Star­tups que cam­bian la for­ma de ha­cer tu­ris­mo.

Son ca­da una de ellas de sec­to­res di­fe­ren­tes pe­ro to­das ba­san su opor­tu­ni­dad en que rom­pen to­dos los es­que­mas de sus mer­ca­dos.

Emprendedores - - Sumario - www.jet­co­labs.com

01. UN CA­BLE BLIN­DA­DO PA­RA EVI­TAR RO­TU­RAS Di­cen que por tér­mino me­dio ca­da per­so­na com­pra en­tre 3 y 5 ca­bles al año

y que eso su­po­ne un des­em­bol­so de unos 100 eu­ros anua­les. Pa­ra las em­pre­sas, unos cos­tes con­si­de­ra­bles. Pa­ra aca­bar con es­ta la­cra, los fun­da­do­res de Jet Co. Labs, un equi­po de di­se­ña­do­res e in­ge­nie­ros de Lon­dres, Es­ta­dos Uni­dos, Sue­cia y Es­to­nia, pen­sa­ron en crear un blin­da­je pa­ra ca­bles, desa­rro­lla­do a par­tir de ara­mi­das y otros ma­te­ria­les que se uti­li­zan ha­bi­tual­men­te en la in­dus­tria mi­li­tar y la in­ge­nie­ría es­pa­cial. Ellos di­cen que tie­nen en­tre sus ma­nos el Tes­la de los ca­bles y lo em­pe­za­rán a co­mer­cia­li­zar gra­cias a una cam­pa­ña de crowd­fun­ding en Kicks­tar­ter con la que han con­se­gui­do ca­si 55.000 eu­ros.

02. EL SOFT­WA­RE QUE PUE­DE RE­VO­LU­CIO­NAR DE­FI­NI­TI­VA­MEN­TE EL MUN­DO DE LA MO­DA

https://www.un­ma­de.com/

El ne­go­cio de Un­ma­de se mue­ve en el en­torno B2B y po­dría con­ver­tir­se en una he­rra­mien­ta im­pres­cin­di­ble pa­ra los fa­bri­can­tes de mo­da. Su soft­wa­re per­mi­te co­nec­tar un co­mer­cio on­li­ne di­rec­ta­men­te con la fá­bri­ca de ma­ne­ra que el con­su­mi­dor pue­da di­se­ñar su pro­pia ro­pa des­de el so­fá de su ca­sa y en­viar la or­den de pro­duc­ción di­rec­ta­men­te al ta­ller don­de se le va a fa­bri­car. Así el pe­di­do se in­te­gra den­tro del pro­ce­so de pro­duc­ción y se evi­ta –di­cen– un in­cre­men­to en los cos­tes y el tiem­po de fa­bri­ca­ción de los pe­di­dos in­di­vi­dua­li­za­dos, tal y co­mo su­ce­de ha­bi­tual­men­te. Una idea que ha re­ci­bi­do ya 7 mi­llo­nes de dó­la­res de fi­nan­cia­ción, por su po­ten­cial pa­ra trans­for­mar de­fi­ni­ti­va­men­te el mun­do de la con­fec­ción de mo­da: es la po­si­bi­li­dad de pro­du­cir ba­jo de­man­da a gran es­ca­la. Y en­ci­ma de una for­ma mu­cho más sos­te­ni­ble que en la ac­tua­li­dad.

03. RO­BOTS BLANDITOS PA­RA MA­NI­PU­LAR OB­JE­TOS SEN­SI­BLES

https://www.sof­tro­bo­tic­sinc.com/

Co­mo bien di­ce su pro­pio nom­bre Soft Ro­bo­tics es una fir­ma es­pe­cia­li­za­da en fa­bri­car ro­bots

blan­dos o, me­jor di­cho, ro­bots de­li­ca­dos con los ob­je­tos que ma­ni­pu­lan. Son sis­te­mas de aga­rre orien­ta­dos a la in­dus­tria, apa­ren­te­men­te bra­zos me­cá­ni­cos co­mo mu­chos otros, pe­ro que se han di­se­ña­do pa­ra que ma­ni­pu­len ob­je­tos de dis­tin­to ta­ma­ño, pe­so y for­ma ca­si igual que lo ha­ce una mano hu­ma­na. Pa­ra lle­gar a es­te ro­bot han he­cho fal­ta una trein­te­na de pa­ten­tes y años de in­ves­ti­ga­ción en los la­bo­ra­to­rios de Har­vard don­de el pro­fe­sor Geor­ge Whi­te­si­des tra­ba­jó so­bre la idea de

ma­nos ro­bó­ti­cas que die­sen lu­gar a una nue­va ge­ne­ra­ción de sis­te­mas que no re­quie­ren sen­so­res ni otros dis­po­si­ti­vos elec­tro­me­cá­ni­cos. Soft Ro­bo­tics creó la opor­tu­ni­dad de co­mer­cia­li­zar­los.

