Te con­ta­mos to­dos los se­cre­tos del Re­nault Symbioz, el co­che au­tó­no­mo del fu­tu­ro

El Re­nault Symbioz es el pri­mer pro­to­ti­po de co­che au­tó­no­mo que mues­tra có­mo se­rá el fu­tu­ro de ma­ne­ra em­pí­ri­ca. Al­gu­nos ya lo he­mos po­di­do com­pro­bar de pri­me­ra mano

Auto Bild - - SUMARIO - Re­nault Symbioz

CÓ­MO SE­RÁ LA MO­VI­LI­DAD AU­TÓ­NO­MA y, lo que se­gu­ra­men­te es mu­cho más im­por­tan­te: có­mo se­rá la vi­da a bor­do de los co­ches au­tó­no­mos. Re­nault ha he­cho un ejer­ci­cio his­tó­ri­co con el Symbioz en el que tra­ta de dar res­pues­ta a es­tas dos cues­tio­nes que, a su vez, van a pro­ta­go­ni­zar los cam­bios más im­por­tan­tes de la so­cie­dad en los pró­xi­mos 20 años.

Un equi­po de 20 per­so­nas ha tra­ba­ja­do du­ran­te 18 me­ses pa­ra in­te­grar to­das las tec­no­lo­gías dis­po­ni­bles den­tro del Gru­po Re­nault y de la mano de una im­por­tan­te lis­ta de so­cios tec­no­ló­gi­cos en es­te pro­to­ti­po 100% fun­cio­nal. Y, pa­ra de­mos­trar lo cer­ca que es­tá , du­ran­te dos se­ma­nas, nos han in­vi­ta­do a pe­rio­dis­tas de to­do el mun­do a su­bir­nos al Symbioz y pro­bar­lo, tam­bién en mo­do au­tó­no­mo, por una au­to­pis­ta de Fran­cia.

An­tes de se­guir, hay que pun­tua­li­zar que es­te co­che se en­cuen­tra en el ni­vel 4 de mo­vi­li­dad au­tó­no­ma, es de­cir, pue­de ir com­ple­ta­men­te so­lo en au­to­pis­ta y ba­jo de­ter­mi­na­das con­di­cio­nes. Así de­bo con­du­cir es­te vehícu­lo úni­co de mi­llo­nes de eu­ros por las ca­rre­te­ras co­mar­ca­les has­ta lle­gar al tra­mo de vía en el que las au­to­ri­da­des ga­las per­mi­ten usar­lo sin ma­nos.

El Symbioz se ma­ne­ja con agi­li­dad a pe­sar de sus 2.200 kg, gra­cias a equi­par el sis­te­ma 4Con­trol de Re­nault. Pa­ra em­pe­zar, es­te co­che de 4,9 m de lar­go y ca­si dos de an­cho es por fue­ra co­mo un Ta­lis­man 4.0 (por lo fu­tu­ris­ta; no por la ci­lin­dra­da) con al­gu­nos ras­gos cla­ros de aquel Mé­ga­ne de se­gun­da ge­ne­ra­ción. Pa­ra mí, es to­do un lo­gro del di­se­ño con­ser­var sus có­di­gos. En cuan­to las ca­rre­te­ras me­jo­ran, el lo­go del vo­lan­te se ilu­mi­na pa­ra in­di­car que ya es­tá lis­to el mo­do di­ná­mi­co. Al pul­sar­lo, el cha­sis del Re­nault ba­ja su al­tu­ra unos mi­lí­me­tros, su sus­pen­sión se ha­ce más du­ra y es­tán dis­po­ni­bles mu­chos de los 482 CV de los dos mo­to­res eléc­tri­cos. Es­te co­che tie­ne una con­fi­gu­ra­ción pro­pia y han de­ci­di­do ha­cer­lo trac­ción tra­se­ra, pe­ro no es que la po­ten­cia te parezca una bar­ba­ri­dad, tam­po­co esa era la idea, sino lo que vie­ne a con­ti­nua­ción.

Sa­lir a au­to­pis­ta y de­jar de con­du­cir

Al sa­lir a la au­to­pis­ta y de­tec­tar el co­che que se en­cuen­tra en un en­torno en el que re­ci­be in­for­ma­ción cons­tan­te des­de la in­fra­es­truc­tu­ra, el cua­dro cam­bia de as­pec­to pa­ra in­di­car­te que el mo­do au­tó­no­mo es­tá a pun­to. Es­te se en­cien­de apre­tan­do dos bo­to­nes a ca­da la­do del vo­lan­te; hay que ha­cer­lo a la vez y con fuer­za pa­ra evi­tar que se pon­ga en mar­cha ac­ci­den­tal­men­te.

Mu­chos man­dos del vehícu­lo tie­nen una ac­ti­va­ción pie­zo­eléc­tri­ca pa­ra aho­rrar pe­so y es­pa­cio; el in­te­rior es­tá fo­rra­do en una ma­de­ra tra­ta­da con lá­ser y nu­me­ro­sas pie­zas del Symbioz son de mag­ne­sio fun­di­do. He

aquí só­lo al­gu­nas de las otras in­no­va­cio­nes de es­te co­che de las que no ten­go de­ma­sia­do es­pa­cio pa­ra ha­blar.

