Ex­tre­ma la pre­cau­ción

Diez Minutos - - SALUD -

En prin­ci­pio, la llu­via ac­túa co­mo agen­te lim­pia­dor, ya que des­pe­ja el am­bien­te de po­len. Pe­ro con­vie­ne ser pre­ca­vi­da en los días llu­vio­sos por­que, si des­pués del agua re­apa­re­cen el sol y el ca­lor, las par­tí­cu­las de po­len re­gre­san con más fuer­za. En ca­so de días se­cos y ca­lu­ro­sos, la con­cen­tra­ción de alér­ge­nos es ma­yor; si el día es ven­to­so y so­lea­do, el alér­geno se me­te­rá con fa­ci­li­dad en los ojos, lo que pue­de pro­vo­car irri­ta­ción, en­ro­je­ci­mien­to y la­grimeo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.