El fis­cal se ob­ce­ca en ver te­rro­ris­mo en el ca­so Al­sa­sua

Sos­tie­ne que la “pre­sión” por el jui­cio des­en­ca­de­nó la di­so­lu­ción de ETA

Diario de Noticias (Spain) - - Portada - – J.m.s./agen­cias

El fis­cal de la AN Jo­sé Pe­rals ha re­cu­rri­do la sen­ten­cia de Al­sa­sua y si­gue ob­ce­ca­do en apre­ciar te­rro­ris­mo. Por si fue­ra po­co de­fien­de que la “pre­sión” del pro­ce­di­mien­to fue un fac­tor de­ter­mi­nan­te pa­ra que ETA se di­sol­vie­se.

PAM­PLO­NA – El fis­cal Jo­sé Pe­rals ha re­cu­rri­do an­te la Sala de Ape­la­cio­nes de la Au­dien­cia Na­cio­nal la sen­ten­cia que condena a ocho jó­ve­nes de Al­sa­sua por la agre­sión a dos guar­dias ci­vi­les y sus pa­re­jas el 15 de oc­tu­bre de 2016, al en­ten­der que los he­chos de­ben ser ca­li­fi­ca­dos co­mo te­rro­ris­mo, por lo que in­sis­te en que las pe­nas de­ben os­ci­lar en­tre 12 años y me­dio y 62 años y me­dio de cár­cel por de­li­tos de le­sio­nes y ame­na­zas te­rro­ris­tas. En­tre sus ar­gu­men­tos, lle­ga a opi­nar que la “pre­sión” por el jui­cio fue un “fac­tor” que des­en­ca­de­nó la di­so­lu­ción de ETA.

La Sec­ción Pri­me­ra de la Sala de lo Pe­nal con­de­nó a los ocho jó­ve­nes a en­tre 2 y 13 años por aten­ta­do a agen­tes de la au­to­ri­dad, le­sio­nes, des­ór­de­nes pú­bli­cos y ame­na­zas. Aun­que los ma­gis­tra­dos im­pu­sie­ron las pe­nas más al­tas con­tem­pla­das pa­ra los ci­ta­dos de­li­tos, no con­si­de­ra­ron que de­ban ser pe­na­dos por los de­li­tos te­rro­ris­tas por­que que “no ha que­da­do ple­na­men­te acre­di­ta­do la fi­na­li­dad te­rro­ris­ta de su ac­ción y tam­po­co su vin­cu­la­ción o per­te­nen­cia a ETA”.

Sin em­bar­go, la opi­nión del fis­cal Jo­sé Pe­rals es bien dis­tin­ta. A su jui­cio, “se tra­tó de un ata­que pre­me­di­ta­do y con una fi­na­li­dad cla­ra, de­mos­trar que quien manda en Al­sa­sua es el pen­sa­mien­to úni­co y ex­clu­yen­te de de­ter­mi­na­das per­so­nas que tie­nen se­cues­tra­da y ate­mo­ri­za­da a par­te de una po­bla­ción que no pien­sa co­mo ellos”. Ade­más, la agre­sión “sir­ve de avi­so al res­to de la po­bla­ción de que esas per­so­nas de­ben ser ex­clui­das”.

El fis­cal re­cuer­da en su es­cri­to que la pro­pia sen­ten­cia en la que no se es­ti­ma te­rro­ris­mo sí apre­cia en los ocho con­de­na­dos una ac­tua­ción “im­preg­na­da por una mo­ti­va­ción ideo­ló­gi­ca de­ri­va­da de la di­ná­mi­ca de la iz­quier­da aber­tza­le im­pul­sa­da por el mo­vi­mien­to Os­pa, que era uno de los mo­vi­mien­tos a su vez im­pul­sa­dos por el fren­te de ma­sas de ETA” que de­fien­de la ex­pul­sión de las Fuer­zas y Cuer­pos de Se­gu­ri­dad del Es­ta­do de Na­va­rra y de la Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma Vas­ca. “To­do ello lle­va a la con­clu­sión de que lo que ocu­rrió en Al­sa­sua la no­che del 15 de oc­tu­bre de 2016 no fue una pe­lea de bar ni una tri­ful­ca. Fue una agre­sión pla­ni­fi­ca­da y or­ga­ni­za­da con­tra dos miem­bros de la Guar­dia Ci­vil y sus pa­re­jas con una fi­na­li­dad te­rro­ris­ta. Con la fi­na­li­dad de ex­pul­sar a los miem­bros de la Guar­dia Ci­vil de un te­rri­to­rio que los acu­sa­dos con­si­de­ran su­yo de una ma­ne­ra ex­clu­yen­te, ate­mo­ri­zan­do ade­más a una par­te de la po­bla­ción que no pien­sa co­mo ellos”, de­du­ce Pe­rals.

