Un ‘ojo’ en la ca­rre­te­ra

EVO (Spain) - - PERSONAJE -

Co­no­Cer el gra­do de ad­he­ren­Cia que ofre­Ce la Ca­rre­te­ra es fun­da­men­tal pa­ra con­du­cir con se­gu­ri­dad. Por ejem­plo, so­bre as­fal­to mo­ja­do, la dis­tan­cia de de­ten­ción de un co­che pue­de au­men­tar un 50%... y pue­de mul­ti­pli­car­se por diez si cir­cu­la­mos so­bre hie­lo. Has­ta aho­ra, eva­luar la ad­he­ren­cia dis­po­ni­ble es res­pon­sa­bi­li­dad del con­duc­tor, que de­be ‘ade­cuar la ve­lo­ci­dad del vehícu­lo a las con­di­cio­nes de la vía’. ¿Pe­ro no se­ría me­jor con­tar con una se­rie de sis­te­mas que es­ti­ma­ran y mi­die­ran con exac­ti­tud el coe­fi­cien­te de ro­za­mien­to en­tre los neu­má­ti­cos y la ca­rre­te­ra? Eso es pre­ci­sa­men­te lo que hace el Road Con­di­tion Ob­ser­ver de Con­ti­nen­tal. Se tra­ta de un pro­to­ti­po que in­cor­po­ra dis­tin­tas tec­no­lo­gías que el pro­vee­dor ale­mán ha desa­rro­lla­do pa­ra rea­li­zar es­ta es­ti­ma­ción y me­di­da. Dis­tin­tos sen­so­res –ver aba­jo– cap­tan in­for­ma­ción que des­pués se pro­ce­sa pa­ra lle­gar a con­clu­sio­nes so­bre el es­ta­do de la ca­rre­te­ra – de­re­cha–. Es­ta in­for­ma­ción pueden usar­la los sis­te­mas ac­tua­les – co­mo la fre­na­da au­tó­no­ma de emer­gen­cia– y fu­tu­ros – co­mo los de con­duc­ción au­tó­no­ma de ni­vel 4 y 5 – pa­ra ajus­tar su fun­cio­na­mien­to y que la con­duc­ción re­sul­te más se­gu­ra. Ac­tual­men­te no exis­te nin­gún co­che que in­cor­po­re es­tas tec­no­lo­gías, aun­que Con­ti­nen­tal es­pe­ra que los fa­bri­can­tes em­pie­cen a apos­tar por las más ase­qui­bles –la cá­ma­ra y el aná­li­sis de la se­ñal del ABS– en los pró­xi­mos años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.