Mar­ga­ri­ta, fung­hi, cal­zo­ne, a tu gus­to... La te pro­po­ne co­ci­nar en la bar­ba­coa uno de los pla­tos más fa­mo­sos del mun­do: la piz­za

GRILL ACADEMY

Beef! - - Para Bramar -

To­do el mun­do tie­ne su piz­za favorita. Pe­ro, in­de­pen­dien­te­men­te de cuál sea la tu­ya, lo más im­por­tan­te es que siem­pre que­de cru­jien­te. Con una bar­ba­coa WE­BER® con­se­gui­rás que la piz­za te que­de co­mo si fue­ras un au­tén­ti­co piz­zaio­lo ita­liano, gra­cias a que al co­ci­nar con la ta­pa ba­ja­da, la bar­ba­coa ac­túa igual que un horno. Tam­bién ayu­da, por su­pues­to, la piedra pa­ra piz­za. Co­lo­cán­do­la en la pa­rri­lla con­se­gui­rás una coc­ción idén­ti­ca a la de un horno de piedra.

WE­BER® dis­po­ne de la piedra pa­ra piz­za GBS, un ac­ce­so­rio in­creí­ble que te per­mi­ti­rá co­ci­nar, ade­más de piz­za, pa­nes, pas­te­les, tar­tas y mu­chas re­ce­tas que se pue­den ha­cer en el horno.

Cua­tro pro­duc­tos son im­pres­cin­di­bles pa­ra lo­grar una au­tén­ti­ca piz­za ita­lia­na:

Hay que uti­li­zar el de me­jor ca­li­dad que en­cuen­tres y, a ser po­si­ble, con ni­ve­les de aci­dez ba­jos. Sa­zó­na­los li­ge­ra­men­te y re­dú­ce­los a una pas­ta con las ma­nos pa­ra que no que­den ni muy fi­nos ni muy grue­sos.

La ha­ri­na de tri­go es ideal pa­ra la piz­za: tie­ne fuer­za me­dia y un buen equi­li­brio en­tre glu­ten y al­mi­dón. Así la ma­sa que­da li­ge­ra y cre­ce per­fec­ta­men­te.

La va­rie­dad fior­di­lat­te cor­ta­da a ro­da­jas es ideal pa­ra con­se­guir que no se hu­me­dez­ca la ba­se de la piz­za.

Bien fres­ca te apor­ta­rá ese to­que de sa­bor que tan­to apre­cias en una bue­na piz­za. PA­RA TO­DO TI­PO DE BAR­BA­COAS La nue­va piedra re­don­da pa­ra piz­zas GBS de WE­BER® se adap­ta per­fec­ta­men­te a to­das las bar­ba­coas de car­bón gra­cias a su diá­me­tro de 36,5 cm. Es­to te per­mi­ti­rá pre­pa­rar to­do ti­po de pa­nes y tor­tas, así co­mo de­li­cio­sas tar­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.