POR AMOR A LA MO­DA Las pie­zas más ‘lo­ve’ de Uno de 50.

Dé­ja­te con­quis­tar por la co­lec­ción con más RO­MAN­TI­CIS­MO de la nue­va tem­po­ra­da; no só­lo te enamo­ra­rás de la ori­gi­na­li­dad de sus jo­yas, sino tam­bién de aque­llo que las ins­pi­ra.

ELLE (Spain) - - SUMARIO - POR MA­RÍA LAUTENSCHLAEGER. REA­LI­ZA­CIÓN: MART­HA REVELO. FOTOS: LUIS ÁL­VA­REZ

Pre­pá­ra­te por­que la nue­va tem­po­ra­da pro­me­te lle­nar tu jo­ye­ro de pa­sión. Pa­la­bra de Uno de 50. Man­te­nien­do su ori­gi­nal es­ti­lo hand­man­de y con la pla­ta y el cue­ro co­mo gran­des pro­ta­go­nis­tas, la mar­ca es­pa­ño­la del can­da­do re­to­ma sus orí­ge­nes más ét­ni­cos, pe­ro en cla­ve ro­mán­ti­ca, y se ins­pi­ra en el amor pa­ra re­tra­tar las dis­tin­tas eta­pas de una re­la­ción con su nue­va co­lec­ción: Pha­ses of Lo­ve. Así, en ani­llos, pen­dien­tes y co­lla­res, las plu­mas sim­bo­li­zan el co­mien­zo; las li­bé­lu­las, las ma­ri­po­sas en el es­tó­ma­go de los enamo­ra­dos, y los es­la­bo­nes en­tre­la­za­dos, el com­pro­mi­so eterno de una pa­re­ja. ¿Un fle­cha­zo pa­ra mez­clar en cual­quier fa­se? La pul­se­ra Zen, rí­gi­da y con bo­las en sus ex­tre­mos, que se con­vier­te en un sím­bo­lo del equi­li­brio gra­cias a sus nue­vos ele­men­tos in­ter­cam­bia­bles. Sin du­da, le­van­ta­rá más de un sus­pi­ro.

Ca­za­do­ra va­que­ra de Po­lo Ralph Lau­ren, ca­mi­se­ta de ATM Ant­hony Tho­mas Me­li­llo y jo­yas de pla­ta de Uno de 50. Blu­sa de Man­go, va­que­ros y cin­tu­rón de H&M y jo­yas de Uno de 50.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.