Pre­gun­tas so­bre unas car­tas de pa­go

● Téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les nie­gan que se ocul­ta­ran los jus­ti­fi­can­tes del abono de la per­mu­ta de los huer­tos de ocio ● Los ta­lo­nes es­ta­ban en el ar­chi­vo mu­ni­ci­pal en el Par­que Em­pre­sa­rial

Diario de Jerez - - JEREZ - E. M. Ca­ñas JE­REZ

El pa­sa­do lu­nes, sa­lían a la luz unos do­cu­men­tos que pue­den dar un vuel­co a la sen­ten­cia del ca­so ‘Huer­tos de ocio’ co­no­ci­da el pa­sa­do ve­rano por la que el ex al­cal­de Pe­dro Pacheco y el ex ge­ren­te de la des­apa­re­ci­da Ge­ren­cia Mu­ni­ci­pal de Urbanismo (GMU), Luis Cruz, han si­do con­de­na­dos a un año y nue­ve me­ses de pri­sión por un de­li­to de pre­va­ri­ca­ción en con­cur­so me­dial con otro de es­ta­fa. Es­tos son con­cre­ta­men­te unos ta­lo­nes de car­go que de­mues­tran que una pro­mo­to­ra pa­gó la di­fe­ren­cia mo­ne­ta­ria del va­lor de unos te­rre­nos en el Pa­go de San Jo­sé que re­ci­bía del Ayun­ta­mien­to a cam­bio de un edi­fi­cio de ofi­ci­nas que te­nía en el cen­tro, una per­mu­ta rea­li­za­da en 2003. La sen­ten­cia de la Au­dien­cia Pro­vin­cial sus­ten­tó el de­li­to de es­ta­fa en que no ha­bía que­da­do de­mos­tra­do que es­tos abo­nos se hi­cie­ran.

Tras es­to, es­te me­dio ha ha­bla­do con va­rios téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les co­no­ce­do­res del ca­so pa­ra que ex­pli­quen qué pa­só con es­tos do­cu­men­tos. Los fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les con­sul­ta­dos, que pi­den que­dar en el ano­ni­ma­to, son ta­jan­tes al em­pe­zar a con­ver­sar so­bre es­te asun­to. “Na­die es­con­dió nin­gún do­cu­men­to y me cues­ta creer que al­guien lo hi­cie­ra”, sen­ten­cia uno. “No hay nin­gu­na mano ne­gra”, apos­ti­lla otro.

¿Dón­de es­ta­ban las car­tas de pa­go?

Las car­tas de pa­go de es­ta per­mu­ta rea­li­za­da por la Ge­ren­cia Mu­ni­ci­pal de Urbanismo en 2003 se en­cuen­tran en una na­ve del Par­que Em­pre­sa­rial pro­pie­dad de una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en la cus­to­dia de ar­chi­vos —la fir­ma es Tra­ta­mien­to de Ar­chi­vos SL—. En ella, des­de ha­ce años, se guar­dan par­te de los do­cu­men­tos mu­ni­ci­pa­les que, por su fe­cha, no se ve ne­ce­sa­rios que es­tén a mano en de­pen­den­cias con­sis­to­ria­les pa­ra el tra­ba­jo del día a día de los em­plea­dos mu­ni­ci­pa­les. Es ha­bi­tual que las ad­mi­nis­tra­cio­nes con­tra­ten a em­pre­sas de es­te ti­po pa­ra que cus­to­dien la do­cu­men­ta­ción por no te­ner unos es­pa­cios ade­cua­dos pa­ra su con­ser­va­ción o no con­tar con el es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra un vo­lu­men de pa­pe­les de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas.

Una téc­ni­co con­sul­ta­da ase­gu­ra que fue “bas­tan­te rá­pi­do y fá­cil” lo­ca­li­zar los jus­ti­fi­can­tes de pa­go. Una de las par­tes so­li­ci­tó el pa­sa­do mes al Ayun­ta­mien­to una co­pia a tra­vés del Por­tal de Trans­pa­ren­cia Mu­ni­ci­pal y la pe­ti­ción ape­nas tar­dó una se­ma­na en tra­mi­tar y fa­ci­li­tar­se el ac­ce­so.

¿Por qué las car­tas de pa­go no es­ta­ban en el ex­pe­dien­te que se re­mi­tió al Juz­ga­do?

Pa­ra res­pon­der a es­ta pre­gun­ta, los em­plea­dos mu­ni­ci­pa­les con­sul­ta­dos coin­ci­den en dos afir­ma­cio­nes. Pri­me­ro, nie­gan con ro­tun­di­dad que hu­bie­ra al­gún ti­po de vo­lun­ta­rie­dad o áni­mo de ocul­tar la exis­ten­cia de es­tos do­cu­men­tos. Y, se­gun­do, in­ci­den en que no es­ta­ban en el ex­pe­dien­te ur­ba­nís­ti­co re­mi­ti­do por la na­tu­ra­le­za del pro­pio do­cu­men­to al ser un jus­ti­fi­can­te eco­nó­mi­co, un he­cho que, ase­gu­ran, no so­lo ocu­rre con es­te ca­so sino en el grue­so de ex­pe­dien­tes mu­ni­ci­pa­les. “Al Juz­ga­do se en­vía to­do el ex­pe­dien­te ur­ba­nís­ti­co, es de­cir, el administrativo pe­ro en él no es­tán in­clui­dos las car­tas de pa­go por­que es un do­cu­men­to que es­tá en la Te­so­re­ría Mu­ni­ci­pal”, ex­pli­ca uno.

