BE­LLE­ZA Y EQUI­LI­BRIO DE LA CA­BE­ZA A LOS PIES

BeautyProf - - MARCAS CON HISTORIA -

Ca­si un si­glo ofre­cien­do bie­nes­tar y fe­li­ci­dad a la mu­jer Re­co­no­ci­da co­mo una de las pio­ne­ras de la cos­mé­ti­ca y pre­cur­so­ra de la be­lle­za na­tu­ral, la Dra. Na­dia Pa­yot creó en 1920 una mar­ca cos­mé­ti­ca pa­ri­si­na pe­ro con un au­ra in­ter­na­cio­nal. Una fi­lo­so­fía de be­lle­za ba­sa­da en una for­mu­la­ción ra­zo­na­da y la sen­so­ria­li­dad que se plas­man en sus más de 150 pro­duc­tos de cui­da­do de la piel.

pun­to de ce­le­brar su

100º aniver­sa­rio, la mar­ca de cos­mé­ti­ca Pa­yot cuen­ta con una his­to­ria ín­ti­ma­men­te li­ga­da a la vi­da y el le­ga­do de su fun­da­do­ra, la pio­ne­ra y re­vo­lu­cio­na­ria Dra. Na­dia Pa­yot. Im­pli­ca­da en la independencia de las mu­je­res, Na­dia Pa­yot po­ne rá­pi­da­men­te de ma­ni­fies­to su vo­lun­tad de apli­car sus co­no­ci­mien­tos ex­per­tos, cien­tí­fi­cos y de her­bo­ris­te­ría en los tra­ta­mien­tos que desa­rro­lla.

El fun­da­dor y di­rec­tor de Co­pa Cos­me­tics -dis­tri­bui­dor ex­clu­si­vo de Pa­yot en Es­pa­ña y An­do­rra-, Juan Co­ro­mi­nas, nos ex­pli­ca que un en­cuen­tro de­ci­si­vo con la exi­mia bai­la­ri­na An­na Pa­vlo­va da­rá un vuel­co a su vi­sión de be­lle­za y asen­ta­rá los prin­ci­pios bá­si­cos de su mar­ca, ade­más de ser la ins­pi­ra­ción pa­ra la for­ma fí­si­ca de sus pro­duc­tos. “Du­ran­te su eta­pa en Nue­va York, des­cu­brió el fas­ci­nan­te mun­do de los ins­ti­tu­tos de be­lle­za, y en ellos, una opor­tu­ni­dad fan­tás­ti­ca pa­ra pro­por­cio­nar bie­nes­tar y fe­li­ci­dad a to­das las mu­je­res. La ciu­dad de los ras­ca­cie­los fue tam­bién el es­ce­na­rio pa­ra un en­cuen­tro que le cam­bia­ría la vi­da y que abrió el ca­mino pa­ra la crea­ción de la mar­ca: la amis­tad con la afa­ma­da pri­me­ra bai­la­ri­na ru­sa An­na Pa­vlo­va”, in­di­ca Co­ro­mi­nas. Al ha­cer una eva­lua­ción

ATex­to: A. Do­mín­guez / Fo­tos: Pa­yot

Pa­yot cuen­ta con una his­to­ria ín­ti­ma­men­te li­ga­da a la vi­da y el le­ga­do de su fun­da­do­ra, la pio­ne­ra y re­vo­lu­cio­na­ria Dra. Na­dia Pa­yot

es­té­ti­ca de la bai­la­ri­na, la Dra. Pa­yot ob­ser­vó que su cuer­po es­cul­tu­ral pre­sen­ta­ba en cla­ro des­ajus­te con la fla­ci­dez y arru­gas que pre­sen­ta­ba su ros­tro. Si un cuer­po es­cul­pi­do por el ejer­ci­cio pue­de man­te­ner­se jo­ven y per­fec­ta­men­te es­cul­pi­do, ¿por qué no po­dría de­cir­se lo mis­mo pa­ra un ros­tro?

El com­pro­mi­so de Pa­yot se man­tie­ne in­tac­to des­de sus ini­cios has­ta el día de hoy: pro­por­cio­nar el me­jor de los tra­ta­mien­tos pa­ra un re­sul­ta­do vi­si­ble y efi­caz. Ba­jo es­te re­zo, la Dra. Pa­yot, pu­so to­das sus com­pe­ten­cias mé­di­cas al ser­vi­cio de la be­lle­za y el bie­nes­tar de las mu­je­res, in­ten­tan­do al­can­zar el equi­li­brio en­tre cuer­po/ros­tro y es­pí­ri­tu.

Pa­ra su fun­da­do­ra y, por en­de, co­mo fi­lo­so­fía de mar­ca, la be­lle­za no es una cues­tión de di­ne­ro, sino de ri­gor, mé­to­do y cons­tan­cia; la mu­jer ne­ce­si­ta só­lo tres cui­da­dos bá­si­cos pa­ra man­te­ner­se her­mo­sa: lim­piar, hi­dra­tar y nu­trir la piel con pro­duc­tos de ca­li­dad. “Pa­yot per­mi­te que las mu­je­res que bus­can un au­tén­ti­co lu­jo vi­van to­da una ex­pe­rien­cia, la de una piel be­lla y jo­vial. La mar­ca acom­pa­ña a las mu­je­res de una ge­ne­ra­ción a otra, en ca­da mo­men­to de su vi­da”, apun­ta Co­ro­mi­nas. Res­pec­to a los as­pec­tos di­fe­ren­cia­do­res de la mar­ca, Co­ro­mi­nas ex­pli­ca que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.