AC­TUA­LI­DAD

Re­co­no­ci­do co­mo pro­mo­tor de Ma­drid por el Ayun­ta­mien­to de la ca­pi­tal

El Dentista Moderno - - Sumario -

El Dr. Al­ber­to Si­ci­lia, re­co­no­ci­do co­mo pro­mo­tor de Ma­drid por el Ayun­ta­mien­to de la ca­pi­tal La fir­ma de ca­pi­tal ries­go Por­ta­be­llo ul­ti­ma la com­pra de Uni­den­tal y de otras pe­que­ñas ca­de­nas La FDI ela­bo­ra­rá una de­cla­ra­ción so­bre pu­bli­ci­dad odon­to­ló­gi­ca La ale­ma­na Vo­co in­vier­te cer­ca de 10 mi­llo­nes de eu­ros en un nue­vo cen­tro de pro­duc­ción de 9.000 me­tros cua­dra­dos El Con­se­jo In­ter­te­rri­to­rial de Sa­lud da un pa­so más pa­ra la crea­ción de es­pe­cia­li­da­des a tra­vés de Reales De­cre­tos Nue­vo Plan de Aten­ción Den­tal de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid UIC Bar­ce­lo­na crea el Au­la “Sim­pler and Bet­ter Tooth Reha­bi­li­ta­tion” con el im­pul­so de Strau­mann

Así de con­tun­den­te se mos­tra­ba el doc­tor Al­ber­to Si­ci­lia, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Eu­ro­pea de Os­teoin­te­gra­ción (EAO, por sus si­glas en in­glés), re­cien­te­men­te con mo­ti­vo del re­co­no­ci­mien­to co­mo pro­mo­tor de Ma­drid que le ha otor­ga­do la Ofi­ci­na de Tu­ris­mo del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid, Ma­drid Con­ven­tion Bu­reau, por su es­fuer­zo y em­pe­ño pa­ra que la “Con­fe­ren­ce of the Eu­ro­pean As­so­cia­tion for Os­seoin­te­gra­tion – EAO” se ce­le­bre en la ciu­dad de Ma­drid del 5 al 7 de oc­tu­bre. Se­gún los es­tu­dios, el 80% de los im­plan­tes de ba­ja ru­go­si­dad al­can­zan una vi­da me­dia de 25 años de uso. Sin em­bar­go, és­tos so­lo son en­tre el 15% y 20% de los ca­sos, sien­do más po­pu­la­res los ru­go­sos ya que se in­te­gran me­jor al hue­so, pe­ro pue­den pro­vo­car más com­pli­ca­cio­nes por pe­riim­plan­ti­tis, una pa­to­lo­gía que ha au­men­ta­do en nues­tro país en los úl­ti­mos años, ar­gu­men­tó el Dr Si­ci­lia, a la vez que re­cor­dó que el ca­pi­tal óseo y de te­ji­do en las per­so­nas que pier­den un dien­te “es li­mi­ta­do”, de ahí la re­le­van­cia de con­ser­var­lo y el es­fuer­zo in­ves­ti­ga­dor pa­ra lo­grar téc­ni­cas efec­ti­vas de re­ge­ne­ra­ción. Y es que en su opinión, el au­men­to de ca­sos de es­ta com­pli­ca­ción se de­be a que, re­sul­ta­do de la ex­ce­si­va ma­si­fi­ca­ción y mer­can­ti­li­za­ción del sec­tor en con­tra de los cri­te­rios de la pro­fe­sión, “se pue­den es­tar ha­cien­do en clí­ni­cas low-cost de­ma­sia­dos im­plan­tes en ca­sos que no es­tán in­di­ca­dos, una par­te de ellos son de­ma­sia­do ru­go­sos y con un con­trol po­co ri­gu­ro­so. Los im­plan­tes no son un fin, sino par­te de un tra­ta­mien­to”, re­cuer­da. Se es­ti­ma que en Es­pa­ña anual­men­te se ha­cen 800.000 im­plan­tes den­ta­les. Los da­tos de un es­tu­dio a seis años com­pa­ran­do im­plan­tes de al­ta y ba­ja ru­go­si­dad* po­nen de ma­ni­fies­to que los pri­me­ros pre­sen­tan una pér­di­da ósea sig­ni­fi­ca­ti­va en el 15% de los ca­sos, un por­cen­ta­je que ba­ja al 3-5% en el ca­so de los de ba­ja ru­go­si­dad. “Se­gu­ra­men­te es­ta di­fe­ren­cia sea ma­yor en la vi­da real de lo que de­mues­tran los es­tu­dios, en la que los pa­cien­tes no tie­nen un es­tric­to se­gui­mien­to”.