Otro ra­ti­fi­ca y con­tex­tua­li­za la si­tua­ción: “Es­ta­mos en 2003; aún exis­tía la Ge­ren­cia de Urbanismo que te­nía su de­par­ta­men­to de ges­tión y su de­par­ta­men­to eco­nó­mi­co. La per­mu­ta la tra­mi­tó el de­par­ta­men­to de ges­tión, que hi­zo su ex­pe­dien­te, y el de­par­ta­men­to eco­nó­mi­co era el en­car­ga­do del co­bro, que hi­zo tam­bién su ex­pe­dien­te. Cuan­do la Ge­ren­cia des­apa­re­ce y se for­ma la De­le­ga­ción de Urbanismo, to­do el ar­chi­vo de la te­so­re­ría de la GMU pa­sa al área eco­nó­mi­ca del Ayun­ta­mien­to. Y cuan­do lle­ga la pe­ti­ción del Juz­ga­do lo que se ha­ce es en­viar to­da la do­cu­men­ta­ción que hay en Urbanismo, co­mo se ha he­cho en otras cau­sas ju­di­cia­les”.

Hay un ter­ce­ro que po­ne otro ejem­plo pa­ra tra­tar de ex­pli­car lo ocu­rri­do: “El Ayun­ta­mien­to con­tra­ta un de­ter­mi­na­do ser­vi­cio a una em­pre­sa y el de­par­ta­men­to de con­tra­ta­ción ha­ce su ex­pe­dien­te; pe­ro las fac­tu­ras de pa­go por esa pres­ta­ción es­tán en te­so­re­ría. No se ocul­ta na­da, so­lo que ca­da pa­pel es­tá en el de­par­ta­men­to co­rres­pon­dien­te”.

Por lo tan­to, ad­vier­ten de que es­ta se una mues­tra pal­ma­ria de que el Ayun­ta­mien­to no de­ja de ser un gran or­ga­nis­mo con­for­ma­do por “de­par­ta­men­tos es­tan­cos”. Un téc­ni­co in­ci­de en es­ta ex­pli­ca­ción con otro ejem­plo: “Urbanismo tra­mi­ta to­dos los asun­tos vin­cu­la­dos a las en­ti­da­des ur­ba­nís­ti­cas de con­ser­va­ción pe­ro a él no les lle­ga los jus­ti­fi­can­tes de li­qui­da­ción que abo­nan los pro­pie­ta­rios en Je­reys­sa (es el nom­bre de la an­ti­gua em­pre­sa mu­ni­ci­pal de re­cau­da­ción, que aho­ra es­tá in­te­gra­da en el Ayun­ta­mien­to)”.

An­te es­to, es­tos em­plea­dos mu­ni­ci­pa­les in­ci­den en que, cuan­do se so­li­ci­tó por vía ju­di­cial la do­cu­men­ta­ción de la per­mu­ta del ca­so ‘Huer­tos de ocio’, co­mo en otras so­li­ci­tu­des, se en­vió el “ex­pe­dien­te de ges­tión”. “Si eran tan im­por­tan­te las car­tas de pa­go, al­guien de­be­ría ha­ber­las pe­di­do an­tes por­que es­ta­ban fá­cil­men­te lo­ca­li­za­bles en el ar­chi­vo co­rres­pon­dien­te”, apun­ta un em­plea­do pú­bli­co. “Na­die ti­ró na­da, na­die ocul­tó na­da, so­lo que esos pa­pe­les es­ta­ban en otro ca­jón y na­die, ni Fis­ca­lía ni abo­ga­dos, pre­gun­tó por ellos”, agre­ga.

¿Por qué no se pi­die­ron al Ayun­ta­mien­to du­ran­te el pro­ce­so ju­di­cial?

El pa­sa­do mar­tes, es­te me­dio ha­bló con Ma­nuel Hor­tas, el abo­ga-

do de Pe­dro Pacheco, quien sos­te­nía que en el su­ma­rio ju­di­cial del ca­so, sin te­ner en cuen­ta los jus­ti­fi­can­tes apa­re­ci­dos aho­ra, ya ha­bía do­cu­men­tos que acre­di­tan feha­cien­te­men­te que se reali­zó el pa­go, ex­tre­mo que cues­tio­na el fa­llo.

