GANTE˜WEVELGEM

El vi­gen­te cam­peón del mun­do ven­ció sin ape­nas opo­si­ción la Gante-Wevelgem, prue­ba que el es­lo­va­co del Bo­ra-Hans­grohe ya ha do­mi­na­do de ca­si to­das las maneras po­si­bles.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO -

Ter­cer éxi­to de Sa­gan en su ci­ta ta­lis­mán.

Nin­gu­na clá­si­ca pri­ma­ve­ral del World Tour se adap­ta a Pe­ter Sa­gan co­mo la Gante-Wevelgem. La re­cien­te­men­te subtitulada Ca­rre­ra en los Cam­pos de

Flan­des vie­ne sien­do tes­ti­go en los úl­ti­mos años de dis­tin­tas ex­hi­bi­cio­nes del es­lo­va­co, sal­da­das has­ta el mo­men­to con tres vic­to­rias: una en so­li­ta­rio ha­ce cin­co; otra cul­mi­nan­do una es­ca­pa­da de cin­co in­te­gran­tes ha­ce dos; y la ter­ce­ra y úl­ti­ma, im­po­nién­do­se en es­te 2018 a una vein­te­na de co­rre­do­res en­tre los que se en­con­tra­ban sus prin­ci­pa­les ri­va­les de la es­pe­cia­li­dad y al­gún pri­mer es­pa­da de las lle­ga­das. “Sin du­da la más fá­cil -de­cla­ra­ba tras ven­cer en la

Va­nac­ke­res­traat-. La ca­rre­ra ha ido muy rá­pi­da, pe­ro las con­di­cio­nes eran idea­les. El vien­to no so­pla­ba co­mo pa­ra com­pli­car las co­sas des­pués del Kem­mel­berg. Otros años ha­bía­mos Tex­to Lorenzo Ci­prés Fo­tos Bet­ti­ni Photo su­fri­do mu­cho más con el aña­di­do de la llu­via”. Con seis po­si­cio­nes de po­dio tras es­te úl­ti­mo triun­fo, el ci­clis­ta del Bo­raHans­grohe ya es el me­jor en el pal­ma­rés his­tó­ri­co de la ca­rre­ra por en­ci­ma de Rik Van Looy y Ro­ger De Vlae­minck, le­yen­das con las que has­ta aho­ra em­pa­ta­ba.

BA­JO EL TI­MÓN DE LOS ROOM­POT

Tras un in­ten­to ini­cial por par­te de Alex Dow­sett, seis co­rre­do­res for­ma­rían la es­ca­pa­da lar­ga del día con el con­trol por de­trás a car­go de FDJ; se­rían Fri­son (Lot­to-Sou­dal), Go­nçal­ves (Ka­tus­ha), Gan­na (UAE), Du­quen­noy (Ve­ran­clas­sic) y los ho­lan­de­ses Van Schip y Van Goet­hem (Room­pot), sor­pre­sas agra­da­bles de la ca­rre­ra tras aguan­tar la mar­cha de los me­jo­res des­pués de ser neu­tra­li­za­dos y con­cluir res­pec­ti­va­men­te 12º y 19º. A Van Schip, do­ble me­da­lla de pla­ta en el úl­ti­mo Mun­dial de pis­ta ce­le­bra­do en su país en om­ni­um y pun­tua­ción, el re­sul­ta­do le de­jó in­clu­so in­sa­tis­fe­cho vis­to el desen­la­ce. “Me da ra­bia lo que me ha pa­sa­do. De­be­ría es­tar con­ten­to, pe­ro es­te fi­nal me iba ver­da­de­ra­men­te bien. Ro­da­ba a rue­da de Dé­ma­re cuan­do Van­marc­ke ha en­tra­do y jus­to ahí he fla­quea­do. Al fi­nal me pa­sa­ron por en­ci­ma unos cuan­tos”. Su tác­ti­ca y la de su com­pa­ñe­ro es­tu­vo cla­ra des­de el ini­cio. “Ir pa­san­do los ki­ló­me­tros y so­bre­vi­vir al Ba­na­nen­berg”, co­men­ta­ba a los me­dios de su país re­fi­rién­do­se con un hu­mo­rís­ti­co ga­za­po a la pe­núl­ti­ma co­ta, el Ba­nen­berg. El pa­so por los pri­me­ros mu­ros y los tres sec­to­res de tie­rra -los Plugs­treets re­cien­te­men­te in­tro­du­ci­dos re­cor­dan­do a los com­ba­tien­tes de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial caí­dos en la zo­na- ape­nas de­pa­ró no­ve­da­des. Al ro­dar de los fu­ga­dos le su­ce­dió cier­ta ini­cia­ti­va en el pe­lo­tón por par­te del equi­po BMC, que se sir­vió del fuer­te rit­mo de los sui­zos Küng y Schär pa­ra es­ti­rar la fi­la sin con­ti­nui­dad por par­te de otras for­ma­cio­nes. Con el re­gre­so del as­fal­to, su ofen­si­va ter­mi­nó di­suel­ta sin éxi­to. Un avan­za­di­lla de se­gun­dos es­pa­das, for­ma­da por Kirsch, Kuz­net­sov,

