Te In­tere­sa

Pa­pe­leo tras un ac­ci­den­te

Coche Actual - - SUMARIO -

Se­guir los pa­sos co­rrec­tos tras su­frir un ac­ci­den­te de trá­fi­co es fun­da­men­tal.

Lo que vas a leer a con­ti­nua­ción es un ca­so real. A me­dia­dos de agos­to, un con­duc­tor se in­cor­po­ra con su co­che a una au­to­vía en­con­trán­do­se con un vehícu­lo cir­cu­lan­do a una ve­lo­ci­dad inusi­ta­da­men­te ba­ja por el ca­rril de­re­cho. In­ca­paz de de­te­ner su au­to­mó­vil a tiem­po, im­pac­ta en la par­te tra­se­ra. El re­sul­ta­do, un ac­ci­den­te sin le­sio­na­dos y con da­ños ma­te­ria­les.

Al ocu­rrir el in­ci­den­te en una vía de al­ta den­si­dad de trá­fi­co, una pa­tru­lla de la Guar­dia Ci­vil acu­de rá­pi­da­men­te a re­ti­rar los vehícu­los, to­man­do los da­tos de los im­pli­ca­dos pa­ra la pos­te­rior re­dac­ción de un ates­ta­do, con lo que el Par­te Amis­to­so en­tre am­bos con­duc­to­res no tie­ne lu­gar. Los co­ches son tras­la­da­dos en grúa a un ta­ller, don­de el pe­ri­to de la ase­gu­ra­do­ra acu­de a va­lo­rar los da­ños. Sin em­bar­go, cuan­do las re­pa­ra­cio­nes tie­nen que co­men­zar, la com­pa­ñía de se­gu­ros las pa­ra­li­za ar­gu­men­tan­do que fal­ta el ates­ta­do de la Guar­dia Ci­vil.

Un mes más tar­de, la si­tua­ción es la mis­ma: los con­duc­to­res si­guen sin sus co­ches, que per­ma­ne­cen des­mon­ta­dos a la es­pe­ra de que se au­to­ri­ce la re­pa­ra­ción. La ase­gu­ra­do­ra con­ti­núa ar­gu­men­tan­do que sin ates­ta­do po­li­cial no va a dar nin­gún pa­so. ¿Es le­gal la pos­tu­ra de la ase­gu­ra­do­ra? ¿Los con­duc­to­res afec­ta­dos no pue­den ha­cer na­da? ¿Có­mo es po­si­ble que la Guar­dia Ci­vil tar­de más de un mes en rea­li­zar un ates­ta­do? ¿No hay ma­ne­ra de agi­li­zar los trá­mi­tes? He­mos ha­bla­do con Joa­quín To­rres, abo­ga­do de Le­gal­car, quién nos da res­pues­ta a es­tas pre­gun­tas y nos ofre­ce una se­rie de con­se­jos a te­ner en cuen­ta.

Có­mo ac­tuar si se re­tra­sa el ates­ta­do

—¿Qué pla­zo hay pa­ra rea­li­zar un ates­ta­do de un ac­ci­den­te de trá­fi­co? «Des­gra­cia­da­men­te, por ley no hay es­ta­ble­ci­do un pla­zo pa­ra que las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes en ma­te­ria de trá­fi­co, ya sea la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal ola Guar­dia Ci­vil, reali­cen y re mi­tan un ates­ta­do. Lo nor­ma­les que en unos 45 días es­té pe­ro, cuan­do se dan cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les, co­mo pue­de ser el ve­rano, es­te­pla­zo­pue­de di­la­tar­se­más». — ¿La ase­gu­ra­do­ra tie­ne que es­pe­rar al ates­ta­do obli­ga­to­ria­men­te an­tes de au­to­ri­zar una re­pa­ra­ción? «No si en los par­tes apor­ta­dos por los in­ter­vi­nien­tes que­da cla­ra la res­pon­sa­bi­li­dad y, por tan­to, ese ates­ta­do no­va a cam­biar­las co­sas, o si los vehícu­los es­tán ase­gu­ra­do sa­to do ries­go. Por ejem­plo, en un al­can­ce el res­pon­sa­ble es el co­che que­da el gol­pe por de­trás, por lo que,

