El ca­pi­tal ries­go jue­ga a las apues­tas

Diario de Jerez - - PROVINCIA -

LA em­pre­sa que más ha cre­ci­do en Es­pa­ña en los dos úl­ti­mos años tie­ne su se­de en Alcobendas y se lla­ma Co­de­re. Su va­lor pa­só en­tre 2015 y 2016 de 18 mi­llo­nes de eu­ros a 168. Es un cre­ci­mien­to de un 800%. Co­de­re, na­ci­da en 1980 en aso­cia­ción con los her­ma­nos Fran­co pa­ra ex­plo­tar tra­ga­pe­rras se de­di­ca hoy a las apues­tas de­por­ti­vas. En 2016 se hi­zo con el ne­go­cio de la ca­sa ofi­cial de apues­tas del Real Ma­drid, que fue el pri­mer equi­po en pu­bli­ci­tar­se en sus ca­mi­se­tas con una ca­sa de apues­tas, Bwin, en 2011, cuan­do ni si­quie­ra es­ta­ban le­ga­li­za­das las apues­tas on­li­ne en Es­pa­ña. Por su par­te, Cir­sa na­ció en 1978 pa­ra lo mis­mo que Co­de­re: má­qui­nas re­crea­ti­vas. En 1982 mon­tó uno de los grandes ca­si­nos na­ci­dos con la li­be­ra­li­za­ción del jue­go, el Ca­sino de Mar­be­lla. En 2012 vio cla­ro de lo que iba el ne­go­cio y pa­tro­ci­nó al Be­tis. Pe­ro la gran ju­ga­da es­ta­ba por lle­gar. Cuan­do el jue­go se li­be­ra­li­zó de ver­dad, cuan­do se per­mi­tió que se pu­die­ran rea­li­zar apues­tas en di­rec­to en el fút­bol (es de­cir, có­mo aca­ba­rá un par­ti­do que ya es­tá en jue­go, cuán­tos cor­nes se van a sa­car, quién mar­ca­rá el pró­xi­mo gol...) Cir­sa ya es­ta­ba allí pa­ra re­co­ger cien­tos de mi­les de apues­tas. Ya ha­bía al­can­za­do el acuer­do con una cen­te­na­ria em­pre­sa bri­tá­ni­ca de apues­tas, Lad­bro­kes, que se de­di­ca­ba en sus ini­cios, en 1886, a las ca­rre­ras de ca­ba­llos. De la aso­cia­ción na­ció Spor­tium. En la tem­po­ra­da pa­sa­da se con­vir­tie­ron en la ca­sa de apues­tas ofi­cial de la Fe­de­ra­ción es­pa­ño­la de Fút­bol y lle­na­ron las ciu­da­des con sus lo­go­ti­pos. En Cá­diz Spor­tium en­tró con fuer­za. En la ca­pi­tal su lo­go fi­gu­ra­ba en el Bin­go Vic­to­ria y el An­da­lu­cía, dos clá­si­cos del jue­go; en Je­rez con Joker. El fun­da­dor de Cir­sa, el al­me­rien­se Ma­nuel Lao, dio el gran gol­pe en abril de es­te año al ven­der Cir­sa a Blacks­to­ne, el gi­gan­te mun­dial del ca­pi­tal ries­go tras la caí­da en 2008 del lu­gar en el que se cria­ron sus fun­da­do­res: Leh­man Brot­hers. La ope­ra­ción es de 2.000 mi­llo­nes de eu­ros. Es só­lo par­te de las in­creí­bles ope­ra­cio­nes que se mue­ven en el mer­ca­do del jue­go de Es­pa­ña y don­de pe­que­ños re­crea­ti­vos, los an­ti­guos bi­lla­res, se trans­for­man en boo­kies. Y co­mo to­do sec­tor que cre­ce rá­pi­do, se con­cen­tra. Se con­si­de­ra que só­lo cin­co com­pa­ñías de apues­tas son aho­ra mis­mo ren­ta­bles. Al­gu­nas, co­mo Wi­lliam Hill, con se­de en Gi­bral­tar, se lo pue­den per­mi­tir por­que su car­ga fis­cal es­tá tan acol­cha­da co­mo Bet365, que tras el bre­xit cam­bió su se­de de Gi­bral­tar a Mal­ta. Dos pa­raí­sos. / P. In­gel­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.