Fór­mu­la Re­sul­to­na

Real­men­te sig­ni­fi­ca ' Fór­mu­la Ra­cing', pe­ro el aca­ba­do FR im­pri­me al Seat Ibi­za un ca­rác­ter to­da­vía más ex­clu­si­vo

Auto Bild - - PRUEBAS -

SE­GU­RO QUE ERES DE LOS

QUE, o en­tre tus ami­gos o en tu fa­mi­lia o tú mis­mo, ha te­ni­do al­gu­na vez un Seat Ibi­za. Un ver­da­de­ro icono en Es­pa­ña que vio la luz a me­dia­dos de los ochen­ta y del que ha­ce unos po­cos me­ses lle­ga­ba la quin­ta ge­ne­ra­ción. Aho­ra la ga­ma se com­ple­ta con un nue­vo aca­ba­do, el FR, el más com­ple­to de to­dos los de su ca­tá­lo­go.

La úni­ca pe­ga es que, de mo­men­to, so­lo lo po­drás ele­gir con una me­cá­ni­ca: la 1.0 TSI de tres ci­lin­dros y 115 CV. Pe­ro, a buen se­gu­ro, es­te aca­ba­do se irá am­plian­do cuan­do su ga­ma me­cá­ni­ca tam­bién lo ha­ga.

Es­te mo­tor, a prio­ri, pue­de pa­re­cer­te pe­que­ño ( bueno, real­men­te lo es), pe­ro com­pa­ra­do con otros blo­ques tri­ci­lín­dri­cos, el de Seat vi­bra muy po­co y su ru­mo­ro­si­dad es de las más ba­jas. Eso sí, lo he no­ta­do al­go fal­to de ca­rác­ter, ya que le cues­ta po­ner­se en mo­vi­mien­to, pe­ro em­pu­ja muy bien des­de ba­jas re­vo­lu­cio­nes una vez que ha ini­cia­do la mar­cha y tie­ne una res­pues­ta muy dig­na a cual­quier ré­gi­men, adap­tán­do­se tan­to a una con­duc­ción tran­qui­la co­mo a una más ani­ma­da. Tam­bién cuen­tas con el Seat Dri

ve Pro­fi­le, que te per­mi­te ele­gir en­tre cua­tro mo­dos de con­duc­ción: Eco,

El 'Seat Dri­ve Pro­fi­le' per­mi­te ele­gir en­tre cua­tro mo­dos de con­duc­ción

Nor­mal, Sport e In­di­vi­dual. En­tre otros ele­men­tos, es­te dis­po­si­ti­vo ac­túa so­bre el tac­to de la di­rec­ción y el fun­cio­na­mien­to del mo­tor, apos­tan­do por un uso más sua­ve y con­for­ta­ble con la con­fi­gu­ra­ción más eco­ló­gi­ca. Si quie­res que ac­túe tam­bién so­bre la du­re­za de la sus­pen­sión, una de las op­cio­nes que de­be­rías mon­tar sí o sí, es el Dri­ve Se­lect que, ade­más, so­lo cues­ta 280 eu­ros.

Lo que es de se­rie es su ca­rro­ce­ría si­tua­da 15 mm más cer­ca del sue­lo que en el res­to de los Ibi­za, y que, con es­ta con­fi­gu­ra­ción, ofre­ce una con­duc­ción de me­jor ca­li­dad. Otro as­pec­to a des­ta­car es su me­jor tac­to

de di­rec­ción, que con­lle­va más pre­ci­sión en su guia­do y un apoyo en vi­ra­jes sin ape­nas ba­lan­ceos, lo que su­po­ne una ma­yor se­gu­ri­dad.

