Is­rael

Exis­te un lu­gar en mi­tad del de­sier­to is­rae­lí de Ne­gev don­de sen­tir­se en la lu­na y ol­vi­dar­se de que el pla­ne­ta si­gue gi­ran­do.

Conde Nast Traveler (Spain) - - SUMARIO -

El lu­jo, en me­dio del de­sier­to.

Be­res­heet, que en he­bre­ro sig­ni­fi­ca “en el prin­ci­pio”, es la pa­la­bra con la que da co­mien­zo el Gé­ne­sis, el pri­mer li­bro del An­ti­guo Tes­ta­men­to. Un ho­tel con ese nom­bre só­lo po­dría es­tar ubi­ca­do en un si­tio: en me­dio de la na­da. A unas dos ho­ras de la ciu­dad de Tel Aviv, una so­li­ta­ria ca­rre­te­ra des­cien­de ha­cia el sur has­ta desem­bo­car en un oa­sis de cin­co es­tre­llas en lo al­to de la co­li­na del crá­ter Makh­tesh Ra­mon, muy cer­ca de la an­ti­gua ru­ta de las es­pe­cias. Des­de la pis­ci­na pri­va­da de ca­da una de las vi­llas se ad­mi­ra un pai­sa­je lunar que por un mo­men­to ha­ce du­dar al vi­si­tan­te de si to­da­vía con­ti­núa pi­san­do la Tie­rra. Pe­ro de re­pen­te, un re­ba­ño de ca­bras atra­vie­sa las du­nas y cae­mos en la cuen­ta de que to­do ha si­do un es­pe­jis­mo fru­to de la ma­gia del de­sier­to.

Al caer la noche, un in­men­so man­to es­tre­lla­do to­ma el re­le­vo al sol mien­tras del res­tau­ran­te co­mien­za a ema­nar un ten­ta­dor olor a es­pe­cias. Y pa­ra se­guir mi­man­do los sen­ti­dos, pro­bar los tra­ta­mien­tos del spa trans­por­ta a un es­ta­do don­de la men­te y el cuer­po flo­tan en el lim­bo más ab­so­lu­to. ¿El úni­co di­le­ma? Asu­mir que en al­gún mo­men­to ha­brá que re­gre­sar a la reali­dad.

EL CIE­LO CA­MU­FLA­DO EN LA TIE­RRA La ar­qui­tec­tu­ra del Be­res­heet se fun­de con la are­na en un pai­sa­je esen­cial (De­rech Be­res­heet 1, Mitz­pe Ra­mon; is­ro­tel.com; vi­lla con pis­ci­na des­de 242€).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.