Au­di Q2 2.0 TDI 190

El Q2 más ‘de­por­ti­vo’ tie­ne un mo­tor de ga­só­leo... al me­nos, has­ta la lle­ga­da del 2.0 TFSI.

EVO (Spain) - - PERSONAJE -

Lu­gar de la prue­ba: San­tan­der, Es­pa­ña

HGPS: 43.4623057, -3.8099803 HABRéIS NO­TA­DO QUE he en­tre­co­mi­lla­do la pa­la­bra ‘de­por­ti­vo’, un ad­je­ti­vo po­co ade­cua­do pa­ra aso­ciar­lo a un vehícu­lo de es­te ti­po, con al­gu­nas –muy po­cas– ex­cep­cio­nes. No obs­tan­te, quien bus­que al­go de ‘pi­can­te’ en un mo­de­lo co­mo el Q2, en­con­tra­rá en el dié­sel 2.0 TDI de 190 CV la op­ción más ade­cua­da, ya que Au­di nos va ha­cer es­pe­rar has­ta me­dia­dos de 2017 pa­ra dis­fru­tar del ga­so­li­na 2.0 TFSI de idén­ti­co ca­ba­lla­je.

La pre­sen­cia de es­tas dos po­de­ro­sas me­cá­ni­cas es uno de los mo­ti­vos que ele­van al Q2 al Olim­po de un seg­men­to don­de, por el mo­men­to, no tie­ne com­pe­ten­cia a es­tos ni­ve­les de po­ten­cia. De he­cho, cam­pa­rá a sus an­chas has­ta mar­zo de 2017, fe­cha en la que Mi­ni lan­za­rá la se­gun­da ge­ne­ra­ción del Country­man, cu­ya ga­ma res­pon­de pun­to por pun­to a la pro­pues­ta de Au­di y del que hay que es­pe­rar, ade­más, unas no­ta­bles cua­li­da­des di­ná­mi­cas. Se avecina una ri­va­li­dad de las que ha­cen épo­ca... aun­que el pri­mer round se lo lle­va el Q2, que ya es­tá en los con­ce­sio­na­rios.

Ade­más, muy bien ten­drán que ha­cer­lo sus ri­va­les pa­ra su­pe­rar el acer­ta­do equi­li­brio del más pe­que­ño de la ga­ma Q: una ga­ma que cu­bre to­das las ne­ce­si­da­des, un ha­bi­tácu­lo prác­ti­co... y una es­té­ti­ca ca­ma­leó­ni­ca gra­cias a las múl­ti­ples op­cio­nes de per­so­na­li­za­ción que ofre­ce. Es­te apar­ta­do es, pre­ci­sa­men­te, uno de los más des­ta­ca­dos, pues­to que Au­di se ha sa­li­do de sus pa­tro­nes ha­bi­tua­les, con una ca­rro­ce­ría pla­ga­da de aris­tas y lí­neas rec­tas. Co­mo en los A1 y R8, los pi­la­res tra­se­ros –tam­bién lla­ma­dos si­de­bla­des– es­tán dis­po­ni­bles en va­rios co­lo­res de con­tras­te – ne­gro, gris, car­bono...– y la ofer­ta de to­na­li­da­des pa­ra la ca­rro­ce­ría com­pren­de al­gu­nos to­nos ‘chi­llo­nes’ po­co ha­bi­tua­les en Au­di.

Sin em­bar­go, el mo­de­lo en el que ha­rá más me­lla la irrup­ción del Q2 es el A3 Sportback, ya que es­tán si­tua­dos en una hor­qui­lla de pre­cios prác­ti­ca­men­te idén­ti­ca, con la ven­ta­ja pa­ra el re­cién lle­ga­do de un in­te­rior más prác­ti­co y un ma­le­te­ro de ma­yor ca­pa­ci­dad –405 li­tros fren­te a 380 l del A3–.

De­jan­do a un la­do las com­pa­ra­cio­nes, lo cier­to es que la ver­sión más po­ten­te del Q2 tie­ne po­cas fi­su­ras. Al mo­tor po­co más se le pue­de pe­dir: es muy rá­pi­do –7,0 seg. pa­ra pa­sar de 0 a 100 km/h–, tie­ne un con­su­mo ba­jo en toda cir­cuns­tan­cia –6,5 li­tros/100 km– y, en com­bi­na­ción con el cam­bio au­to­má­ti­co de do­ble em­bra­gue S tro­nic, apor­ta un ele­va­do agra­do de con­duc­ción.

Pa­ra quien bus­que la má­xi­ma efi­ca­cia – que no de­por­ti­vi­dad– le re­co­mien­do, co­mo op­ción eco­nó­mi­ca, la sus­pen­sión de­por­ti­va –270 eu­ros–, con una al­tu­ra re­ba­ja­da en 10 mi­lí­me­tros. Y, si dis­po­nes de un buen pre­su­pues­to, me­jor op­ta por la amor­ti­gua­ción adap­ta­ti­va –960 eu­ros; ver Téc­ni­ca–, que va un pa­so más allá al per­mi­tir­nos mo­di­fi­car la du­re­za se­gún que­ra­mos.

Sea cual sea la op­ción ele­gi­da, con el Q2 po­drás sen­tir con gran fi­de­li­dad lo que su­ce­de ba­jo las ruedas, con la ayu­da de una di­rec­ción con des­mul­ti­pli­ca­ción va­ria­ble de se­rie y un guia­do real­men­te pre­ci­so. Otro as­pec­to que tie­ne mu­cho que ver en es­ta sen­sa­ción es la sus­pen­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.