Es cier­to tam­bién que en­tre el mo­do Nor­mal y el Sport no no­ta­rás ape­nas di­fe­ren­cia, pe­ro sí en­tre el Eco y el Sport, los que se orien­tan más ha­cia los ex­tre­mos. El se­gun­do es el que te aca­bo de re­la­tar, que sa­cri­fi­ca al­go de con­fort al pa­sar por zo­nas ro­tas, mien­tras que el pri­me­ro se cen­tra en ami­no­rar el con­su­mo to­do lo po­si­ble. Su ca­rác­ter se vuel­ve mu­cho más tran­qui­lo en to­das las si­tua­cio­nes, pe­ro es en ciu­dad don­de en­cuen­tra su prin­ci­pal ra­zón

de ser. Se su­po­ne que la gran ven­ta­ja de los mo­to­res de ba­ja ci­lin­dra­da es que su con­su­mo me­dio va a ser con­te­ni­do. Seat pro­me­te que es­ta ver­sión tie­ne un gas­to me­dio de 4,7 l/100 km. He in­ten­ta­do acer­car­me a es­ta ci­fra y lo he he­cho... re­la­ti­va­men­te. En una con­duc­ción nor­mal, en mo­do Eco, tra­tan­do con sua­vi­dad el pe­dal del ace­le­ra­dor, apro­ve­chan­do las iner­cias del co­che y sin su­pe­rar los 120 km/h en au­to­vía, he ob­te­ni­do un con­su­mo me­dio real de 5,1 l/ 100 km. Pe­ro lo nor­mal es an­dar por los 5,8- 6,0 li­tros que he ob­te­ni­do en mi re­co­rri­do ha­bi­tual de prue­bas. Eso sí, al igual que el res­to de mo­to­res de ba­ja ci­lin­dra­da so­bre­ali­men­ta­dos, si pre­ten­des apro­ve­char to­das sus pres­ta­cio­nes, te vas a en­con­trar con un con­su­mo cer­cano a los 10 li­tros. Cuan­do es­te aca­ba­do se pue­da ele­gir con otro mo­tor más po­ten­te (ha­bría que pro­bar­lo), lo más se­gu­ro es que re­sul­te ca­si más in­tere­san­te.

El con­su­mo me­dio 'real' se si­túa so­bre los 6,0 l/100 km

Lo que sí me­re­ce la pe­na, y mu­cho, son sus aca­ba­dos y su ter­mi­na­ción tan­to ex­te­rior co­mo in­te­rior. Los pa­ra­cho­ques son de­por­ti­vos y los re­tro­vi­so­res, así co­mo las ma­ne­ci­llas de las puer­tas, son del co­lor de la ca­rro­ce­ría. Y ya si le mon­tas los fa­ros full LED, por 590 eu­ros, o las llan­tas de nues­tra uni­dad, de 18 pul­ga­das por 350 eu­ros, ten­drás un Ibi­za muy mo­derno y tec­no­ló­gi­co.

En el in­te­rior, a sus cos­tu­ras ro­jas, su ta­pi­ce­ría ex­clu­si­va o los cro­ma­dos

en di­fe­ren­tes zo­nas, se le aña­de un de­por­ti­vo y bo­ni­to vo­lan­te mul­ti­fun­cio­nal en cue­ro, que le da mu­cho em­pa­que. Mo­der­na y or­de­na­da, ad­quie­re es­pe­cial pro­ta­go­nis­mo en la con­so­la cen­tral la pan­ta­lla cen­tral tác­til de cin­co pul­ga­das de se­rie, que tam­bién de­be­rías cam­biar por la de 8" con na­ve­ga­dor, por 810 eu­ros, por­que en un cock­pit pe­que­ño co­mo és­te luce mu­cho más. Al­gu­nos ele­men­tos de se­rie son las llan­tas de 17", con­trol de cru­ce­ro (adap­ta­ti­vo por 210 eu­ros), de­tec­tor de fa­ti­ga, asis­ten­te de arran­que en pen­dien­te... To­do en un ha­bi­tácu­lo más que su­fi­cien­te y ca­da día más agra­da­ble, pa­ra que sus ocu­pan­tes dis­fru­ten de un co­che muy, muy re­sul­tón...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.