Shhh… no se lo di­gas a na­die

Nos en­can­tan los lu­ga­res se­cre­tos, con un ai­re clandestino, don­de so­lo unos po­cos ele­gi­dos po­drán dis­fru­tar de lo que en ellos se es­con­de: mú­si­ca, cóc­te­les, tea­tro… Te des­ve­la­mos al­gu­nos de los que hay en Ma­drid.

Emprendedores - - Ocio -

Pue­de ser en el sa­lón de una ca­sa o en un jar­dín, pe­ro siem­pre en un am­bien­te ín­ti­mo. Si eres se­lec­cio­na­do pa­ra asis­tir, el mis­mo día del even­to co­no­ce­rás el lu­gar don­de se ce­le­bra­rá el con­cier­to de Sofar (Sounds from a room), una for­ma di­fe­ren­te de dis­fru­tar de mú­si­ca en vi­vo y des­cu­brir nue­vos ar­tis­tas. Al­go si­mi­lar en­con­tra­rás en las Basik Sessions, de Mue­lle 36, aun­que en es­te ca­so, los acús­ti­cos siem­pre se rea­li­zan en es­te es­pa­cio úni­co: una an­ti­gua fá­bri­ca de tol­dos don­de dis­fru­tar de mú­si­ca en vi­vo en un en­cuen­tro en­tre aman­tes de lo nue­vo y ar­tis­tas que quie­ren dar­se a co­no­cer. Ca­da vier­nes se reunen tres gru­pos –sa­brás quie­nes son unos días an­tes– por una en­tra­da de 10 €, con dos con­su­mi­cio­nes.

En un lo­cal sub­te­rrá­neo, con pa­re­des de la­dri­llo vis­to y graf­fit­tis, se ocul­ta Clandestino Ma­drid, un bar de cóc­te­les y mú­si­ca don­de so­lo es­tá per­mi­ti­do ha­blar en voz ba­ja y ne­ce­si­ta­rás una con­tra­se­ña pa­ra ac­ce­der a él (pue­des so­li­ci­tar­la a tra­vés de su web). Des­de lue­go, un lu­gar don­de no pue­de en­trar cual­quie­ra.

Dis­fru­tar de tea­tro de ca­li­dad en pe­tit co­mi­té es un lu­jo que pue­den apro­ve­char unos po­cos ca­da vez en El Corral de Lope, una pe­que­ña sa­la es­con­di­da en el in­te­rior de la ga­le­ría de ar­te Mo­dus Ope­ran­di, en el ma­dri­le­ño Ba­rrio de las Le­tras. Aquí en­con­tra­rás des­de mi­cro­tea­tro, a im­pro­vi­sa­cio­nes u obras in­fan­ti­les por un pre­cio muy ase­qui­ble.

01 03 02 04

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.