GOLF GTI CLUBS­PORT S vs MÉGANE 275 TROPHY-R

EVO (Spain) - - DRIVEN - Por D. P RO S S E R & J. A Rú S

El GTI Clubs­porT no só­lo Es El más agra­da­ble de con­du­cir en ca­rre­te­ra, sino que ade­más ha si­do el más rá­pi­do en cir­cui­to. Eso es una se­ria de­mos­tra­ción de sol­ven­cia por par­te de VW fren­te a la nu­tri­da com­pe­ten­cia, una ac­tua­ción que po­ne de ma­ni­fies­to sus enor­mes cua­li­da­des. Po­de­mos de­cir que, de la ‘co­se­cha ac­tual’, es el me­jor com­pac­to de­por­ti­vo del mun­do.

Ese mis­mo tí­tu­lo per­te­ne­ció al Re­nault Mégane 275 Trophy R has­ta su ce­se de pro­duc­ción en 2015. En­ton­ces, ¿có­mo que­da la com­pa­ra­ti­va en­tre es­tos dos co­ches? Hay mu­chas si­mi­li­tu­des en­tre ellos, so­bre to­do en la ma­ne­ra de prio­ri­zar el ren­di­mien­to por de­lan­te de la prac­ti­ci­dad con la su­pre­sión de los asien­tos tra­se­ros. Ade­más, ha­ce dos años el Mégane tam­bién os­ten­tó el ré­cord del trac­ción de­lan­te­ra más rá­pi­do

Len Nür­bur­gring con un tiem­po de 7 mi­nu­tos y 54,4 se­gun­dos –re­cor­de­mos que el Golf re­gis­tró 7 mi­nu­tos y 49,2 se­gun­dos-.

Es­ta di­fe­ren­cia de tiem­po tam­bién se re­con­fir­ma a la hora de mar­car un re­gis­tro en Bed­ford, ya que el Golf le sa­ca un se­gun­do al mo­de­lo fran­cés. “La for­ma en la que el Trophy R con­si­gue el tiem­po re­sul­ta im­pre­sio­nan­te y se­duc­to­ra”, co­men­ta Ri­chard Mea­den. “Trans­mi­te el aga­rre y agre­si­vi­dad de un au­tén­ti­co co­che de com­pe­ti­ción, al­go que in­clu­so el Clubs­port S no es ca­paz de igua­lar. Hay un gran equi­li­brio en­tre el par mo­tor dis­po­ni­ble y la ca­pa­ci­dad de trac­ción, lo que pro­vo­ca en el con­duc­tor la sen­sa­ción de que es ca­paz de sa­car el má­xi­mo par­ti­do del cha­sis, el mo­tor y los neu­má­ti­cos. El pro­ble­ma es que la po­ten­cia es in­su­fi­cien­te pa­ra ha­cer fren­te al Golf, el cual se mues­tra más rá­pi­do en­tre una cur­va y la si­guien­te. Pue­de que el rit­mo del Trophy no re­sul­te tan ele­va­do, pe­ro la ma­gia de có­mo eje­cu­ta las ma­nio­bras per­ma­ne­ce”.

A pe­sar de sus apa­ren­tes si­mi­li­tu­des, el Mégane y el Golf se per­ci­ben muy di­fe­ren­tes en ca­rre­te­ra. Sus ca­rac­te­res in­di­vi­dua­les se pue­den re­su­mir por có­mo son sus asien­tos. El VW em­plea unos de­por­ti­vos pe­ro más ‘re­la­ja­dos’, mien­tras que el Re­nault usa unos ex­tre­mos ba­quets con ar­ne­ses de cin­co pun­tos. El Trophy-R se no­ta más ‘ata­rea­do’ cuan­do la su­per­fi­cie de la ca­rre­te­ra no es per­fec­ta­men­te li­sa, pe­ro es­to tam­bién lo ha­ce más ex­ci­tan­te; el Clubs­port S es fan­tás­ti­co a la hora de afron­tar las irre­gu­la­ri­da­des con una com­pos­tu­ra in­que­bran­ta­ble.

Ele­gir un ga­na­dor es cier­ta­men­te com­pli­ca­do, pe­ro co­mo ima­gino que lo que es­tás de­sean­do... no va­mos a per­mi­tir que es­to aca­be en em­pa­te. Por tan­to, pa­ra una úl­ti­ma vuel­ta al cir­cui­to o una ru­ta de mon­ta­ña, es­co­ge­mos el Re­nault.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.