Mer­ce­des Cla­se G.

Al fin un nue­vo Cla­se G.

Car and Driver (Spain) - - ESTE MES - J. M.

El tér­mino Sport Uti­lity Vehi­cle tie­ne un re­pre­sen­tan­te des­de ha­ce ca­si me­dio si­glo. Cla­ro que en aque­lla épo­ca la S se re­fe­ría a un ti­po de con­cep­to que na­da te­nía que ver con la ve­lo­ci­dad y sí con la ca­pa­ci­dad de ir por cual­quier ti­po de te­rreno. Ha­bla­mos del Mer­ce­des Cla­se G, un vehícu­lo que ha cam­bia­do por com­ple­to pa­ra se­guir sien­do él mis­mo.

Más y me­jor

No­so­tros he­mos te­ni­do la opor­tu­ni­dad de pro­bar­lo al sud­es­te de Fran­cia, en unos re­co­rri­dos que han mez­cla­do tan­to te­rre­nos abrup­tos co­mo ca­rre­te­ras se­cun­da­rias de pri­mer ni­vel. Y el re­sul­ta­do no ha po­di­do ser más po­si­ti­vo. Lo que an­tes po­día su­po­ner un su­pli­cio, aho­ra se ha con­ver­ti­do en su ma­yor vir­tud. Des­ta­ca, por ejem­plo, su com­por­ta­mien­to en ca­rre­te­ra. Con el an­ti­guo Cla­se G, ir­te por un tra­mo de cur­vas po­día ser ma­yor desafío que es­ca­lar una mon­ta­ña; sin em­bar­go, en es­ta ge­ne­ra­ción no es así. To­do se lo de­be­mos a su nue­vo y ro­bus­to cha­sis y a su me­jo­ra­do sis­te­ma de sus­pen­sión, en el que he­mos pa­sa­do de un eje rí­gi­do en el tren de­lan­te­ro a una sus­pen­sión in­de­pen­dien­te. El tra­se­ro si­gue sien­do rí­gi­do pe­ro, aho­ra, es­tá an­cla­do al bas­ti­dor con cua­tro bra­zos a ca­da la­do y una ba­rra Pan­hard. La agi­li­dad es otro pun­to que ha me­jo­ra­do con cre­ces. Por ejem­plo, se ha de­ja­do de la­do la an­ti­cua­da di­rec­ción de bo­las y se ha apos­ta­do por una de cre­ma­lle­ra afi­na­da, co­mo el res­to del vehícu­lo, por AMG. Ade­más gra­cias a su cons­truc­ción li­ge­ra se han re­ba­ja­do 170 ki­los. Es­to, uni­do a unos mo­to­res po­ten­tes, ha­ce que po­ner­se a sus man­dos sea una go­za­da.

Tam­po­co po­de­mos ol­vi­dar su in­te­rior. És­te ha si­do ac­tua­li­za­do al si­glo XXI y cuen­ta con las mis­mas so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas que sus her­ma­nos pe­que­ños. Pan­ta­lla tác­til, asien­tos de cue­ro… y un sin­fín de op­cio­nes. Ade­más, gra­cias al G-mo­de, el pro­gra­ma desa­rro­lla­do pa­ra el 4x4 de es­ta Cla­se G, sus cua­li­da­des off road si­guen in­tac­tas pu­dien­do es­ca­lar una la­de­ra sin ape­nas in­mu­tar­nos.

MER­CE­DES CLA­SE G DES­DE 127.450 € YA LA VEN­TA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.