ETA anun­ció su di­so­lu­ción a prin­ci­pios del pa­sa­do ma­yo, cuan­do se es­ta­ba ce­le­bran­do el jui­cio en Madrid, y el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co opi­na que lo hi­zo en­ton­ces, en­tre otros fac­to­res, “por la pre­sión” de es­te pro­ce­di­mien­to, pe­ro destaca que es­to no quie­re de­cir que los ac­tos ocu­rri­dos en la lo­ca­li­dad na­va­rra “de­jen de ser te­rro­ris­tas”. “Si una ac­ción vio­len­ta se co­me­te con una mo­ti­va­ción ideo­ló­gi­ca im­pul­sa­da por una or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta, di­cha ac­ción cons­ti­tu­ye te­rro­ris­mo aun­que el su­je­to no es­té in­te­gra­do en una or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta”, re­mar­ca.

“DE BA­JA IN­TEN­SI­DAD” Aun­que la sen­ten­cia de la Sala de lo Pe­nal sub­ra­ya que en el año en que ocu­rrie­ron los he­chos ETA ya ha­bía anun­cia­do el ce­se de su ac­ti­vi­dad te­rro­ris­ta, la Fis­ca­lía in­ci­de en que aún “per­sis­te una he­ren­cia de dé­ca­das de te­rror” que se pue­de ca­li­fi­car de “te­rro­ris­mo de ba­ja in­ten­si­dad” que no es “sino una pro­lon­ga­ción del que du­ran­te dé­ca­das ha im­pe­ra­do en el País Vas­co y Na­va­rra y que tam­bién se tras­la­dó al res­to de España e in­clu­so a Fran­cia”. “ETA no es una sim­ple or­ga­ni­za­ción de pis­to­le­ros. Es un en­tra­ma­do mu­cho más com­ple­jo que con­for­ma­ba tres fren­tes prin­ci­pa­les: el de ma­sas, el ins­ti­tu­cio­nal y el ar­ma­do”, sos­tie­ne.

El fis­cal re­pro­cha que la sen­ten­cia “di­ce que to­do lo an­te­rior es pa­sa­do y que los acu­sa­dos ni si­quie­ra eran ma­yo­res de edad cuan­do en el 2011 la ban­da te­rro­ris­ta ma­ni­fes­tó que aban­do­na­ba la lu­cha ar­ma­da”. En su opi­nión, es­to “es cier­to”, pe­ro “no im­pi­de que to­do es­te idea­rio que se ha ido con­so­li­dan­do ha­ya fi­nal­men­te ca­la­do en la men­ta­li­dad de es­tos jó­ve­nes, he­re­de­ros de que las ideas po­lí­ti­cas pue­den de­fen­der­se me­dian­te la vio­len­cia y que los ha­yan lle­va­do a la prác­ti­ca con la fi­na­li­dad ideo­ló­gi­ca de la or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta”.

Ade­más, sub­ra­ya que en el año 2016 ETA ha­bía de­cla­ra­do el ce­se de su ac­ti­vi­dad ar­ma­da, pe­ro to­da­vía “exis­tía y, con in­de­pen­den­cia de que pos­te­rior­men­te ha­ya o no de­cla­ra­do su di­so­lu­ción, im­po­nía su ideo­lo­gía”. De he­cho, re­cuer­da Pe­rals en va­rias oca­sio­nes en su es­cri­to que dos de los con­de­na­dos, Jo­kin Una­muno y Adur Ra­mí­rez, se ha­bían mos­tra­do “es­pe­cial­men­te ac­ti­vos” en el mo­vi­mien­to Os­pa, tal y co­mo tam­bién destaca la sen­ten­cia de la Sala de lo Pe­nal.

El fis­cal Jo­sé Pe­rals ex­po­ne su in­for­me de con­clu­sio­nes du­ran­te el jui­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.