Opi­nio­nes en vez de prue­bas ob­je­ti­vas

El re­cur­so de la Fis­ca­lía con­tra la sen­ten­cia de la AN re­cla­man­do de nue­vo la ti­pi­fi­ca­ción de te­rro­ris­mo pa­ra los he­chos de Al­sa­sua es un cú­mu­lo de creen­cias ima­gi­na­ti­vas que evi­den­cia aún más la des­pro­por­ción y pro­vo­ca­ción de es­te ca­so

Diario de Noticias (Spain) - - Opinión -

El re­cur­so de la Fis­ca­lía a la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Na­cio­nal que des­car­tó que la agre­sión a dos agen­tes de la Guar­dia Ci­vil en Al­sa­sua fue­ra un de­li­to de te­rro­ris­mo pa­ra in­sis­tir pre­ci­sa­men­te en que fue un ac­to de te­rro­ris­mo y re­cla­mar de nue­vo pe­nas de en­tre 12 y 62 años pa­ra ocho jó­ve­nes es só­lo un des­pro­pó­si­to más en el cú­mu­lo de des­pro­pó­si­tos que ja­lo­nan es­te mon­ta­je po­li­cial y ju­di­cial. El re­cur­so de la Fis­ca­lía vuel­ve a des­cri­bir una reali­dad so­cial inexis­ten­te en Al­sa­sua y en el con­jun­to de Na­va­rra y tra­ta ma­la­men­te de co­lar a la de­ses­pe­ra­da las si­glas de una ETA que ya ha des­apa­re­ci­do re­tro­ce­dien­do a dé­ca­das atrás pa­ra man­te­ner el mon­ta­je de la ti­pi­fi­ca­ción pe­nal de te­rro­ris­mo. Si ya el jui­cio pu­so en evi­den­cia la fal­ta de prue­bas ob­je­ti­vas que pu­die­ran de­mos­trar las acu­sa­cio­nes y la par­ti­ci­pa­ción de los jó­ve­nes en los he­chos juz­ga­dos, las ar­gu­men­ta­cio­nes de la Fis­ca­lía só­lo in­ci­den en ese con­tex­to de ima­gi­na­ti­vas creen­cias del fis­cal sin aval pro­ba­to­rio al­guno. Ale­gar que ETA se ha di­suel­to por la pues­ta en mar­cha de es­te pro­ce­di­mien­to ju­di­cial con­tra ocho jó­ve­nes de Al­sa­sua, co­mo afir­ma la Fis­ca­lía co­mo ar­gu­men­to, no só­lo es una fal­se­dad ob­je­ti­va de­mos­tra­ble por los he­chos de los úl­ti­mos 10 años, sino que si­túa en to­da su cru­de­za la fal­ta de prue­bas que ava­len ha­ber tras­la­da­do es­te ca­so a juz­gar a la Au­dien­cia Na­cio­nal, in­clu­so que ava­len el re­la­to de los he­chos de la pro­pia sen­ten­cia de la Au­dien­cia Na­cio­nal que les con­de­nó a pe­nas de 5 a 10 años de cár­cel. Na­da de lo que di­ce la Fis­ca­lía en su re­cur­so tie­ne que ver con lo que pu­die­ra ocu­rrir esa ma­dru­ga­da de ha­ce más de año y me­dio en un bar de Al­sa­sua y mu­cho me­nos tie­ne que ver con lo ocu­rri­do du­ran­te el jui­cio, don­de lo más cla­ro de los 15 días de tes­ti­mo­nios y declaraciones de tes­ti­gos, víc­ti­mas e impu­tados fue que ni si­quie­ra que­dó cla­ro que los he­chos ocu­rrie­ran en la di­men­sión de des­ór­de­nes pú­bli­cos. A dos días de la con­vo­ca­to­ria de una nue­va manifestación en las ca­lles de Pam­plo­nai­ru­ña pa­ra de­nun­ciar la des­pro­por­ción de las pe­nas im­pues­tas y re­cla­mar el de­re­cho a un jui­cio y una sen­ten­cia jus­ta, el re­cur­so de la Fis­ca­lía só­lo pue­de en­ten­der­se co­mo una nue­va pro­vo­ca­ción. La Fis­ca­lía, que no apor­tó prue­bas que pu­die­ran con­fir­mar sus es­tram­bó­ti­cas te­sis, ob­via, co­mo si no hu­bie­ra ha­bi­do un jui­cio, que las se­sio­nes des­ve­la­ron con­tra­dic­cio­nes, errores, irre­gu­la­ri­da­des y mu­chas som­bras so­bre sus te­sis y so­bre la ins­truc­ción de es­te ca­so, ade­más de evi­den­tes prue­bas de in­de­fen­sión pa­ra los acu­sa­dos. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.