ÉS­TA ES LA AC­TI­TUD

ELLE Decoration (Spain) - - Editorial - MAR­TA RIOPÉREZ. DI­REC­TO­RA

Hay ca­sas en las que na­da más en­trar se adop­ta una pos­tu­ra des­preo­cu­pa­da, abier­ta al descanso y al pla­cer, don­de se di­ría es­tar siem­pre co­mo de va­ca­cio­nes. Da igual en el lu­gar en el que se lo­ca­li­cen, pue­den en­con­trar­se en ple­na sa­ba­na afri­ca­na o en el cen­tro de Am­be­res, en Mi­lán o en Los Án­ge­les. He­mos hallado va­rias y las trae­mos aquí pa­ra ra­ti­fi­car que, una vez más, lo im­por­tan­te es la ac­ti­tud, el en­fo­que que se da al mo­do de vi­vir. Son pro­yec­tos que ha­cen su­yo nues­tro men­sa­je de por­ta­da, Re­lax Ti­me, de una ma­ne­ra in­trín­se­ca. Yo os con­fie­so que me he enamo­ra­do de la vi­vien­da en la Tos­ca­na del di­se­ña­dor Vin­cen­zo de Co­tiis, con esa piel de már­mol ver­de, el fe­rra­ri de los re­ves­ti­mien­tos, en­vol­vién­do­la por entero, pis­ci­na in­clui­da. Tam­bién me he sor­pren­di­do ad­mi­ra­da de la so­lu­ción pro­pues­ta por el ar­qui­tec­to va­len­ciano Ra­món Es­te­ve, al ver có­mo ele­va­ba el jar­dín y el pa­tio de la vi­vien­da que ha pro­yec­ta­do en Te­ruel, pa­ra que su pro­pie­ta­ria go­za­ra con pri­va­ci­dad y pers­pec­ti­va de la con­tem­pla­ción de los te­ja­dos de un en­torno ru­ral ma­ra­ra­vi­llo­so, de­te­ni­do en la his­to­ria. Son ideas de ge­nios, de vi­sio­na­rios que en­tran en la men­te de sus clien­tes y se las re­vo­lu­cio­nan con sus pro­pues­tas fas­ci­nan­tes, siem­pre con­si­guien­do su­pe­rar­las y mos­trán­do­les una ma­ne­ra mu­cho más ple­na de dis­fru­tar. Me ha he­cho gra­cia tam­bién la po­si­ción de la pa­re­ja de ga­le­ris­tas y di­se­ña­do­res cu­ya vi­vien­da en L.A. pre­sen­ta­mos aquí, ellos han he­cho de sus sa­lo­nes su es­ca­pa­ra­te: "En es­ta gran ciu­dad na­die pa­sea de­lan­te de una tien­da", nos han di­cho, así que in­vi­tan a sus clien­tes a re­la­jar­se en su ca­sa ge­nial mien­tras des­cu­bren te­so­ros. Se tra­ta de una ac­ti­tud esen­cial que em­pie­za a ser di­fun­di­da por la ar­qui­tec­tu­ra más jo­ven, co­mo he­mos cons­ta­ta­do en Ve­ne­cia en la ac­tual Bie­nal de Ar­qui­tec­tu­ra, y que con­sis­te en trans­cen­der sus lí­mi­tes más allá de la fun­cio­na­li­dad, pa­ra de­jar­se ga­nar por la emo­ción.

“Hay vi­sio­na­rios, ge­nios, que dan la vuel­ta a un pro­yec­to, ge­ne­ran­do así un dis­fru­te ex­cep­cio­nal”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.