GP MI­GUEL INDURAIN

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO -

El Ba­la reinó en el ho­me­na­je a Echa­va­rri.

Sen­ta­do en la si­lla de la car­pa que cu­bre la cá­ma­ra de te­le­vi­sión que ofre­ce las en­tre­vis­tas con los pro­ta­go­nis­tas de la ca­rre­ra, Ga­ri Bra­vo es­pe­ra su turno pa­ra res­pon­der pre­gun­tas. El gui­puz­coano del Eus­ka­di-Mu­rias es­tá ro­jo co­mo un to­ma­te. Del so­fo­cón. Aca­ba de ter­mi­nar 11º en es­te frío, so­lea­do y llu­vio­so -sí, to­do a la vez- GP Mi­guel Indurain y ca­si no se tie­ne en pie. A unos cen­tí­me­tros, quien es­pe­ra a que le den pa­so pa­ra su en­tre­vis­ta es Ale­jan­dro Val­ver­de, el ga­na­dor. De pie, son­rien­te, tran­qui­lo. Co­mo si no hu­bie­ra dispu­tado una ca­rre­ra de ca­si 200 ki­ló­me­tros, va­ya. Co­mo si ese frío he­la­dor y ese vien­to que co­rre por Es­te­lla no le afec­ta­se. Ga­ri, con su na­tu­ral es­pon­ta­nei­dad, alar­ga el bra­zo -le cues­ta ho­rro­res- y to­ca la pier­na de Val­ver­de pa­ra lla­mar su aten­ción. "Ey Ale­jan­dro, ¡en­ho­ra­bue­na! -le di­ce-. ¡Una más, ¿eh?!". Y el mur­ciano le mi­ra y son­ríe co­mo di­cien­do: ¿y qué le voy a ha­cer yo? Qué le va a ha­cer él si es tre­men­da­men­te su­pe­rior. Enor­me pa­trón. Ni Val­ver­de ni to­do el Movistar su­frie­ron un ápi­ce de cri­sis en es­te GP Mi­guel Indurain que vol­vió a sus orí­ge­nes, con la me­ta en la rec­ta lla­na de la Ave­ni­da In­ma­cu­la­da de Es­te­lla. La eli­mi­na­ción de la subida fi nal al Puy pa­re­cía abrir el aba­ni­co a po­si­bles sor­pre­sas en un hi­po­té­ti­co sprint, pe­ro el equi­po de Eu­se­bio Un­zué echó aba­jo pron­to cual­quier pe­que­ña es­pe­ran­za. Con un do­mi­nio y un con­trol ab­so­lu­to de una ca­rre­ra, la de ca­sa, que les cos­tó do­mar, pe­ro a la que ya tie­nen co­gi­da la me­di­da.

CON­TROL DEL MOVISTAR

El equi­po te­le­fó­ni­co mar­có el pa­so des­de el ini­cio de la prue­ba, de­jan­do ha­cer a una fu­ga nu­me­ro­sa. Jack Haig (Mit­chel­ton-Scott), Ós­car Ro­drí­guez (Eus­ka­di-Mu­rias), Die­go Pa­blo Se­vi­lla (Po­lar­tec-Ko­me­ta), Joa­quim Sil­va (Ca­ja Ru­ral-Se­gu­ros RGA), Dani Ló­pez (Bur­gos BH), Jon An­der In­saus­ti (Fun­da­ción Eus­ka­di), Ar­tem Sa­mo­len­kov (Lo­kosp­hinx) y Ni­ko­lay Mihay­lov (Del­ko Mar­sei­lle) pro­ta­go­ni­za­ron la es­ca­pa­da has­ta que en el Al­to de Guir­gui­llano, a 65 km pa­ra la me­ta, Haig se mar­chó en so­li­ta­rio. Fue su­fi cien­te mo­ti­vo pa­ra que Movistar Team en­cen­die­ra la ca­rre­ra y pu­sie­ra rit­mo de ver­dad pa­ra ca­zar al res­to de fu­ga­dos. El ex­ce­len­te tra­ba­jo de An­drey Ama­dor y de un su­bli­me Car­los Be­tan­cur de­jó la ca­rre­ra re­du­ci­da a vein­te hom­bres, cua­tro del Movistar, pues ade­más de los dos la­ti­noa­me­ri­ca­nos es­ta­ban tam­bién Marc So­ler y Ale­jan­dro Val­ver­de. Jun­to a ellos, Il­nur Za­ka­rin, Si­mon Spi­lak, Li­lian Cal­me­ja­ne, Eduard Pra­des... no fal­ta­ba nin­guno de los gran­des nom­bres. La pri­me­ra ba­za que sol­tó a vo­lar Movistar Team fue Car­los Be­tan­cur. El co­lom­biano se mar­chó en so­li­ta­rio en los úl­ti­mos 20 ki­ló­me­tros. Era la tác­ti­ca per­fec­ta pa­ra el equi­po, que se la­va­ba las ma­nos por de­trás sin ne­ce­si­dad de ha­cer mo­vi­mien­to al­guno.

Cal­me­ja­ne no pu­do con sus ner­vios y lo pro­bó, igual que Spi­lak. Por de­trás, Ama­dor se­can­do los ata­ques y Val­ver­de y So­ler en la re­ta­guar­dia es­pe­ra­ban su mo­men­to. Lle­gó en Eraul. Val­ver­de no es­pe­ró más pa­ra lan­zar su ata­que de­ci­si­vo, al que só­lo pu­do se­guir un bri­llan­te Car­los Ve­ro­na. Jun­tos, con to­do el pe­so de la ca­rre­ra pa­ra el mur­ciano, hi­cie­ron hue­co y en Mu­ru, a po­co más de cin­co ki­ló­me­tros pa­ra el fi nal, Val­ver­de ases­tó el gol­pe de­fi ni­ti­vo. "He ata­ca­do en Mu­ru pa­ra no to­mar ries­gos en la úl­ti­ma ba­ja­da, que era muy pe­li­gro­sa". Ve­ro­na no pu­do re­sis­tir y na­die más lo

vio has­ta la lí­nea de me­ta, don­de fi rmó su se­gun­do triun­fo en el GP Mi­guel Indurain y el no­veno de la tem­po­ra­da de los 12 que has­ta Es­te­lla tra­jo Movistar Team. Más del 75% de las vic­to­rias del equi­po lle­van el nom­bre de Ale­jan­dro Val­ver­de. La Ba­la con el ins­tin­to más ase­sino del pe­lo­tón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.