Mia­mi Beach

Nos alo­ja­mos en el CO­MO Me­tro­po­li­tan, una ra­re­za ado­ra­ble de Mia­mi Beach. El edi­fi­cio art dé­co ro­dea­do de mar ofre­ce quie­tud y ex­clu­si­vi­dad.

Conde Nast Traveler (Spain) - - SUMARIO -

Nues­tra ex­pe­rien­cia en el ho­tel CO­MO Me­tro­po­li­tan, el otro Mia­mi.

nos me­ti­mos en el co­ra­zón de es­ta pla­ya in­ter­mi­na­ble bus­can­do paz y equi­li­brio. Lo en­con­tra­mos en es­te ho­tel his­tó­ri­co, re­no­va­do con gus­to ex­qui­si­to y to­tal­men­te ro­dea­do de la me­jor pla­ya de Mia­mi por ex­ten­sión, pri­va­ci­dad y co­lo­res del mar. El Me­tro­po­li­tan es­tá or­ga­ni­za­do pa­ra dis­fru­tar del sue­ño mia­men­se sin caer en los tó­pi­cos bling bling y el show-off con­ti­nuo y ex­te­nuan­te. Las ha­bi­ta­cio­nes, lu­mi­no­sas, es­pa­cio­sas y con una de­co­ra­ción sua­ve, per­mi­ten ver el mar des­de to­dos los án­gu­los, cuar­to de ba­ño in­clui­do. El desa­yuno, en el pa­tio del ho­tel, ri­quí­si­mo y en­tre­te­ni­do, por­que pue­des ob­ser­var a run­ners y adic­tos a las bi­cis sin per­der de vis­ta la pla­ya in­men­sa sin los chi­rin­gui­tos ni beach clubs que abi­ga­rran el res­to de Mia­mi. Las dos pis­ci­nas, un lu­jo ne­ce­sa­rio. La que da al mar, por­que en tres zan­ca­das al­can­zas la ori­lla. Y la más pe­que­ña, ubi­ca­da en el roof­top del ho­tel, per­fec­ta pa­ra una co­pa mien­tras te de­jas lle­var por la caí­da del sol, que aquí es in­ten­sa­men­te hermoso. No hay pe­gas. Es­ta­mos le­jos del bo­chin­che y las fies­tas de fin de cur­so, al­qui­la­mos una bi­ci y ha­ce­mos mi­llas a lo lar­go de es­ta fran­ja in­fi­ni­ta de mar tur­que­sa. ¿Me­jo­rar­lo? Im­po­si­ble (2445 Co­llins Ave., Mia­mi Beach; co­moho­tels.com; en­tre 170 y 450€).

Arri­ba, ex­te­rior del Me­tro­po­li­tan Mia­mi Beach, di­se­ña­do en 1939 por Al­bert Anis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.