Una ci­ta eu­ro­pea “úni­ca” en Odon­to­lo­gía

La ci­ru­gía de im­plan­tes, el re­tra­ta­mien­to en pa­cien­tes que ya son por­ta­do­res de im­plan­tes –una si­tua­ción a la que has­ta aho­ra no se han te­ni­do que en­fren­tar los pro­fe­sio­na­les- o el tra­ta­mien­to mul­ti­dis­ci­pli­nar com­bi­na­do son al­gu­nos de los te­mas que se tra­ta­rán du­ran­te la Con­fe­ren­ce of the Eu­ro­pean Ass­so­cia­tion for Os­seoin­te­gra­tion – EAO. Es­ta ci­ta, que ten­drá lu­gar del 5 al 7 de oc­tu­bre y es­tá or­ga­ni­za­da con­jun­ta­men­te por la Aso­cia­ción EAO y SEPES, eu­ni­rá a más de 6.000 pro­fe­sio­na­les de la odon­to­lo­gía con el ob­je­ti­vo de “lle­var la cien­cia a la clí­ni­ca pa­ra po­der dar al pa­cien­te la me­jor res­pues­ta pa­ra su ca­so con­cre­to, y ade­más ha­cer­lo des­de su óp­ti­ca”, se­ña­la del doc­tor Si­ci­lia en ca­li­dad de pre­si­den­te del Con­gre­so. Tal y co­mo ex­pli­ca, “es un con­gre­so de ma­ri­da­je per­fec­to por­que ca­da aso­cia­ción apor­ta su co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co com­ple­men­ta­rio, lo que le ha­ce úni­co”. En es­te sen­ti­do, el doc­tor Si­ci­lia des­ta­có que un área en desa­rro­llo es el tra­ta­mien­to mul­ti­dis­ci­pli­nar en el que los pro­fe­sio­na­les en es­té­ti­ca, ci­ru­ja­nos de im­plan­tes, pe­rio­don­cis­tas y or­to­don­cis­tas ha­cen tra­ta­mien­tos com­bi­na­dos pa­ra re­cons­truir la bo­ca. “Gra­cias a la tec­no­lo­gía di­gi­tal po­de­mos in­te­grar fo­to­gra­fía, mo­de­los y es­ca­la de dien­tes pa­ra te­ner un diag­nós­ti­co in­te­gral y más exi­gen­te. Con el tra­ta­mien­to mul­ti­dis­ci­pli­nar se pue­de con­se­guir tra­ta­mien­tos muy bue­nos, que me­jo­ran la es­té­ti­ca y son muy du­ra­de­ros”, ex­pli­có. Es pre­ci­sa­men­te la tec­no­lo­gía la que ha re­vo­lu­cio­na­do el ám­bi­to de la implantología, per­mi­tien­do ga­nar en ra­pi­dez y tam­bién en es­té­ti­ca, ade­más de per­mi­tir una ci­ru­gía mí­ni­ma­men­te in­va­si­va. Así, el Dr. Si­ci­lia es­ti­ma que en un pla­zo es­ti­ma­do de cin­co años la im­pre­sión óp­ti­ca di­gi­tal ha­brán su­pe­ra­do las li­mi­ta­cio­nes que tie­nen hoy en día y su apli­ca­ción es­ta­rá es­tan­da­ri­za­da. “Es­ta­mos en una fa­se muy avan­za­da de desa­rro­llo, si bien to­da­vía no es el es­tán­dar por­que no con­si­guen una pre­ci­sión exac­ta tan bue­na co­mo la de la im­pre­sión analó­gi­ca. Pe­ro va ir me­jo­ran­do y en bre­ve po­dre­mos apro­ve­char­nos de las ven­ta­jas de in­me­dia­tez y no in­va­si­vi­dad que ofre­cen”. Asi­mis­mo, apun­tó a los fac­to­res de cre­ci­mien­to óseo bio­quí­mi­cos, sin­te­ti­za­dos o ba­sa­dos en cé­lu­las ma­dre del pa­cien­te, co­mo una de las fu­tu­ras re­vo­lu­cio­nes en implantología. Aun­que ad­mi­tió que “es­tá un po­co le­jos to­da­vía”, es­to per­mi­ti­ría mo­du­lar los te­ji­dos y re­cu­pe­rar su for­ma ósea. Com­bi­na­do con el uso de im­pre­sos 3D pa­ra ha­cer in­jer­tos a me­di­da, trans­for­ma­rá la ci­ru­gía re­cons­truc­ti­va de la bo­ca.

De la cien­cia a la prác­ti­ca clí­ni­ca

Uno de los re­tos del doc­tor Si­ci­lia co­mo pre­si­den­te de la EAO, es pre­ci­sa­men­te re­du­cir el tiem­po que pa­sa en­tre los en­sa­yos re­gla­dos y la con­so­li­da­ción de una téc­ni­ca y su apli­ca­ción en pa­cien­tes, que ac­tual­men­te se es­ti­ma en 10-15 años. Pa­ra ello, han pues­to en mar­cha el sis­te­ma Cli­ni­cal Re­search Trans­pa­rency Pro­ject (CREST), un sis­te­ma on li­ne de au­di­to­ría en tiem­po real que ha­rá po­si­ble “avan­zar en la in­ves­ti­ga­ción y me­jo­rar la ci­ru­gía y tra­ta­mien­tos que rea­li­za­mos en mu­cho me­nos tiem­po, ya que con­tro­la­re­mos la ca­li­dad y au­ten­ti­ci­dad de en­sa­yos clí­ni­cos de es­tu­dios pros­pec­ti­vos con pa­cien­tes de téc­ni­cas qui­rúr­gi­cas no­ve­do­sas”.

De iz­da. a dcha.: Mi­guel Sanz, Di­rec­tor de Tu­ris­mo de Ma­drid Des­tino, el Dr. Al­ber­to Si­ci­lia y Da­vid Noack, Di­rec­tor Ma­drid Con­ven­tion Bu­reau.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.