Ha­blar de di­ne­ro con tus hi­jos no es ta­bú

Diario de Noticias (Spain) - - Sociedad -

No es el te­ma que más in­co­mo­di­dad ge­ne­ra a unos pa­dres a la ho­ra de en­fren­tar­se a una con­ver­sa­ción con sus hi­jos, pe­ro en la ma­yo­ría de oca­sio­nes se abor­da de for­ma tar­día o equi­vo­ca­da.

En lí­neas ge­ne­ra­les nos cues­ta ha­blar de di­ne­ro, ya sea por pu­dor o por la fal­sa sen­sa­ción de pa­re­cer ava­ri­cio­sos. Sin em­bar­go, las fi­nan­zas per­so­na­les son im­por­tan­tes pa­ra cual­quier per­so­na, sin im­por­tar su edad, ya que en gran me­di­da con­di­cio­nan su vi­da dia­ria.

Los ex­per­tos abo­gan por afron­tar la ma­te­ria sin di­la­ción, al­re­de­dor de los sie­te años de edad, y con al­gu­nas pau­tas muy cla­ras. Los más pe­que­ños de­ben en­ten­der que las co­sas cues­tan di­ne­ro, que tie­nen un va­lor y que es fru­to del tra­ba­jo de sus pa­dres. Ayu­da­ría, tal y co­mo ma­ni­fies­ta Jordi Mar­tí­nez, di­rec­tor de Edu­ca­ción Fi­nan­cie­ra del IEF (Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Fi­nan­cie­ros), que des­de la edu­ca­ción pri­ma­ria se au­men­ta­se el tiem­po de­di­ca­do a ex­pli­car con­cep­tos bá­si­cos a los ni­ños. Es al­go que ca­da vez ge­ne­ra más con­sen­so: los alum­nos de­ben con­cluir su ci­clo de edu­ca­ción más tem­prano con no­cio­nes so­bre la im­por­tan­cia que su­po­ne pa­ra su fu­tu­ro una bue­na ad­mi­nis­tra­ción de su di­ne­ro. Un buen ejem­plo es la pa­ga se­ma­nal. Pa­ra Mar­tí­nez, se de­be “trans­fe­rir res­pon­sa­bi­li­dad” a los hi­jos y que se ha­gan car­go de sus pe­que­ños gas­tos. Por el con­tra­rio, no re­co­mien­da aso­ciar esa pa­ga a los tra­ba­jos en ca­sa, co­mo ha­cer su ca­ma o ayu­dar en otras ta­reas do­més­ti­cas. Pa­ra el ex­per­to, si la fa­mi­lia pa­sa en al­gún mo­men­to por di­fi­cul­ta­des fi­nan­cie­ras, los hi­jos en­ten­de­rían mal que no se les si­guie­se re­mu­ne­ran­do por esas ac­ti­vi­da­des. Por ello se in­cli­na por esa trans­fe­ren­cia de res­pon­sa­bi­li­dad, ade­más de ir au­men­ta­do la pa­ga

con­for­me avan­ce la edad.

¿POR DÓN­DE EM­PE­ZAR? Un eu­ro a la se­ma­na a los sie­te años pue­de ser una bue­na re­fe­ren­cia. Una vez co­men­za­do es­te pro­ce­so, co­men­tar cues­tio­nes co­mo la del aho­rro son tam­bién muy re­le­van­tes. Mo­ti­va­cio­nes co­mo el pre­mio fi­nal del aho­rro, uni­do a la cons­tan­te del tiem­po, in­cen­ti­va­rán una cul­tu­ra fi­nan­cie­ra en los ni­ños que arrai­ga­rá de ca­ra a su fu­tu­ro.

Jordi Mar­tí­nez con­clu­ye que los pa­dres pue­den acom­pa­ñar ese pro­ce­so de for­ma sen­ci­lla: por ca­da cin­co eu­ros aho­rra­dos, los pro­ge­ni­to­res aña­di­rán uno más. Tam­bién la exis­ten­cia de una “hu­cha fa­mi­liar”, a la que to­dos con­tri­bu­yan pa­ra lo­grar un ob­je­ti­vo co­mún es una prác­ti­ca sa­lu­da­ble que ayu­da­rá en la mi­sión de in­tro­du­cir en el ám­bi­to do­més­ti­co con­cep­tos so­bre cul­tu­ra fi­nan­cie­ra.

Por úl­ti­mo, to­do de­be ha­cer­se dan­do ejem­plo. De po­co ser­vi­rán las lec­cio­nes si lo que ob­ser­van los pe­que­ños en ca­sa es un de­rro­che inade­cua­do o fal­ta de pre­vi­sión en otras oca­sio­nes. “Si no les da­mos ejem­plo, no se­rán res­pon­sa­bles fi­nan­cie­ra­men­te”, afir­ma ca­te­gó­ri­co el di­rec­tor de edu­ca­ción fi­nan­cie­ra del IEF.

Los ni­ños de­ben en­ten­der que “las co­sas cues­tan di­ne­ro y que tie­nen un va­lor” fru­to del tra­ba­jo de los pa­dres

Una hu­cha fa­mi­liar es una bue­na me­di­da pa­ra in­cul­car la cul­tu­ra fi­nan­cie­ra en el ám­bi­to do­més­ti­co

EN­CUEN­TRO En el even­to or­ga­ni­za­do por Cai­xabank jun­to a la red de blogs Ma­dres­fe­ra pa­ra de­ba­tir so­bre las fi­nan­zas y los ni­ños, que se en­mar­ca den­tro del Plan de Cul­tu­ra Fi­nan­cie­ra de la en­ti­dad ban­ca­ria, sur­gie­ron otras cues­tio­nes in­tere­san­tes co­mo la de qué ha­cer con una hu­cha que lle­va años en­gor­dan­do y aho­ra hay que abrir. Exis­tía una preo­cu­pa­ción por par­te de al­gu­nas ma­dres, ya que la can­ti­dad de di­ne­ro es im­por­tan­te y los ni­ños tie­nen un sen­ti­mien­to de pro­pie­dad que po­dría lle­var a un gas­to inapro­pia­do. La res­pues­ta del ex­per­to pu­so el fo­co en fi­jar, pre­via­men­te a co­no­cer la ci­fra, un ob­je­ti­vo pac­ta­do pa­ra ese gas­to, e in­clu­so en vol­ver a aho­rrar una par­te con otro ob­je­ti­vo di­fe­ren­te, es­ta vez sí acor­da­do con an­te­la­ción.

Las múl­ti­ples in­ter­ven­cio­nes en el turno de pre­gun­tas de­jan pa­ten­te que exis­ten mu­chas du­das en es­te ám­bi­to, y es pre­ci­sa­men­te ahí dón­de Cai­xabank, en su fi­lo­so­fía de Ban­ca So­cial­men­te Res­pon­sa­ble, mul­ti­pli­ca sus es­fuer­zos pa­ra lle­gar a más per­so­nas. Pre­ci­sa­men­te con ese ob­je­ti­vo es­te plan de Cul­tu­ra Fi­nan­cie­ra se com­ple­ta con ví­deos, una pá­gi­na web, cam­pa­ñas en re­des so­cia­les, con­fe­ren­cias y pues­ta a dis­po­si­ción de ma­te­ria­les di­dác­ti­cos que se­rán de ayu­da en di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes, o sim­ple­men­te pa­ra am­pliar co­no­ci­mien­tos fi­nan­cie­ros bá­si­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.