GUíA DE COM­PRA VW LU­PO GTI

(2000-2005) Pe­que­ño, pe­león y bien cons­trui­do, e l L upo más de­por ti­vo tie­ne, con mot i vo, una l egión de se­gui­do­res. Y po­drías ave­ri­gu­rar por qué des­de ape­nas 5 .000 eu­ros.

EVO (Spain) - - SUMARIO - por Pe­ter To­ma­lin & Ja­vier Ál­va­rez

Pe­que­ño, pe­león y bien cons­trui­do. Es­te clá­si­co mo­derno tie­ne mu­chos adep­tos y se pue­de ad­qui­rir des­de ape­nas 5.000€

Cuan­do se lan­zó el lu­po GTI a fi­na­les del año 2000, al­gu­nos me­dios lo com­pa­ra­ron con el VW Golf GTI Mk1. Y se po­día en­ten­der por qué. Co­mo en el Golf clá­si­co, el Lu­po era com­pac­to, li­ge­ro y muy di­ver­ti­do de con­du­cir. Te­nien­do en cuen­ta el inevi­ta­ble cre­ci­mien­to en ta­ma­ño y pe­so de los co­ches, es­to era mo­ti­vo de ce­le­bra­ción. Y aho­ra, co­mo aque­llos pri­me­ros Golf, el Lu­po GTI se es­tá con­vir­tien­do en un clá­si­co mo­derno con un mon­tón de adep­tos.

De he­cho, aten­dien­do a las ci­fras, el pe­que­ño lo­bo –Lu­po sig­ni­fi­ca lo­bo, en un gui­ño a la se­de de Volks­wa­gen en Wolfs­bur­go– te­nía bas­tan­te más po­de­río que su bi­sa­bue­lo. Aun­que am­bos – en el ca­so del Golf, al menos en un prin­ci­pio– equi­pa­ban mo­to­res 1.6 litros y cua­tro ci­lin­dros que trans­fe­rían su po­ten­cia a las rue­das delanteras, el Lu­po al­can­za­ba los 125 CV fren­te a los hu­mil­des 110 CV del Golf. Y las pres­ta­cio­nes me­jo­ra­ban en con­so­nan­cia: los 8,2 se­gun­dos en el pa­so de 0-100 km/h y una pun­ta de 204 km/h su­pe­ra­ban a los 9 se­gun­dos y 182 km/h del Golf. Eso es pro­gre­so.

El Lu­po GTI era un pe­que­ño de­por­ti­vo muy se­rio. Uti­li­za­ba el mis­mo mo­tor del Po­lo GTI, pe­ro pe­sa­ba só­lo 1.038 ki­lo­gra­mos, gra­cias en par­te a su ca­pó, puer­tas y ale­tas delanteras de alu­mi­nio. Es­té­ti­ca­men­te lu­cía un pro­mi­nen­te fron­tal, gran­des to­mas de ai­re, ale­tas y vías en­san­cha­das, llan­tas más gran­des de 15 pul­ga­das, un su­til spoi­ler de te­cho y, lo me­jor de to­do, una atrac­ti­va do­ble sa­li­da de es­ca­pe cen­tral.

Ba­jo su piel ha­bía amor­ti­gua­do­res y mue­lles me­jo­ra­dos que re­ba­ja­ban la al­tu­ra en 20 mm y dis­cos de freno en am­bos ejes. Y, por den­tro, era so­so pe­ro se­rio: el úni­co pun­to ne­ga­ti­vo eran los asien­tos, que no su­je­ta­ban de­ma­sia­do. Por lo de­más, era una pa­sa­da, aun­que al­go ca­ro; cos­ta­ba ca­si 18.000e an­tes de opciones, en­tre las que des­ta­ca­ban el ai­re acon­di­cio­na­do, la ta­pi­ce­ría de cue­ro, el lec­tor de CDs o el te­cho so­lar eléc­tri­co.

A fi­na­les de 2001, el mo­delo me­jo­ró al ser re­em­pla­za­da la ca­ja de cam­bios ori­gi­nal de cin­co ve­lo­ci­da­des por una de seis. Con una re­la­ción de mar­chas más cor­ta, la nue­va trans­mi­sión apor­tó ím­pe­tu al Lu­po y, aun­que su­pu­so que co­mo con­duc­tor tu­vie­ras más tra­ba­jo, au­men­tó la di­ver­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.