Isa­bel Pan­to­ja en­fa­da­da de nue­vo con Cha­be­li­ta

Diez Minutos - - ESTOS DÍAS SE HABLA DE… -

Des­pués de años con una re­la­ción bas­tan­te t or­men­to­sa, pa­re­cía que Isa­bel Pan­to­ja por fin ha­bía con­se­gui­do acer­car­se a su pe­que­ña. Sin em­bar­go, la ilu­sión de la to­na­di­lle­ra tan só­lo ha du­ra­do unas cuan­tas se­ma­nas. La par­ti­ci­pa­ción de Cha­be­li­ta en una en­tre­vis­ta te­le­vi­sa­da el sá­ba­do 28 de oc­tu­bre ha vuel­to a di­na­mi­tar su re­la­ción. Se­gún ase­gu­ró Ma­ría Pa­ti­ño en “So­cia­li­té”, la can­tan­te es­tá muy de­cep­cio­na­da con su hi­ja por to­do lo que con­tó en el pro­gra­ma. A Isa­bel no le gus­tó na­da que se vol­vie­ran a po­ner so­bre la me­sa te­mas so­bre los que ella nun­ca se ha pro­nun­cia­do, co­mo su rup­tu­ra de amis­tad con Ma­ría del Mon­te. “Isa­bel vio la en­tre­vis­ta en Can­to­ra y se fue en­cen­dien­do mu­cho. No le gus­tó ni el de­co­ra­do ni en­ten­dió que su hi­ja tu­vie­ra que ha­blar de su pa­sa­do”, con­tó An­to­nio Ros­si.

Lo cier­to es que Cha­be­li­ta ya sa­bía que sus pa­la­bras no es­ta­ban gus­tan­do por­que Isa­bel le en­vió un what­sApp: “Aca­bo de ver un men­sa­je de mi ma­dre, que no quie­re que ha­ble de la fa­mi­lia”. Pe­se a las ad­ver­ten­cias, la con­cur­san­te de “Gran Her­mano Vip” sa­bía que se sen­ta­ba en el pla­tó con to­das las con­se­cuen­cias. Es más, la jo­ven no tu­vo re­pa­ros en con­fe­sar que su tío Agus­tín era la per­so­na que más da­ño le ha­bía he­cho en la vi­da. “Yo co­me­tí un error, que fue ha­blar de él cuan­do lle­gué de Honduras. Aho­ra me pre­gun­tan so­bre el te­ma y no me ape­te­ce men­tir ni con­tar otra his­to­ria”, aña­dió.

“Si no hu­bie­ra he­cho ca­so al qué di­rán, mi ma­dre hu­bie­ra si­do más feliz” Su tío Agus­tín es la per­so­na que “más da­ño” le ha he­cho en su vi­da. “No quie­ro men­tir”, aña­dió

Otro te­ma que en­fa­dó mu­chí­si­mo a la to­na­di­lle­ra fue cuan­do su hi­ja re­la­tó que la ca­sa de Can­to­ra es­tá pre­si­di­da por un cua­dro de Pa­qui­rri don­de siem­pre des­can­san flo­res frescas. Su ma­dre de­jó de ser la mis­ma cuan­do fa­lle­ció Pa­co y, se­gún Cha­be­li­ta, la to­na­di­lle­ra tu­vo que so­por­tar una car­ga que la im­pi­dió ser feliz. “Par­te de la fa­mi­lia le han he­cho creer que se tie­ne que sentir agra­de­ci­da por­que en un mo­men­to de su vi­da, tras la muer­te de Pa­qui­rri, se ha­cen car­go de mi her­mano. Aho­ra man­tie­ne a to­dos, pe­ro ella lo ve nor­mal. No se que­ja ni na­da. Si no hu­bie­ra he­cho ca­so al qué di­rán, hu­bie­ra si­do más feliz”, ex­pli­có.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.