4 SUL­TÁN DE BRUNEI

EVO (Spain) - - CÓMO SER -

Has­sa­nal Bol­kiah es más co­no­ci­do co­mo el Sul­tán de Brunei, un pe­que­ño país si­tua­do en la is­la de Bor­neo –en­tre Asia y Ocea­nía–, que go­bier­na con mano de hie­rro tras lo­grar la in­de­pen­den­cia del Reino Uni­do en 1984. Bol­kiah se hi­zo ex­tra­or­di­na­ria­men­te ri­co a raíz de la cri­sis del pe­tró­leo de 1973, que ele­vó el pre­cio del oro ne­gro a va­lo­res nun­ca vis­tos. Así, fue con­si­de­ra­do du­ran­te más de una dé­ca­da co­mo el hom­bre más ri­co del mun­do por la re­vis­ta For­bes y aún con­ti­núa sien­do el mo­nar­ca más ri­co del pla­ne­ta, con una for­tu­na es­ti­ma­da de unos 16.000 mi­llo­nes de eu­ros.

Aun­que, de­bi­do al se­cre­tis­mo que in­va­de ca­si to­do lo re­la­cio­na­do con el sul­tán y su fa­mi­lia, no es­tá cla­ro el nú­me­ro de vehícu­los del que lle­gó a cons­tar su co­lec­ción, las fuen­tes es­pe­cu­lan que Bol­kiah po­dría ha­ber lo­gra­do re­unir unos 7.000 co­ches en su man­sión de Ban­dar Se­ri Be­ga­wan –ca­pi­tal de Brunei–. Tam­bién se di­ce que, tras la gran cri­sis fi­nan­cie­ra que afec­tó a Asia en 1997, se vio obli­ga­do a ven­der gran par­te de su flo­ta –aun­que pa­re­ce ser que mu­chos de los vehícu­los es­ta­ban en un es­ta­do de con­ser­va­ción la­men­ta­ble, de­bi­do a la fal­ta de uso y man­te­ni­mien­to– que, pe­se a ver­se drás­ti­ca­men­te re­du­ci­da, aún se si­tua­ría en torno a las 5.000 uni­da­des.

Las es­ti­ma­cio­nes ha­blan de, apro­xi­ma­da­men­te, 600 Rolls-Roy­ce, 500 Mer­ce­des-Benz, 450 Fe­rra­ri, 400 Bentley, 200 BMW, 177 Jaguar, 160 Pors­che, 21 Lamborghini y, al me­nos, diez uni­da­des –se cuen­ta que el Sul­tán so­lía ad­qui­rir va­rias de ca­da mo­de­lo, ya que le gus­ta­ba te­ner uno de ca­da co­lor– del Aston Mar­tin One-77 –del que só­lo se fa­bri­ca­ron 77 uni­da­des y que cuen­ta con un cha­sis fa­bri­ca­do en fi­bra de car­bono, ca­rro­ce­ría de alu­mi­nio y mo­tor V12 de 7.3 li­tros y 760 CV–…

Ade­más, su co­lec­ción in­clu­ye ra­re­zas, ca­si im­po­si­bles de ver en la ca­lle o, in­clu­so, en ex­po­si­ción: co­mo un Fe­rra­ri 456 Ve­ni­ce –crea­do por Pi­nin­fa­ri­na so­bre la ba­se del Fe­rra­ri 456, con el vo­lan­te a la de­re­cha, otra de las exi­gen­cias ha­bi­tua­les del sul­tán–, un McLa­ren F1 –só­lo se en­sam­bla­ron 100 uni­da­des de uno de los me­jo­res su­per­de­por­ti­vos de la his­to­ria: do­ta­do con un mo­tor V12 de BMW, su­pe­ra­ba los 380 km/h, lo que en 1994 le con­ver­tía en el mo­de­lo de pro­duc­ción en se­rie más rá­pido del mun­do–, un Mer­ce­des-Benz CLK-GTR –só­lo se fa­bri­ca­ron 26 y lle­gó a fi­gu­rar en el Li­bro Guin­ness de los Ré­cords co­mo el co­che de pro­duc­ción más ca­ro, con un pre­cio su­pe­rior al mi­llón y me­dio de dó­la­res– o un Pors­che Car­ma –una uni­dad úni­ca, crea­da por unos es­tu­dian­tes fran­ce­ses, que ja­más lle­go a ver la luz–. Otros mo­de­los ex­clu­si­vos fa­bri­ca­dos pa­ra el dis­fru­te ex­clu­si­vo del sul­tán fue­ron un Fe­rra­ri Myt­hos, el úni­co Ci­ce­ro BDB Maes­tro ja­más cons­trui­do o un ex­cep­cio­nal

Koe­nig­segg CCGT.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.