Lí­qui­do fan­tas­ma

TEN­GO UN SEAT AL­HAM­BRA

Coche Actual - - PUNTO DE ENCUENTRO -

del 2015 y ca­da año o año y me­dio veo que el ni­vel de li­qui­do re­fri­ge­ran­te ha ba­ja­do y me to­ca re­lle­nar­lo. Me han di­cho en la ca­sa que es nor­mal. Ade­más, siem­pre es­tá en el mí­ni­mo por­que lo ex­pul­sa una vál­vu­la de se­gu­ri­dad al au­men­tar la pre­sión. Yo lo veo así, pe­ro me di­cen que es nor­mal. Otra vez me con­ta­ron que el de­pó­si­to es ge­né­ri­co y és­te a lo me­jor es más gran­de y por eso mar­ca po­co. Ya no sé que creer, pe­ro el otro día me sal­to el chi­va­to de ni­vel mí­ni­mo. Pa­ki­yo

Cuan­do baja el ni­vel del lí­qui­do re­fri­ge­ran­te pue­den ocu­rrir tres co­sas: que en­tre en el mo­tor y «des­apa­rez­ca», que lo ti­re o que se eva­po­re. La peor de las si­tua­cio­nes, co­mo es ló­gi­co, es la pri­me­ra por­que si ter­mi­na mez­cla­do con el acei­te só­lo ca­be es­pe­rar ma­las no­ti­cias en el ca­so de que no se ac­túe rá­pi­da­men­te. Co­mo, en tu ca­so, ha­blas de la des­apa­ri­ción del lí­qui­do des­de ha­ce más de un año, es po­co pro­ba­ble que es­to te ocu­rra, más cuan­do en­ten­de­mos que has pa­sa­do por el ta­ller.

La se­gun­da op­ción, que lo ti­re por un man­gui­to fi­su­ra­do, o una ma­la co­ne­xión, no pa­re­ce plau­si­ble to­da vez que tam­po­co nos in­for­mas de ello. Y, de pro­du­cir­se y ad­ver­tir­lo, es tan ob­vio que no te lle­va­ría a es­cri­bir­nos.

Que­da, por tan­to, que se eva­po­re. Y eso es lo que pa­re­ce in­di­car que ocu­rre, más cuan­do tú mis­mo men­cio­nas que lo ex­pul­sa por la vál­vu­la de se­gu­ri­dad. ¿Qué pue­des ha­cer? Pues po­ca co­sa, aun­que al­go sí. Por ejem­plo, pue­des bus­car un lí­qui­do re­fri­ge­ran­te que, so­me­ti­do a ma­yor tem­pe­ra­tu­ra, se eva­po­re en me­nor me­di­da. Pien­sa que ese lí­qui­do no es eterno y tras unos 30.000 o 40.000 ki­ló­me­tros —al­gu­nos, in­clu­so al­go an­tes— pue­de ha­ber per­di­do par­te de las pro­pie­da­des que te­nía cuan­do es­ta­ba nue­vo y, de es­te mo­do, eva­po­rar­se con más fa­ci­li­dad. Si ha­ces esos ki­ló­me­tros en ese año y

me­dio del que ha­blas, pue­de que te cua­dren las cuen­tas, de mo­do que la so­lu­ción es sus­ti­tuir­lo con ma­yor fre­cuen­cia.

Y otra cues­tión: ¿cuan­do apre­cias que fal­ta lí­qui­do re­lle­nas con agua? Te pre­gun­to es­to por­que mien­tras que los lí­qui­dos re­fri­ge­ran­tes más nor­ma­les se eva­po­ran cuan­do su­pe­ran, apro­xi­ma­da­men­te, los 130 ºC —los hay, in­clu­so, que aguan­tan tem­pe­ra­tu­ras mu­cho ma­yo­res, has­ta ca­si 200—, el agua en un cir­cui­to pre­su­ri­za­do lo ha­ce en­tre 105-110 ºC, de mo­do que si se ca­lien­ta mu­cho es más fá­cil que el ni­vel ba­je. Así que lo que es­ta­rías ha­cien­do es, realmente, dar una so­lu­ción só­lo mo­men­tá­nea a tu pro­ble­ma de refrigeración y tan­to más tem­po­ral co­mo ma­yor sea el por­cen­ta­je de agua apli­ca­da. Ojo, eso no qui­ta pa­ra que la in­men­sa ma­yo­ría de los lí­qui­dos re­fri­ge­ran­tes del mer­ca­do ven­gan mez­cla­dos con agua o pro­pon­gan pa­ra su uti­li­za­ción que se com­bi­nen con és­ta en un por­cen­ta­je de­ter­mi­na­do cuan­do vie­nen iden­ti­fi­ca­dos co­mo «pu­ros».

Si el lí­qui­do re­fri­ge­ran­te se eva­po­ra en ex­ce­so es por­que ha per­di­do par­te de sus pro­pie­da­des. La úni­ca op­ción es sus­ti­tuir­lo por uno nue­vo. En el mer­ca­do hay di­fe­ren­tes ti­pos de lí­qui­dos, dis­tin­tos gra­dos de pro­tec­ción fren­te a las tem­pe­ra­tu­ras ba­jas y de eva­po­ra­ción fren­te a las al­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.