in­de­pen­dien­te men­te del ti­po de pó­li­za, al con­duc­tor del vehícu­lo de­lan­te ro­se le de­be­ría re­pa­rar el co­che. Y si el otro con­duc­tor tie­ne con­tra­ta­do un se­gu­ro a to­do ries­go, su co­che tam­bién de­be­ría re­pa­rar se. Otra co­sa es que se ha­ya he­cho al­gu­na prue­ba de de­tec­ción de al­cohol o dro­gas o que lo que vea el pe­ri­to en los co­ches afec­ta dos sean da­ños pre­vios no oca­sio­na­dos por el ac­ci­den­te ». —¿Hay al­gu­na for­ma al­gu­na de con­se­guir el ates­ta­do? «Sí, cla­ro que la hay. Si el ates­ta­do es de la po­li­cía lo­cal, pue­de so­li­ci­tar lo di­rec­ta­men­te el par­ti­cu­lar, re­lle­nan­do una so­li­ci­tud y pa­gan­do la­tas a opor­tu­na. Co­mo ca­da ayun­ta­mien­to tie­ne una ta­sa di­fe­ren­te, hay que lla­mar pre­via­men­te. Si el ates­ta­do es de la Guar­dia Ci­vil con­se­guir­lo es más com­ple­jo, ya que lo nor­ma­les que, por la ley de pro­tec­ción de da­tos, no se lo fa­ci­li­ten a los in­ter­vi­nien­tes, so­lo alas ase­gu­ra­do­ras o a los abo­ga­dos­dees­tos». —Cuan­do acu­de la au­to­ri­dad al lu­gar del ac­ci­den­te, ¿siem­pre rea­li­zan un ates­ta­do? «Cuan­do hay un ac­ci­den­te y acu­den los agen­tes, no siem­pre rea­li­zan ates­ta­do: de­pen­de­rá de las cir­cuns­tan­cias. Si los in­ter­vi­nien­tes tie­nen cla­ro el ac­ci­den­te, los agen­tes so­lo ha­cen la­bor es de se­ña­li­za cióny mo­vi­li­dad; sin em­bar­go, en otras oca­sio­nes sí ha­cen ates­ta­do— por ejem­plo, en el ca­so de que no se es­té de acuer­do en la cul­pa del ac­ci­den­te, ac­ci­den­tes en­ca­de­na,etc.—.

Hay que te­ner cla­ro que pa­ra no te­ner pro­ble­mas pos­te­rior­men­te es fun­da­men­tal acre­di­tar la cul­pa­bi­li­dad, por lo­quees siem­pre in­tere­san­te con­tar con un ates­ta­do ya que las com­pa­ñías ase­gu­ra­do­ras no sue­len dis­cu­tir­la val ora­ción de es­te. Den­tro de los ates­ta­dos hay in­for­mes Are­na de la Guar­dia ci­vil e in­for­mes de ac­ci­den­tes de la po­li­cía lo­cal; en am­bos ca­sos son re­sú­me­nes del ac­ci­den­te, mien­tras que los ates­ta­dos que­dan re­ser­va dos pa­ra ca­sos de­más trans­cen­den­cia— ac­ci­den­tes gra­ves, al­coho­le­mias, fa­lle­ci­dos,etc.—». —En­ton­ces, has­ta que la ase­gu­ra­do­ra no ten­ga el in­for­me per­ti­nen­te de la Guar­dia Ci­vil o de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal no hay na­da que ha­cer… «No, so­lo es­pe­rar. En el ca­so del con­duc­tor no cul­pa­ble, és­te pue­de pe­dir una com­pen­sa­ción por los per­jui­cios que su­fra por es­tar sin co­che, ya sea so­li­ci­tan­do un vehícu­lo de sus­ti­tu­ción mien­tras el su­yo per­ma­nez­ca en el ta­ller o re­per­cu­tien­do los gas­tos de ha­ber­se bus­ca­do una al­ter­na­ti­va de mo­vi­li­dad en ese tiem­po. Sin em­bar­go, el con­duc­tor cul­pa­ble no pue­de re­cla­mar na­da a su ase­gu­ra­do­ra».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.