Por re­que­ri­mien­to le­gal, en el asien­to del acom­pa­ñan­te hay un in­ge­nie­ro de Re­nault con dos joys­ticks que to­ma­rá los man­dos en cual­quier ins­tan­te si, por ejem­plo, el vien­to la­te­ral de 120 km/ h que hoy so­pla, ha­ce que al­gún sen­sor se des­man­de. Así, en­tre otras co­sas, du­ran­te es­ta prue­ba pue­do tum­bar­me y po­ner­me unas ga­fas de reali­dad vir­tual pa­ra ver có­mo es la ex­pe­rien­cia en la que Re­nault pien­sa. Bueno, más que Re­nault, Ubi­soft, el pro­vee­dor que en es­te apar­ta­do ha crea­do to­da una ex­pe­rien­cia vir­tual acom­pa­sa­da con los mo­vi­mien­tos y ve­lo­ci­dad del co­che, pa­ra no so­bre­sal­tar a un más que po­si­ble­men­te dis­traí­do con­duc­tor.

Es só­lo una de­mos­tra­ción, no sé si to­dos ire­mos así den­tro de 20 años en nues­tros co­ches, pe­ro es una de las mu­chas co­sas que po­drán ha­cer­se, eso es evi­den­te. Tam­bién se po­drán ver pe­lí­cu­las en el dis­play cen­tral OLED que, uni­do a un bru­tal equi­po de so­ni­do de De­via­let, ofre­ce una sen­sa­ción de in­mer­sión qui­zá in­clu­so me­jor que la que mu­chos dis­fru­tan en el sa­lón de ca­sa.

Si quie­res un via­je más so­se­ga­do, el sis­te­ma ope­ra­ti­vo de LG te ofre­ce in­for­ma­ción tu­rís­ti­ca de los lu­ga­res por los que atra­vie­sa tu ru­ta, con su­ge­ren­cias de pa­ra­das, y siem­pre tie­ne en cuen­ta en to­das sus pro­pues­tas el tiem­po de con­duc­ción au­tó­no­ma del que dis­pon­drás, por si quie­res ver una se­rie, tra­ba­jar, dor­mir...

Pe­ro el quid de la cues­tión es cuán­do es­ta­rá lis­to to­do es­to. Es evi­den­te que, pa­ra Re­nault, si ha­ce fal­ta, ma­ña­na. Sin em­bar­go, ¿y las in­fra­es­truc­tu­ras? Por eso ha re­sul­ta­do es­pe­cial­men­te útil que a la pre­sen­ta­ción asis­tie­ran tam­bién To­mTom y Aber­tis, pro­vee­do­res uno de los ma­pas en 3D-HD ne­ce­sa­rios pa­ra la na­ve­ga­ción au­tó­no­ma y otro, del sis­te­ma de co­mu­ni­ca­ción con las ca­rre­te­ras. Si es por es­tas dos em­pre­sas, ma­ña­na tam­bién po­drías con­du­cir un co­che au­tó­no­mo. Vi­cen­te Cano

Re­nault si­gue bus­can­do so­cios pa­ra desa­rro­llar un ma­yor nú­me­ro de so­lu­cio­nes

Una po­si­bi­li­dad cuan­do no ten­gas que con­du­cir se­rá sen­tar­te a dis­fru­tar de una pe­lí­cu­la ¿en reali­dad vir­tual?

Al po­ner­te la ga­fas de reali­dad vir­tual, Ubi­soft te ofre­ce una ex­pe­rien­cia oní­ri­ca, pe­ro acom­pa­sa­da con la ve­lo­ci­dad y mo­vi­mien­tos del Symbioz El HMI desa­rro­lla­do por LG ofre­ce una se­rie de uti­li­da­des crea­das pa­ra dis­fru­tar de la vi­da a bor­do

Un in­te­rior ul­tra­mo­derno, pe­ro fo­rra­do con 2 mm de ca­pa de ma­de­ra Los al­ta­vo­ces de De­via­let usan la ca­rro­ce­ría co­mo ca­ja de re­so­nan­cia y el so­ni­do es bru­tal Cá­ma­ras en lu­gar de re­tro­vi­so­res:

cues­ta acos­trum­brar­se

En la ex­pe­rien­cia pu­de atra­ve­sar es­te

pea­je en mo­do 100% au­tó­no­mo

El Symbioz es fu­tu­ris­ta, pe­ro sin pa­sar­se. Tie­ne in­clu­so, de he­cho, un ai­re a aquel Mé­ga­ne II he­cho en ma­sa que to­da­vía ves por to­das par­tes

Re­pre­sen­ta­ción de có­mo el Symbioz es ca­paz de efec­tuar ade­lan­ta­mien­tos cuan­do el co­che pre­ce­den­te va más len­to To­mTom ya tie­ne 400.000 km de au­to­pis­tas ma­pea­das en 3D de al­ta re­so­lu­ción co­mo el que se re­pre­sen­ta en la ima­gen de la de­re­cha Ca­si to­do en el co­che pue­de con­tro­lar­se des­de el mó­vil, aun­que co­mo el Symbioz es ni­vel 4, no po­drás ha­cer que ven­ga él so­lo de for­ma au­tó­no­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.