04. LA AYU­DA QUE NECESITABAN LOS IN­VES­TI­GA­DO­RES CIE­NTÍ­FI­COS

https://iris.ai/

Es­ta star­tup con se­de en Os­lo se quie­re con­ver­tir en el prin­ci­pal alia­do de cual­quier in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca o de­par­ta­men­to de I+D.

Han di­se­ña­do una he­rra­mien­ta pa­ra ac­ce­der a cual­quier in­for­ma­ción cla­ve de un pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción, re­du­cien­do has­ta en un 90% los tiem­pos de bús­que­da y lec­tu­ra que se em­plean en los pri­me­ros mo­men­tos de es­tos pro­ce­sos. Se ba­sa en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y es­tá “car­ga­da” con un 85% de to­dos los ma­te­ria­les re­le­van­tes que pue­dan ne­ce­si­tar los in­ves­ti­ga­do­res. Di­cen que sus he­rra­mien­tas son so­bre to­do muy úti­les pa­ra los pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción en los que hay que com­bi­nar va­rias dis­ci­pli­nas.

05. UNA BA­SE DE DA­TOS DE IN­FOR­MA­CIÓN GE­NÉ­TI­CA SO­BRE BLOCK­CHAIN

https://www.ne­bu­la.org/

Ne­bu­la Ge­no­mics es una em­pre­sa crea­da por in­ves­ti­ga­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos que quie­ren cam­biar la for­ma de tra­tar las car­dio­pa­tías,

el cán­cer y otras en­fer­me­da­des gra­ves co­mo la dia­be­tes. Sus fun­da­do­res pro­po­nen de­ci­dir los tra­ta­mien­tos más ade­cua­dos pa­ra ca­da pa­cien­te en ba­se a un al­go­rit­mo que ob­tie­nen a par­tir de su he­rra­mien­ta. Así, si un pa­cien­te tie­ne un al­to ries­go de su­frir un ata­que al co­ra­zón, pue­de de­ci­dir to­mar la me­di­ca­ción co­rres­pon­dien­te. Si su fac­tor de ries­go es ba­jo, se aho­rra el tra­ta­mien­to y los efec­tos se­cun­da­rios. La pla­ta­for­ma com­bi­na la in­for­ma­ción ge­né­ti­ca per­so­nal y la de mi­llo­nes de per­so­nas pa­ra avan­zar en la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da.

06. UN DRON PA­RA HA­CER­SE SELFIES Y VÍ­DEOS DES­DE EL CIE­LO

https://www.sky­dio.com/

Sky­dio va a re­vo­lu­cio­nar sin du­da la for­ma en la que las per­so­nas se gra­ban a sí mis­mas con cá­ma­ras.

Es un dron que se di­ri­ge des­de una apli­ca­ción mó­vil y que es­tá di­se­ña­do pa­ra que te si­ga es­qui­van­do cual­quier obs­tácu­lo que se en­cuen­tre en su ca­mino. A tra­vés de su vi­sión por compu­tado­ra es ca­paz de com­pren­der lo que es­tás ha­cien­do y lo que su­ce­de­rá des­pués, pa­ra evi­tar cual­quier ac­ci­den­te. Si vas en bi­ci, por ejem­plo, te se­gui­rá des­de lo al­to gra­ban­do to­do el re­co­rri­do sin que ten­gas que preo­cu­par­te por na­da. Sus fun­da­do­res, ex Goo­gles, di­cen que Sky­dio va a ser el Fa­ce­book del cie­lo.

07. UN ANTIVIRUS IN­FA­LI­BLE

Cy­lan­ce es al­go así co­mo el Mi­no­rity Re­port de los vi­rus. A di­fe­ren­cia de co­mo ac­túa el res­to de antivirus, que se ba­san en re­pa­rar el da­ño cau­sa­do una vez que el or­de­na­dor ha si­do in­fec­ta­do, es­te soft­wa­re ba­sa­do en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y apren­di­za­je au­to­má­ti­co es ca­paz de an­ti­ci­par­se y neu­tra­li­zar an­tes de que se eje­cu­te cual­quier ran­som­wa­re de los que se uti­li­zan ha­bi­tual­men­te pa­ra blo­quear los dis­cos du­ros de las em­pre­sas y pe­dir un res­ca­te a cam­bio. Di­cen que si con­si­gue ese ni­vel de pre­ci­sión es por­que ana­li­za el ADN del malwa­re y es ca­paz de de­tec­tar en­se­gui­da si una apli­ca­ción es ma­lig­na o be­nig­na con una fia­bi­li­dad de un 99%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.