LA CLI­MA­TI­ZA­CIÓN, PI­LAR ESEN­CIAL DE UNA CIU­DAD IN­TE­LI­GEN­TE

ClimaNoticias - - Editorial -

EE nten­de­mos que una ciu­dad in­te­li­gen­te lo es cuan­do el ca­pi­tal hu­mano, la in­ver­sión so­cial, sus co­mu­ni­ca­cio­nes y sus infraestructuras con­vi­ven y evo­lu­cio­nan de una for­ma sos­te­ni­ble gra­cias al uso de las más mo­der­nas tec­no­lo­gías y ofre­cien­do con to­do ello una me­jo­ra de la ca­li­dad de vi­da y una ges­tión sos­te­ni­ble de los re­cur­sos na­tu­ra­les. To­do ello, siem­pre a tra­vés de la bue­na ini­cia­ti­va de to­dos sus ha­bi­tan­tes. Así, el con­cep­to de smart

city de­be con­si­de­rar co­mo un to­do a la ciu­dad y cen­trar­se en el ciu­da­dano co­mo agen­te im­pres­cin­di­ble de la trans­for­ma­ción.

Pa­ra lo­grar­lo, las ciu­da­des mo­der­nas -ba­sa­das en infraestructuras efi­cien­tes de elec­tri­ci­dad, agua, gas, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, trans­por­te, ser­vi­cios de ur­gen­cia y se­gu­ri­dad, equi­pa­mien­tos pú­bli­cos...- de­ben orien­tar­se a me­jo­rar el con­fort de las per­so­nas, sien­do ca­da vez más efi­ca­ces y ofre­cien­do nue­vos ser­vi­cios de ca­li­dad con el má­xi­mo res­pe­to a to­das las cues­tio­nes am­bien­ta­les. De es­te mo­do, tie­nen que ofre­cer un con­jun­to de es­pa­cios que fa­ci­li­ten la in­ter­ac­ción del ciu­da­dano con los di­ver­sos ele­men­tos ins­ti­tu­cio­na­les, ur­ba­nos y tec­no­ló­gi­cos, ha­cien­do con ello que su día a día sea más fá­cil y ba­jo un en­torno ca­da vez más pre­ser­va­do.

En di­cho con­tex­to, es cla­ve con­se­guir que el ciu­da­dano sea par­tí­ci­pe y ac­túe co­mo pro­ta­go­nis­ta de di­cha trans­for­ma­ción, ya que sin su com­pro­mi­so no se­ría po­si­ble. En el mis­mo sen­ti­do es cru­cial el pa­pel de las em­pre­sas y su fir­me apues­ta por una fuer­te in­ver­sión en I+D+I di­ri­gi­da a desa­rro­llar so­lu­cio­nes en­fo­ca­das a ha­cer po­si­ble cum­plir en 2020 con las fir­mes exi­gen­cias mar­ca­das por Eu­ro­pa, en­ca­mi­na­das a re­du­cir las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro (GEI) en un 20%, aho­rrar el 20% del con­su­mo de ener­gía me­dian­te una ma­yor efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y pro­mo­ver las ener­gías re­no­va­bles has­ta el 20%.

Es­pe­cí­fi­ca­men­te en di­cha cues­tión las em­pre­sas del sec­tor de la cli­ma­ti­za­ción, co­mo os ve­ni­mos mos­tran­do en ca­da número de la re­vis­ta Cli­ma­no­ti­cias, es­tán participando en una ca­rre­ra de fon­do por ofre­cer los equi­pos más mo­der­nos en­ca­mi­na­dos a con­se­guir la ma­yor efi­cien­cia ener­gé­ti­ca po­si­ble ba­jo la pre­mi­sa del má­xi­mo res­pe­to por el me­dio am­bien­te. Sus so­lu­cio­nes son uno de los pi­la­res más im­por­tan­tes so­bre los que se asien­ta el con­cep­to de ciu­dad in­te­li­gen­te.

Se es­ti­ma que las ciu­da­des con­su­men el 75% de la ener­gía mun­dial y ge­ne­ran el 80% de los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, por lo que te­ne­mos aún mu­cha ta­rea por de­lan­te. Ade­más, se­gún la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das (ONU), en el año 2050 un 70% de la po­bla­ción mun­dial vi­vi­rá pre­ci­sa­men­te en nú­cleos ur­ba­nos... Por ello, los fa­bri­can­tes de equi­pos de cli­ma­ti­za­ción han to­ma­do car­tas en el asun­to y son uno de los cam­pos de ac­ti­vi­dad que más in­ver­sión des­ti­na pa­ra la bús­que­da de so­lu­cio­nes ca­da vez más efi­cien­tes ener­gé­ti­ca­men­te ha­blan­do y que el con­cep­to de ciu­dad in­te­li­gen­te se con­vier­ta en una reali­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.