El “Ge­fe” y su “Team Lo­ve”

El Dentista Moderno - - Sumario - Por la Dra. Le­ti­cia Ro­drí­guez Sil­ve­ra

Des­de que en el año 1994 me li­cen­cié co­mo Odon­tó­lo­ga he te­ni­do la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar en di­fe­ren­tes or­ga­ni­za­cio­nes con sus res­pec­ti­vos res­pon­sa­bles y equi­pos, lo que me ha brin­da­do la opor­tu­ni­dad de evo­lu­cio­nar en mis re­tos clí­ni­cos y desa­rro­llar mi pa­sión por au­men­tar el desa­rro­llo del Equi­po me­jo­ran­do la ex­pe­rien­cia del pa­cien­te en la clí­ni­ca. To­dos so­mos cons­cien­tes de la ve­lo­ci­dad de cam­bios en la prác­ti­ca dia­ria en la clí­ni­ca pe­ro es­ta re­vo­lu­ción pro­fun­da ha lle­ga­do a los ro­les del Lí­der del Equi­po, de­no­mi­na­do “Ge­fe” por los gu­rus en el desa­rro­llo de per­so­nas de em­pre­sas pun­te­ras, y su re­la­ción con lo que yo me he per­mi­ti­do lla­mar “Team lo­ve”. El “Ge­fe” es el Ges­tor de la Fe­li­ci­dad del Equi­po ejer­cien­do el acom­pa­ña­mien­to ac­ti­vo. Es una per­so­na cons­cien­te de que los ín­di­ces pro­duc­ti­vos de las em­pre­sas es­tán de­ter­mi­na­dos por la sa­tis­fac­ción la­bo­ral de sus co­la­bo­ra­do­res. To­da or­ga­ni­za­ción se com­po­ne de co­la­bo­ra­do­res que son el cen­tro de la es­tra­te­gia sin los cua­les no se po­dría crear va­lor agre­ga­do sos­te­ni­ble en el tiem­po. El es­ti­lo de aten­ción a nues­tros pa­cien­tes vie­ne de­ter­mi­na­do por las per­so­nas que com­po­ne­mos el Equi­po y so­mos no­so­tros los que ha­ce­mos que ese es­ti­lo de aten­ción mar­que la di­fe­ren­cia, de­jan­do una hue­lla po­si­ti­va en nues­tros pa­cien­tes. Es por ello que des­de las uni­ver­si­da­des (soy pro­fe­so­ra aso­cia­da Uni­ver­si­dad Internacional de Ca­ta­lun­ya) es­ta­mos ini­cian­do es­ta re­vo­lu­ción pro­fe­sio­nal que im­pli­ca lle­var a la re­fle­xión con ac­ción a nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de odon­tó­lo­gos y pro­fe­sio­na­les de la sa­lud, po­ten­cian­do sus ca­pa­ci­da­des emo­cio­na­les. Un lí­der em­pá­ti­co y con una me­jor re­la­ción con sus co­la­bo­ra­do­res, tie­ne que te­ner co­mo prin­ci­pio la mi­sión de 'acom­pa­ñar'; al­go que sin du­da se ve­rá re­fle­ja­do en un be­ne­fi­cio im­por­tan­te pa­ra to­da la or­ga­ni­za­ción ya que con­se­gui­mos aflo­rar lo me­jor de las per­so­nas in­cre­men­tan­do el desa­rro­llo y com­pe­ti­ti­vi­dad de to­da la clí­ni­ca. Se es­ta­ble­ce un víncu­lo de con­fian­za, de co­mu­ni­ca­ción abier­ta y sin­ce­ra en la que po­de­mos co­no­cer la sa­tis­fac­ción del Equi­po en su desa­rro­llo y po­der per­so­na­li­zar con cada uno cuá­les son los ele­men­tos in­tan­gi­bles que pue­den

ayu­dar­los a ser más fe­li­ces, dan­do co­mo re­sul­ta­do una re­la­ción de Team Lo­ve só­li­da. Es­ta re­la­ción Team Lo­ve in­ci­de de ma­ne­ra di­rec­ta en la at­mós­fe­ra que se res­pi­ra en nues­tra clí­ni­ca, creán­do­se un cli­ma de ar­mo­nía y pro­fe­sio­na­li­dad que ayu­da a que nues­tros pa­cien­tes se sien­tan a gus­to, lo que su­po­ne un va­lor aña­di­do que su­ma, jun­to con el diag­nós­ti­co clí­ni­co, pa­ra que el pa­cien­te to­me la de­ci­sión de que­dar­se con no­so­tros pa­ra ha­cer­se el tra­ta­mien­to.

