Nue­vos em­pren­de­do­res y mo­de­los de ne­go­cio in­no­va­do­res.

Emprendedores - - Sumario - www.yum­meat.es

El dulce sin re­mor­di­mien­tos. “Es el nue­vo con­cep­to que apor­ta­mos al mer­ca­do. Con él pre­ten­de­mos crear una fi­lo­so­fía aso­cia­da a nues­tros pro­duc­tos y que con­sis­te en que co­mer dulce no tie­ne que ser in­sano o dar­te un ca­pri­cho, no tie­ne por qué echar la die­ta a per­der. Ade­más, cui­da­mos las go­lo­si­nas co­mo un pro­duc­to gour­met, ha­cién­do­la más adul­ta gra­cias a un pac­ka­ging es­pe­cial­men­te di­se­ña­do pa­ra lle­var­lo a cual­quier par­te, que con­ser­ve el pro­duc­to perfectamente y que sea chic en­se­ñar­lo. Que­re­mos que la ex­pe­rien­cia de pro­duc­to sea per­fec­ta des­de el en­vol­to­rio has­ta el sa­bor”, ar­gu­men­ta Juan Per­te­guer, que jun­to a su so­cio

Mi­guel Án­gel Ro­drí­guez Ca­ve­da, han lan­za­do al mer­ca­do –con una in­ver­sión ini­cial apro­xi­ma­da de unos 100.000 eu­ros– la mar­ca Yum­meat, de go­lo­si­nas sin azú­car y gra­sa.

La idea de ne­go­cio sur­ge por la afi­ción de los so­cios por las go­lo­si­nas “y por no en­con­trar un pro­duc­to que es­tu­vie­se igual de bueno y que fue­ra sano. Al es­tu­diar la opor­tu­ni­dad de mer­ca­do, de­tec­ta­mos esa ne­ce­si­dad apo­ya­da tam­bién en fa­ci­li­tar la vi­da a los dia­bé­ti­cos, a las ma­dres que no quie­ren que sus hi­jos ten­gas ca­ries, a la gen­te que quie­re cui­dar­se y no en­cuen­tra un snack en­tre ho­ras que les ayu­de a se­guir la die­ta…”, afir­ma Per­te­guer.

PRO­BAR SU SA­BOR. Los so­cios ana­li­za­ron la de­man­da a tra­vés de encuestas seg­men­ta­das por pú­bli­cos. “Hi­ci­mos prue­bas de pro­duc­to y una mues­tra a cie­gas pa­ra con­se­guir un sa­bor per­fec­to. Tam­bién ana­li­za­mos el en­torno di­gi­tal pa­ra sa­ber si des­de la Red se de­man­da­ban es­te ti­po de pro­duc­tos”, ex­pli­ca Per­te­guer, que re­co­no­ce que la prin­ci­pal tra­ba que tu­vie­ron que su­pe­rar “fue con­se­guir un pro­duc­to de ca­li­dad sin azú­car y sin gra­sa, pa­ra lo que hi­ci­mos mu­chos tes­teos al res­pec­to. Tam­bién, el con­trol de stock y abas­te­ci­mien­to fue un rom­pe­ca­be­zas pa­ra po­der te­ner siem­pre ma­te­rial y no ex­ce­der el es­pa­cio de abas­te­ci­mien­to. Pa­ra ello, hay que ha­cer un con­trol ri­gu­ro­so dia­rio a tra­vés de ta­blas que fa­ci­li­tan esa la­bor”. Per­te­guer sub­ra­ya que Yum­meat ven­de una ex­pe­rien­cia más que un pro­duc­to en sí mis­mo. “Pa­ra ellos, apos­ta­mos por re­for­zar la co­mu­ni­ca­ción y la ima­gen cor­po­ra­ti­va por­que que­re­mos que se nos aso­cie al dulce sin re­mor­di­mien­to. Ade­más, es­ta­mos con­ven­ci­dos de que, a ni­vel sa­bor y tex­tu­ra, nues­tro pro­duc­to es de los me­jo­res del mer­ca­do”. Yum­meat se dis­tri­bu­ye, ade­más de su ca­nal on­li­ne pro­pio, en di­fe­ren­tes pun­tos de ven­ta, co­mo su­per­mer­ca­dos, gim­na­sios y far­ma­cias, en­tre otros. “De mo­men­to, he­mos arran­ca­do es­te año –en el que es­pe­ran fac­tu­rar unos 700.000 eu­ros– en te­rri­to­rio na­cio­nal y ya te­ne­mos la vis­ta pues­ta en dar el sal­to a mer­ca­dos eu­ro­peos a par­tir de nues­tro se­gun­do año”.

La in­ver­sión ini­cial fue de 100.000 eu­ros

/ Mi­guel Án­gel Ro­drí­guez y Juan Per­te­guer (dcha.) / Pre­vén ce­rrar su pri­mer año con 700.000 eu­ros de fac­tu­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.