ÁN­GEL ANTONIO HE­RRE­RA

Es­ta se­ma­na cum­ple... 48 Judit Mascó ‘‘ Oja­lá cun­die­ra su ejem­plo de pu­ra na­tu­ra­li­dad’’

Diez Minutos - - SUMARIO - JUDIT MASCÓ

Un día, ya ca­si re­mo­to, Judit Mascó fue por­ta­da de la re­vis­ta “Sports Illus­tra­ted”, el po­dio me­jor de las ma­ra­vi­llo­sas pla­ne­ta­rias, y tro­nó pa­ra siem­pre su ca­rre­ra. Su ca­rre­ra era la de mo­de­lo, que es la mis­ma de aho­ra, só­lo que dé­ca­das des­pués. Nues­tra her­mo­sa cum­ple el 12 de oc­tu­bre 48 años.

Di­ría­mos que mi­li­ta en la per­fec­ción, aun­que ya di­jo el poe­ta que la per­fec­ción es su­ce­si­va, con lo que la per­fec­ción, en ri­gor, no exis­te. Pe­ro ahí es­tá Judit Mascó, que va ti­ran­do a per­fec­ta, aun­que ella in­sis­ti­rá en que no. Pe­ro re­cuer­den aquí al­gu­nos da­tos: es­tá fe­liz­men- te ca­sa­da con el abo­ga­do Eduar­do Vi­cen­te, des­de siem­pre. Tie­nen cua­tro hi­jas prós­pe­ras co­mo el mes de ma­yo, y el tra­ba­jo lle­ga a ella co­mo un don dorado, que no ce­sa. Atien­de co­mo na­die los re­que­ri­mien­tos so­li­da­rios, no hay quien le en­cuen­tre un enemi­go y sa­le en la te­le o en los cóc­te­les con una gra­cia so­lea­da que es una per­so­na­li­dad. Es­cri­bo to­do es­to abre­vian­do.

Vie­ne de pa­dres maes­tros, y nun­ca en su vi­da ha da­do un sus­to. Yo la veo co­mo una sue­ca de Cataluña que da a to­pe don­de la pon­gas. Pre­sen­tó un con­cur­so de ni­ñas mo­nas que bus­ca­ban en­cum­brar­se de mo­de­los. No sé si hi­cie­ron po­ca o mu­cha ca­rre­ra, pe­ro cum­plie­ron un ca­rre­rón de pla­ñi­de­ras de pri­me ti­me, por­que llo­ra­ban por to­do, ga­na­ran o per­die­ran. Aque­llo era co­mo un ve­la­to­rio en mi­ni­fal­da.

Pe­ro Mascó, que ya ha­bía triun­fa­do en to­dos los con­cur­sos, no llo­ra­ba nun­ca en pú­bli­co, sino que son­reía co­mo en un spot per­ma­nen­te, y ha­cía ges­tos que en­tu­sias­ma­ban a los fo­tó­gra­fos del pro­gra­ma. Ven­go a de­cir, con es­te de­ta­lle, que Mascó tie­ne un mo­do pul­cro y for­ja­do de con­du­cir­se en su ofi­cio, que es la se­re­ni­dad de pa­re­cer­se mu­cho a ella mis­ma. Fue úni­ca, en su gre­mio. Lo es.

án­gel antonio he­rre­ra Co­la­bo­ra­dor de la re­vis­ta. Pue­des leer su opi­nión en www.diez­mi­nu­tos.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.