¿Có­mo po­de­mos ser un buen “Ge­fe”?

• Co­no­cer có­mo pien­san los miem­bros de tu equi­po, có­mo sien­ten, porque las emo­cio­nes afec­tan al desa­rro­llo de nues­tro desem­pe­ño. De­be­mos em­pa­ti­zar con di­chas emo­cio­nes y ges­tio­nar el cli­ma emo­cio­nal del equi­po. • Mos­trar in­te­rés, in­tere­sar­nos por sus desa­rro­llos pro­fe­sio­na­les, sus in­quie­tu­des y an­he­los, po­ten­cian­do así sus ca­pa­ci­da­des y crean­do ver­da­de­ros gru­pos de tra­ba­jo. • Co­mu­ni­car más y me­jor. Des­cu­brir el len­gua­je y có­di­go de co­mu­ni­ca­ción de cada com­po­nen­te del Equi­po. Po­ten­ciar los flu­jos de in­for­ma­cion for­mal e in­for­mal. Estar en sin­to­nía, abier­to a cual­quier mo­men­to pa­ra es­ta­ble­cer feed­back re­co­no­cien­do en to­do mo­men­to nues­tro len­gua­je ver­bal y no ver­bal así co­mo el de nues­tro re­cep­tor-emi­sor. • Creer en ellos. Ma­ni­fes­tar nues­tras ex­pec­ta­ti­vas y estar con ellos cuan­do, co­mo en to­dos los gru­pos, se pro­du­cen cri­sis que ayu­dan a me­jo­rar las re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les y a re­no­var la con­fian­za del Equi­po. • Ha­cer­los sen­tir­se im­por­tan­tes y for­man­do par­te de una mi­sión que une a to­dos los que nos de­di­ca­mos de­vol­ver­le la sa­lud a nues­tros pa­cien­tes a tra­vés de su son­ri­sa. • Agra­de­cer y re­co­no­cer. Ejer­cer el agra­de­ci­mien­to ac­ti­vo in­di­vi­dua­li­za­do y co­lec­ti­vo, don­de los éxi­tos de nues­tro Team Lo­ve son nues­tros triun­fos que re­fuer­zan la mi­sión que te­ne­mos. • Me­jo­ra con­ti­nua. De­je­mos que los com­po­nen­tes del equi­po ten­gan sus pro­pias ini­cia­ti­vas y ex­plo­ren nue­vos ca­mi­nos pa­ra su pro­pio cre­ci­mien­to per­so­nal que re­dun­da­rá en su au­to­es­ti­ma y desa­rro­llo de su mi­sión. Re­la­ti­vi­zar el error co­mo for­ma de apren­di­za­je. • Li­de­rar con nues­tro pro­pio es­ti­lo. In­fluir con nues­tra pa­sión de ser­vi­cio al Equi­po y nues­tros pa­cien­tes. Dar­les esa ener­gía ins­pi­ra­do­ra que man­ten­ga el es­pí­ri­tu de to­dos. Con re­fle­xión y sin­tien­do nues­tro acom­pa­ña­mien­to co­mo” Ge­fes” po­dre­mos desa­rro­llar un Team Lo­ve com­pro­me­ti­do en dar lo me­jor a nues­tros pa­cien­tes.

Dra. Le­ti­cia Ro­drí­guez Res­pon­sa­ble clí­ni­ca Ce­dro Bar­ce­lo­na. Pro­fe­so­ra aso­cia­da UIC. Miem­bro del Co­mi­té Cien­tí­fi­co del DM.

Juan Ma­nuel Va­di­llo

Jo­sé Nart Mo­li­na

Jo­sé Ma­ría Mal­faz

Mi­guel Bur­gue­ño

Je­sús Da­niel Pa­re­jo

Mar­ta Re­vi­lla

An­na Ra­mi­ro

Juan Ló­pez Pa­la­fox

Ana Lo­ren­te

Ja­vier de la Cruz

Luis Ja­né No­blom

Gui­ller­mo Gal­ván

Ra­fael Mar­tí­nez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.