­nie­ros, ya que el nue­vo CX- 5 es un 15% más rí­gi­do que el an­te­rior y la elec­tró­ni­ca se en­car­ga de va­riar con­ti­nua­men­te el par que lle­ga a ca­da rue­da, in­clu­so to­man­do co­mo va­ria­ble el án­gu­lo de la di­rec­ción (el sis­te­ma en­car­ga­do de ha­cer­lo se de­no­mi­na G-Vec­to­ring Con­trol). La guin­da la po-

ne una trac­ción in­te­gral i-Ac­tiv que dis­tri­bu­ye la fuer­za en­tre ca­da eje en fun­ción de la si­tua­ción es­pe­cí­fi­ca de ad­he­ren­cia que ha­ya en­tre am­bos ejes. To­do ello ha­ce que los 40 ki­los ex­tra que pe­sa es­te CX-5 pa­sen ca­si des­aper­ci­bi­dos.

Y eso me lle­va a ha­blar, por úl­ti­mo, del con­su­mo, un da­to que aun­que se ale­ja del ofre­ci­do de for­ma ofi­cial por la mar­ca, tam­po­co es des­ca­be­lla­do: los 6,6 li­tros que he con­se­gui­do en mi re­co­rri­do de prue­bas son un buen da­to y te per­mi­ten dis­fru­tar de una bue­na au­to­no­mía.

Pi­sa con de­ci­sión y su mo­tor dié­sel de 150 CV ofrece una res­pues­ta muy sua­ve. La nue­va es­té­ti­ca es un acier­to

Cue­ro en color blan­co pa­ra los asien­tos en un in­te­rior cui­da­do y con una bue­na dis­po­si­ción de to­dos los ele­men­tos. Los man­dos del cli­ma­ti­za­dor que­dan un po­co ba­jos

En el aca­ba­do Ze­nith, el na­ve­ga­dor y es­ta pan­ta­lla de sie­te pul­ga­das son de se­rie: se de­no­mi­na MZD Con­nect y aña­de el sis­te­ma de so­ni­do Bo­se con 10 al­ta­vo­ces

Mu­cho equi­pa­mien­to de con­fort y se­gu­ri­dad, co­mo el con­trol de ve­lo­ci­dad (de se­rie)

Bien en co­nec­ti­vi­dad y apli­ca­cio­nes. No echa­rás mu­cho en fal­ta en es­te CX-5

La ins­tru­men­ta­ción es cla­ra y tie­ne un as­pec­to mo­derno. Los bo­to­nes ofre­cen un tac­to bueno, al­go me­jor que el del CX-5 an­te­rior

En el re­loj de la de­re­cha de la ins­tru­men­ta­ción se vi­sua­li­za la in­for­ma­ción de los asis­ten­tes o el or­de­na­dor de via­je

506 li­tros de vo­lu­men de ma­le­te­ro, que lle­gan a los 1.620 con los res­pal­dos tra­se­ros aba­ti­dos (no de­jan fon­do plano)

Pa­ra aba­tir los res­pal­dos tra­se­ros, pue­des ac­cio­nar es­tas pe­que­ñas pa­lan­cas des­de la zo­na de car­ga, al­go muy útil y que no lo ofre­cen to­dos sus ri­va­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.