PER­DER LOS PA­PE­LES

Diario de Jerez - - OPINIÓN - RA­FAEL NA­VAS @rna­vas­re­ne­do

SI al­go le fal­ta­ba al pe­ri­plo ju­di­cial del ex al­cal­de Pe­dro Pacheco pa­ra con­ver­tir­se en una no­ve­la o una se­rie de te­le­vi­sión con in­tri­ga y teo­rías de la cons­pi­ra­ción, es­ta se­ma­na ha apa­re­ci­do el in­gre­dien­te ne­ce­sa­rio. Netf lix, Mo­vis­tar, HBO, Ama­zon Pri­me Vi­deo y otras pla­ta­for­mas ya pue­den em­pe­zar a pe­lear­se por los de­re­chos. Por­que el ha­llaz­go de unos do­cu­men­tos cu­ya exis­ten­cia no ha­bía si­do pro­ba­da has­ta aho­ra pue­de dar un vuel­co a una par­te im­por­tan­te del ca­so ‘Huer­tos de ocio’. Son pa­pe­les ofi­cia­les que prue­ban que la em­pre­sa con la que el Ayun­ta­mien­to per­mu­tó unos huer­tos fa­mi­lia­res en San Jo­sé Obre­ro por un edi­fi­cio en el cen­tro de la ciu­dad sí abo­nó, en ma­yo de 2003, la di­fe­ren­cia de va­lor que te­nían am­bas pro­pie­da­des, lo que ven­dría a exi­mir a Pacheco y al ex ge­ren­te de Urbanismo Luis Cruz de So­la del de­li­to de es­ta­fa y, en con­se­cuen­cia, se ve­ría re­du­ci­da la pe­na de un año y nue­ve me­ses de pri­sión que les im­pu­so la Au­dien­cia Pro­vin­cial. Y no ha­ce fal­ta re­cor­dar que es­te es un da­to cru­cial pa­ra el po­si­ble in­gre­so en pri­sión (re­in­gre­so en el ca­so de Pacheco) de am­bos. Ojo, que es­to no quie­re de­cir que la per­mu­ta se hi­cie­ra co­rrec­ta­men­te, aun­que sí que se pa­gó, al­go has­ta aho­ra no pro­ba­do.

Así que aho­ra se abre un nue­vo fren­te ju­di­cial que ten­drá su mo­men­to cul­mi­nan­te cuan­do pro­ba­ble­men­te los abo­ga­dos de am­bos con­de­na­dos pi­dan una re­vi­sión de la sen­ten­cia des­pués del fa­llo del Tri­bu­nal Su­pre­mo, pues la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Pro­vin­cial va a ser re­cu­rri­da en ca­sa­ción y no pa­re­ce que se va­yan a po­der apor­tar aho­ra es­tas nue­vas prue­bas.

Pe­ro in­de­pen­dien­te­men­te de lo que al fi­nal su­ce­da en los tri­bu­na­les tras la apa­ri­ción de es­tos pa­pe­les, con­vie­ne ha­cer una re­fle­xión acer­ca del he­cho en sí de la su­pues­ta pér­di­da de unos do­cu­men­tos ofi­cia­les du­ran­te 15 años. Y si asumimos, co­mo sos­tie­nen téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les, que no exis­tió tal pér­di­da de los do­cu­men­tos, sino sim­ple­men­te que esos pa­pe­les aca­ba­ron en un de­par­ta­men­to dis­tin­to al que al­ber­ga­ba el ex­pe­dien­te ur­ba­nís­ti­co –es de­cir, unos es­ta­ban en el área eco­nó­mi­ca y otros en la Ge­ren­cia– es­ta­mos an­te la con­fir­ma­ción, en­tre otras co­sas, de que la ven­ta­ni­lla úni­ca no exis­te en es­te país. No se en­tien­de que unos do­cu­men­tos de tan­ta im­por­tan­cia no es­tu­vie­sen lo­ca­li­za­bles, vin­cu­la­dos al ex­pe­dien­te o que no se pi­die­sen an­tes y que lle­ve­mos ha­blan­do tan­tos años de un ca­so ju­di­cial que ha ocu­pa­do tan­tas pá­gi­nas sin te­ner un ele­men­to cla­ve pa­ra en­ten­der lo que pa­só y pa­ra la sen­ten­cia fi­nal, pues de­ter­mi­nó la con­de­na por es­ta­fa. Lo su­ce­di­do lle­va a pen­sar en teo­rías cons­pi­ra­to­rias acer­ca de una ‘mano ne­gra’ que es­con­dió esos pa­pe­les o en cues­tio­nes más sim­ples co­mo la ex­ce­si­va di­vi­sión de de­par­ta­men­tos en la Ad­mi­nis­tra­ción o una es­tra­te­gia de de­fen­sa que no con­si­de­ró im­por­tan­te po­ner­se a bus­car­los. La fe­cha en la que su­ce­die­ron es­tos he­chos, ma­yo de 2003, cuan­do Pacheco per­dió la ma­yo­ría y se ave­ci­na­ban me­ses de pac­tos pri­me­ro con PP y lue­go con PSOE, in­vi­ta a pen­sar tam­bién en cier­to des­ba­ra­jus­te, sin ol­vi­dar que la Ge­ren­cia de Urbanismo aca­bó sien­do en la prác­ti­ca un ayun­ta­mien­to pa­ra­le­lo. En es­te úl­ti­mo ca­so, al­guien po­dría pen­sar en el kar­ma.

La apa­ri­ción aho­ra de unos do­cu­men­tos del año 2003 pue­de dar un vuel­co al ca­so de los Huer­tos de ocio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.