Ver­mo­te y Wa­llays, lo­gró an­ti­ci­par­se en la se­gun­da subida al Kem­mel­berg jun­to a los ho­lan­de­ses del Room­pot, úni­cos supervivientes del sex­te­to. Por su ci­ma pa­só pri­me­ro el lu­xem­bur­gués Kirsch, mien­tras que de­trás ata­ca­ba in­fruc­tuo­sa­men­te Phi­lip­pe Gil­bert y Gian­ni Mos­con se iba con­tra las va­llas mien­tras re­mon­ta­ba ha­cia la ca­be­za del gru­po. “Al­guno me ha em­pu­ja­do”, co­men­ta­ría el ita­liano del Sky, quien se de­jó allí to­das sus po­si­bi­li­da­des.

29 CON­TEN­DIEN­TES

Lo que no con­si­guie­ron las fuer­tes pen­dien­tes que con­du­cen al fa­mo­so án­gel del Mon­te Kem­mel, sí se pro­du­jo po­co des­pués en el es­tre­cho ca­mino por el que arran­ca el des­cen­so de es­ta co­li­na. El no­rue­go Ale­xan­der Kris­toff fue el pri­me­ro en per­der rue­da en la fi­la del gru­po prin­ci­pal y ya no po­dría al­can­zar­la pe­se al tra­ba­jo de sus com­pa­ñe­ros del UAE y de los As­ta­na, gran­des per­ju­di­ca­dos de una frac­tu­ra que de­ja­ría de­lan­te a vein­ti­nue­ve ci­clis­tas con la prác­ti­ca to­ta­li­dad de los fa­vo­ri­tos. Los úl­ti­mos ki­ló­me­tros es­tu­vie­ron mar­ca­dos por un fuer­te rit­mo que se­lec­cio­nó la com­po­si­ción del pe­lo­tón de­lan­te­ro por una sim­ple cues­tión de re­sis­ten­cia. Sep Van­marc­ke fue ilus­tra­ti­vo en me­ta cuan­do se re­fe­ría al sen­ti­mien­to ge­ne­ra­li­za­do en ca­be­za de ca­rre­ra. “He pre­gun­ta­do a mu­chos si iban a es­prin­tar o ata­car, pe­ro la res­pues­ta siem­pre era la mis­ma: no lo sé to­da­vía...”, co­men­ta­ba contrariado. Sa­gan lan­zó pron­to la lle­ga­da sin que Vi­via­ni -que llo­ró des­con­so­la­do al aca­bar- ni Dé­ma­re pu­die­sen ha­cer na­da por al­can­zar­le. “Una lle­ga­da siem­pre es un po­co lo­te­ría, pe­ro es­ta vez he te­ni­do suer­te al mo­ver­me y muy bue­nas pier­nas”. Gra­cias a sus tres triun­fos, un se­gun­do y dos ter­ce­ros acu­mu­la­dos en ocho ediciones des­de 2011, mo­ti­vos de so­bra tie­ne pa­ra sen­tir­se en Wevelgem co­mo en ca­sa. Eso de lo­te­rías, las jus­tas.

Gi­gan­tes sui­zos en los Com­pun­gi­do. Rup­tu­ra im­po­si­ble. Plugs­treets. Schär y Küng ace­le­ra­ron pa­ra el BMC en los sec­to­res de tie­rra. Elia Vi­via­ni, se­gun­do, no pu­do evi­tar de­rra­mar lá­gri­mas por la opor­tu­ni­dad per­di­da. Van­marc­ke, Tren­tin, Sty­bar, Wout...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.