El le­tra­do alu­día con­cre­ta­men­te al con­ve­nio de per­mu­ta sus­cri­to en­tre la des­apa­re­ci­da Ge­ren­cia de Urbanismo y la pro­mo­to­ra don­de se se­ña­la en su apar­ta­do cua­tro que tan­to la com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca de la ope­ra­ción co­mo el IVA co­rres­pon­dien­te —las de­no­mi­na “las re­fe­ri­das can­ti­da­des”— fue­ron abo­na­dos por la mer­can­til en el mo­men­to de sus­cri­bir el acuer­do “me­dian­te che­que”, aña­dién­do­se ac­to se­gui­do que el pro­pio con­ve­nio es “la más efi­caz car­ta de pa­go”. Por ello, cues­tio­na­ba el fa­llo y en­ten­día que es re­cu­rri­ble ya que la Fis­ca­lía no pu­do mos­trar do­cu­men­to al­guno que se­ña­la­ra que no se hu­bie­ra abo­na­do.

Ade­más, in­ci­día en una cir­cuns­tan­cia. El asun­to del pa­go de la com­pen­sa­ción de la per­mu­ta aca­bó apa­re­cien­do du­ran­te la vis­ta oral sien­do la ba­se de la sen­ten­cia pe­ro no así del pro­ce­di­mien­to ju­di­cial. No en vano, el ca­so se cen­tró en el pro­ce­di­mien­to de la per­mu­ta y la va­lo­ra­ción de los in­mue­bles.

En un mo­men­to del jui­cio, al ex al­cal­de se le pre­gun­tó por los pa­gos y, se­gún la Au­dien­cia Pro­vin­cial, fue “re­ve­la­dor” que ma­ni­fes­ta­ra “que se­gu­ra­men­te ha­brá ha­bi­do un com­ple­men­to en me­tá­li­co, que tie­nen que ser así aun­que no lo re­cuer­da”. Ac­to se­gui­do, in­di­ca que son unas “ma­ni­fes­ta­cio­nes du­bi­ta­ti­vas y po­co creí­bles en al­guien que de­be­ría sa­ber si hu­bo com­pen­sa­ción y có­mo se co­bro en su ca­so y qué se hi­zo con ella”. Por to­do ello, la sa­la de­ter­mi­na que es­tas afir­ma­cio­nes “lo que es­con­den son la cer­te­za de que no se exi­gió el com­ple­men­to en me­tá­li­co”. Tan­to Pacheco co­mo Cruz fue­ron con­de­na­dos por dos de­li­tos, pre­va­ri­ca­ción y es­ta­fa. El pri­me­ro se sus­ten­ta en las irre­gu­la­ri­da­des en las que in­cu­rrió el pro­ce­di­mien­to se­gui­do y el se­gun­do en que no que­dó co­rro­bo­ra­do que se pa­ga­ra la di­fe­ren­cia de la per­mu­ta.

¿Pue­den apor­tar­se las car­tas de pa­go al pro­ce­so ju­di­cial?

Las par­tes es­tán ac­tual­men­te a la es­pe­ra de que la Au­dien­cia Pro­vin­cial reali­ce una acla­ra­ción de sen­ten­cia so­li­ci­ta­da con an­te­rio­ri­dad a que tras­cen­die­ra la exis­ten­cia de es­tas car­tas de pa­go, por lo que el pro­nun­cia­mien­to de la sa­la no es­ta­rá vin­cu­la­do a es­te he­cho. El si­guien­te pa­so se­rá pre­sen­tar un re­cur­so de ca­sa­ción an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo don­de las de­fen­sas ya han anun­cia­do que tra­ta­rán de apor­tar es­tos do­cu­men­tos co­mo prue­ba, aun­que re­co­no­cen de la di­fi­cul­tad de que el al­to tri­bu­nal los aca­be acep­tan­do en es­te mo­men­to pro­ce­sal pues el pro­ce­di­mien­to lo li­mi­ta enor­me­men­te —el Al­to Tri­bu­nal ana­li­za so­lo lo ya juz­ga­do—.

Por lo tan­to, las es­pe­ran­zas de re­vo­car la sen­ten­cia en, al me­nos, los ra­zo­na­mien­tos ju­rí­di­cos que sus­ten­ta­ron el de­li­to de es­ta­fa se re­fie­re —que es el que con­lle­va la pe­na de cár­cel—, es­tán pues­tas en un re­cur­so de re­vi­sión de sen­ten­cia, que so­lo po­drá pre­sen­tar­se cuan­do el Tri­bu­nal Su­pre­mo se pro­nun­cie.

MI­GUEL ÁN­GEL GON­ZÁ­LEZ

Na­ve en la que se cus­to­dia par­te del ar­chi­vo mu­ni­ci­pal, en­tre ellos los jus­ti­fi­can­tes de pa­go del ca­so ‘Huer­tos de ocio’.

MI­GUEL ÁN­GEL GON­ZÁ­LEZ

Par­te de los te­rre­nos del pa­go de San Jo­sé Obre­ro que en su día ocu­pa­ron los de­no­mi­na­dos ‘Huer­tos de ocio’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.