En­cru­ci­ja­da pa­ra el co­che eléc­tri­co en Fránc­fort

AutoRevista - - Carta Del Director -

El control de las es me ir­seioxnt re esm­ded Ca O men­te de­be 2 ri­gu­ro­so a lo lar­go de to­do el ci­clo por­que, de no ser así, el automóvil no cum­pli­ría sus com­pro­mi­sos me­dioam­bien­ta­les

Jun­to a su prin­ci­pal fun­ción de ex­hi­bir las prin­ci­pa­les pro­pues­tas de los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les (aun­que la mues­tra ale­ma­na tu­vo al­gu­nas au­sen­cias sen­si­bles), el Sa­lón de Fránc­fort, ce­le­bra­do del 12 al 24 de sep­tiem­bre, aco­gió a una nu­tri­da re­pre­sen­ta­ción de los gran­des pro­vee­do­res de sis­te­mas y com­po­nen­tes. Al­gu­nos de ellos co­mo Bor­gWar­ner o Schaef­fler de­ja­ron cla­ro que la ve­lo­ci­dad de im­plan­ta­ción del vehícu­lo eléc­tri­co aún re­sul­ta una in­cóg­ni­ta y su con­di­ción de op­ción me­nos con­ta­mi­nan­te de­pen­de­rá mu­cho del ori­gen de la ener­gía. Des­de Schaef­fler trans­mi­tie­ron con ro­tun­di­dad la ne­ce­si­dad de es­ta­ble­cer lo que que po­dría lla­mar­se un círcu­lo vir­tuo­so de la ge­ne­ra­ción y apli­ca­ción de la ener­gía eléc­tri­ca. En es­te sen­ti­do, el control de las emi­sio­nes de CO2 de­be ser ex­tre­me­da­men­te ri­gu­ro­so a lo lar­go de to­do el ci­clo por­que, de no ser así, el automóvil no cum­pli­ría sus com­pro­mi­sos me­dioam­bien­ta­les, con in­de­pen­den­cia de las di­fe­ren­tes le­gis­la­cio­nes exis­ten­tes en el mun­do. La gran es­pe­ran­za de desa­rro­llo del vehícu­lo eléc­tri­co si­gue sien­do Chi­na, de la que se va­ti­ci­na que po­dría re­gis­trar unas ven­tas de dos mi­llo­nes de uni­da­des de au­to­mó­vi­les con ese ti­po de pro­pul­sión en 2020. Des­de el pun­to de vis­ta de fa­bri­ca­ción, que el gi­gan­te asiá­ti­co es­tá fo­men­tan­do en gran me­di­da, tam­bién pue­den ge­ne­rar­se in­tere­san­te po­si­bi­li­da­des. No obs­tan­te, abun­dan­do en la te­sis de sos­te­ni­bi­li­dad to­tal, ha­brá que ver có­mo se ob­tie­ne la ener­gía eléc­tri­ca en Chi­na y có­mo va ser el des­plie­gue de in­fra­es­truc­tu­ras de abas­te­ci­mien­to, que es otro de los gran­des que­bra­de­ros de ca­be­za tam­bién en Eu­ro­pa. Por otro la­do, y aten­dien­do a la vi­sión de em­pre­sas co­mo Bor­gWar­ner, a pe­sar del em­pu­je y del alu­vión de no­ve­da­des hí­bri­das, hí­bri­das en­chu­fa­bles y eléc­tri­cas de di­ver­sos cons­truc­to­res, el mo­tor de com­bus­tión in­ter­na aún se per­fi­la co­mo la op­ción más ha­bi­tual. En los úl­ti­mos años se ha pues­to en te­la de jui­cio al dié­sel, pe­ro lo cier­to es que los con­ti­nuos avan­ces de re­duc­ción de emi­sio­nes tan­to en ese com­bus­ti­ble y su ges­tión co­mo en el de ga­so­li­na, si­guen co­lo­can­do al mo­tor de com­bus­tión in­ter­na en una po­si­ción de pre­do­mi­nio. El vehícu­lo eléc­tri­co si­gue de­pen­dien­do de la acep­ta­ción por par­te de un por­cen­ta­je de con­su­mi­do­res lo su­fi­cien­te ele­va­do pa­ra jus­ti­fi­car vo­lú­me­nes de fa­bri­ca­ción de es­te ti­po de vehícu­los. Los ex­per­tos de los fa­bri­can­tes de sis­te­mas y com­po­nen­tes tam­bién coin­ci­den en que el desa­rro­llo se­rá di­fe­ren­te de­pen­dien­do de re­gio­nes e in­clu­so de paí­ses. Lo cier­to es que la com­bi­na­ción de las di­fe­ren­tes va­rian­tes de pro­pul­sión se­gui­rá sien­do una cons­tan­te al me­nos du­ran­te los pró­xi­mos 20 años. La elec­tri­fi­ca­ción se­gui­rá desa­rro­llán­do­se a un rit­mo que aún es di­fí­cil pre­ci­sar de for­ma glo­bal, pe­ro, en cual­quier ca­so, a di­fe­ren­tes ve­lo­ci­da­des en las prin­ci­pa­les re­gio­nes del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.