Con­cur­so ¿Dón­de es­tás?

CON­DÉ NAST TRA­VE­LER Pre­gun­ta

Conde Nast Traveler (Spain) - - SUMARIO -

Ga­na una re­sis­ten­te y li­ge­ra ma­le­ta de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción Samsonite Li­te-Biz.

Las mon­ta­ñas siem­pre han te­ni­do ese ha­lo sa­gra­do y mís­ti­co. Pa­ra los maes­tros de las an­ti­guas cul­tu­ras orien­ta­les me­di­tar en la ci­ma de las mon­ta­ñas les per­mi­tía des­per­tar con ma­yor fa­ci­li­dad los cha­kras su­pe­rio­res. De ma­ne­ra que si de­ci­des su­bir a es­ta co­no­ci­da mon­ta­ña sa­gra­da en un te­le­fé­ri­co sui­zo (a 4.500 me­tros de al­ti­tud) te ha­rá cuan­to me­nos cos­qui­llas en el es­tó­ma­go. Y si su­fres de mal de al­tu­ra no te preo­cu­pes, arri­ba se ven­den la­tas de oxí­geno pa­ra via­je­ros. El nom­bre de la mon­ta­ña o, más bien, cor­di­lle­ra de 13 pi­cos es la res­pues­ta co­rrec­ta de es­te mes. Su im­pac­tan­te ima­gen es el te­lón de fon­do de una ciu­dad con más de ocho si­glos de his­to­ria, Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad, que se en­cuen­tra apro­xi­ma­da­men­te a 15 km de dis­tan­cia y en la que sue­len alo­jar­se quie­nes vie­nen a co­no­cer­la. Los 300 puen­tes de pie­dra y los ca­na­les de es­ta ciu­dad re­don­dean la ex­pe­rien­cia de las ru­tas mon­ta­ñe­ras (pue­den ver­se gla­cia­res, va­lles al­pi­nos...) y es­ta dis­po­si­ción le ha va­li­do el apo­do de la Ve­ne­cia de Orien­te. Es­te área es el há­bi­tat de los Na­xi (gen­te que tra­ba­ja las co­sas ne­gras de la na­ción), un gru­po ét­ni­co ori­gi­na­rio del Tí­bet que es lla­ma­do así por el gran país que lo am­pa­ra. Los Na­xi con­si­de­ran que es­ta mon­ta­ña má­gi­ca es la en­car­na­ción de su guardián, Bos­hiou­lu, cu­ya tra­duc­ción vie­ne a ser ‘mon­ta­ña ro­co­sa pla­tea­da’. Aquí el oca­so es una pre­cio­si­dad.

R O D E A B R I L M E D E C N Ú O N E L D É E N N A

S Á S T R A R

A T V N E O L C R N E A L N Ó I C U L O S A L

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.