LA ME­DI­DA DE UN SE­GUN­DO...

Autofacil - - TU OPINIÓN - JUAN JO­SÉ SÁNCHEZ TI­RA­DO (MA­DRID)

Es el tiem­po que tar­da un con­duc­tor ma­dri­le­ño en pi­tar­te cuan­do el semáforo se ha pues­to ver­de. Es­te di­cho no se me ha ocu­rri­do a mí, y más bien se tra­ta de una fra­se po­pu­lar que, des­gra­cia­da­men­te, es ver­dad. El re­sul­ta­do es que Ma­drid de­be ser de las ciu­da­des más rui­do­sas de Es­pa­ña, que es tan­to como de­cir de to­do el mun­do desa­rro­lla­do.

Y es que, se­gún mi ex­pe­rien­cia -aun­que qui­zá es­ta idea pue­da ser apli­ca­ble a to­das las gran­des ciu­da­des es­pa­ño­las-, en la ca­pi­tal pre­do­mi­nan dos ti­pos de con­duc­to­res so­bre to­dos los de­más: 1.- El 'dis­traí­do', que apro­ve­cha cual­quier pa­ra­da pa­ra eva­dir­se a su 'uni­ver­so pa­ra­le­lo' y só­lo re­gre­sa a es­ta di­men­sión cuan­do el semáforo se po­ne ám­bar... de for­ma que só­lo da tiem­po a que pa­se un co­che: el su­yo. 2.- El 'im­pa­cien­te', que pien­sa que las ca­lles se han he­cho ex­pre­sa­men­te pa­ra que cir­cu­le ex­clu­si­va­men­te su vehícu­lo, mien­tras que los de­más au­to­mó­vi­les tie­nen un úni­co ob­je­ti­vo: fas­ti­diar­le. Por eso, es­te con­duc­tor re­cu­rre al cla­xon a la me­nor opor­tu­ni­dad y su pi­ta­da es in­sis­ten­te. Es más, a ve­ces se en­cuen­tran dos con­duc­to­res de la ti­po­lo­gía 'im­pa­cien­tes' y se en­fras­can en una dis­cu­sión mo­no­cor­de que se va per­dien­do en la le­ja­nía se­gún nos ale­ja­mos de ellos.

Da­da es­ta par­ti­cu­lar cla­si­fi­ca­ción -con la que, creo, mu­chos lec­to­res es­ta­rán de acuer­do-, a los con­duc­to­res 'dis­traí­dos' les ro­ga­ría que pres­ta­ran aten­ción, ya que con­du­cir exi­ge los cin­co sen­ti­dos. Que es­pe­ren a lle­gar al tra­ba­jo o a su ca­sa pa­ra eva­dir­se y que, como di­cen los cas­ti­zos, “es­pa­bi­la, que es­ta­mos en Ma­drid”. Mien­tras tan­to, a los con­duc­to­res 'im­pa­cien­tes' les pe­di­ría que, si tie­nen que pi­tar, lo ha­gan con un to­que cor­to: es su­fi­cien­te. Y si lo que ne­ce­si­tan es prac­ti­car, que va­yan a El Cai­ro -Egip­to-: allí, los con­duc­to­res han crea­do un len­gua­je a ba­se de to­ques cor­tos de cla­xon y na­die se en­fa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.