RENAULT ZOE e-SPORT CON­CEPT

Eléc­tri­co 460 CV 640 Nm 210 km/h De 0 a 100 km/h en 3,2 se­gun­dos

Autofacil - - MANO A MANO - Tex­to: Eduar­do Alon­so Fo­tos: Jot­xo

CO­GE DOS FÓR­MU­LA E CO­MO EL QUE ACA­BAS DE VER EN PÁ­GI­NAS AN­TE­RIO­RES, EX­TRAE SUS DOS MO­TO­RES, E IMPLÁNTALOS EN UN ZOE. ES LA LO­CU­RA QUE SE LE OCU­RRIÓ A RENAULT.

Tie­ne as­pec­to de ZOE pe­ro, en reali­dad, se tra­ta de un pro­to­ti­po cons­trui­do so­bre un cha­sis tu­bu­lar de com­pe­ti­ción. ¿Su ob­je­ti­vo? "De­mos­trar que los de­por­ti­vos eléc­tri­cos tie­nen ca­bi­da en un fu­tu­ro", tal y co­mo nos cuen­ta Ale­xan­dre Ber­nard, je­fe de pro­yec­to del ZOE e-Sport. Y he­mos ve­ni­do al cir­cui­to de Dreux, en Fran­cia, pa­ra pi­lo­tar­lo. Los pro­pios in­ge­nie­ros de Renault lo ca­li­fi­can co­mo una "fu­sión en­tre un ZOE es­tán­dar y un Fór­mu­la E". Sin em­bar­go, no es exac­ta­men­te así, ya que si bien sí adap­ta ele­men­tos del mo­no­pla­za de la es­cu­de­ría Renault e.dams, del ZOE de ca­lle só­lo co­ge pres­ta­do su as­pec­to ex­te­rior. Su ca­rro­ce­ría de fi­bra de car­bono ocul­ta una con­fi­gu­ra­ción muy par­ti­cu­lar: dos mo­to­res –uno de­lan­te y otro de­trás– y dos baterías –de­lan­te y tras los asien­tos–. El mo­tor de un Fór­mu­la E desa­rro­lla 270 CV, sin em­bar­go, en el ZOE e-Sport se re­du­ce a 230 CV, de ma­ne­ra que la po­ten­cia con­jun­ta de es­te 'sú­per ZOE' es de 460 CV. Las pres­ta­cio­nes son sen­sa­cio­na­les: ace­le­ra de 0 a 100 km/h en 3,2 se­gun­dos y al­can­za sus 210 km/h de ve­lo­ci­dad má­xi­ma en 10 se­gun­dos.

Mien­tras me pon­go el mono de pi­lo­to, ob­ser­vo la im­pre­sio­nan­te ca­rro­ce­ría del ZOE: en­san­cha­da, pin­ta­da con los co­lo­res de Renault e.dams, y ata­via­da con un ale­rón y un di­fu­sor. Den­tro, hay un par de ba­quets Re­ca­ro, una jau­la an­ti­vuel­co, un dis­play cen­tral... y po­co más.

Ar­ne­ses de se­gu­ri­dad... y a la pis­ta

La pri­me­ra sen­sa­ción en es­te ZOE es que to­do es­tá muy du­ro, pe­ro que trans­mi­te mu­cha pre­ci­sión: la di­rec­ción, la sus­pen­sión, los pe­da­les... Des­pués de una pri­me­ra vuel­ta co­mo to­ma de con­tac­to, acelero a fon­do en la rec­ta prin­ci­pal. El ZOE ga­na ve­lo­ci­dad de una for­ma muy vio­len­ta, aplas­tan­do mi cuer­po con­tra el asien­to. To­do en un ab­so­lu­to si­len­cio tan só­lo co­rrom­pi­do por un le­ve sil­bi­do pro­ce­den­te de los mo­to­res. Ade­más, no hay ca­ja de cam­bio –sí en los Fór­mu­la E– que se in­ter­pon­ga en la ace­le­ra­ción.

La fre­na­da es po­ten­tí­si­ma pe­ro, al ser un co­che de ca­rre­ras, no tie­ne ser­vo­freno, por lo que de­bes pi­sar el pe­dal con mu­cha fuer­za, aun­que eso be­ne­fi­cia que sea bas­tan­te fá­cil de do­si­fi­car. En cur­va, el eje de­lan­te­ro se sien­te muy 'su­je­to' al as­fal­to, mien­tras que el tra­se­ro mues­tra cier­ta ten­den­cia a des­li­zar, lo cual obli­ga co­rre­gir la tra­yec­to­ria cons­tan­te­men­te

con le­ves mo­vi­mien­tos de con­tra­vo­lan­te, aun­que es una ma­nio­bra muy in­tui­ti­va.

De nue­vo en rec­ta, al­can­zo 185 km/h an­tes de una nue­va fre­na­da que en­ca­ra una cur­va de 180º. Freno fuer­te, el eje tra­se­ro se des­es­ta­bi­li­za lo jus­to, y en­tro al gi­ro guian­do al vehícu­lo a tra­vés de la pre­ci­sa di­rec­ción. Aquí sa­le a la luz una de las ca­ren­cias: al sa­lir de los gi­ros más ce­rra­dos ace­le­ran­do, los neu­má­ti­cos de­lan­te­ros pier­den trac­ción con fa­ci­li­dad, aun­que eso no im­pi­de que el ZOE sal­ga ca­ta­pul­ta­do ha­cia la si­guien­te cur­va. En ge­ne­ral, es un co­che que se sien­te 'vi­vo' y que cam­bia de di­rec­ción con gran ra­pi­dez. Es­te ZOE pe­sa 1.385 kg, de los cua­les 450 kg co­rres­pon­den a las baterías, así que es un co­che li­ge­ro pa­ra ser eléc­tri­co.

Tras 11 vuel­tas, las baterías, de 40 kWh ca­da una, es­tán ca­si va­cías, así que de­bo vol­ver. Pa­re­ce ser que es­te ZOE no se­rá una reali­dad pe­ro, des­de lue­go, cua­li­da­des tie­ne pa­ra lle­gar a ser­lo.

¿LLE­GA­RÁ MÁS ALLÁ? En prin­ci­pio, el ZOE e-Sport no pa­sa­rá la fa­se de pro­to­ti­po. "Ca­si con to­da se­gu­ri­dad,te pue­do de­cir que el ZOE e-Sport no lle­ga­rá a com­pe­tir de ma­ne­ra ofi­cial, aun­que quién sa­be en un fu­tu­ro. Tam­po­co es­tá pre­vis­to, al me­nos de mo­men­to, que se fa­bri­quen más uni­da­des apar­te de es­ta", nos cuen­taA­le­xan­dre Ber­nard. Asi­mis­mo, no se cum­pli­rá el ru­mor de que po­dría con­ver­tir­se en el sa­fety car de la Fór­mu­la E.

1.- El es­tre­cho cock­pit al­ber­ga dos ba­quets Re­ca­ro. 2.- Ale­xan­dre nos ex­pli­ca al­gu­nos de­ta­lles so­bre la conducción del vehícu­lo. 3.- El po­ten­cial de los fre­nos AP Ra­cing es ne­ce­sa­rio a te­nor de las gran­des pres­ta­cio­nes del ZOE e-Sport.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.