DIETMAR CHALUPA

¿Te ima­gi­nas que te pa­guen por pi­lo­tar los me­jo­res de­por­ti­vos del mun­do, a dia­rio, y en el Nords­chlei­fe? Sí, en el mun­do exis­ten per­so­nas real­men­te afor­tu­na­das y Dietmar, que desa­rro­lla los neu­má­ti­cos más de­por­ti­vos de Dun­lop, es una de ellas.

EVO (Spain) - - SUMARIO - por EN­RI­QUE ES­pI­NÓS

Pi­lo­ta, a dia­rio y en el Nords­chlei­fe, los me­jo­res de­por­ti­vos del mun­do. Y, encima, ¡le pa­gan por ha­cer­lo!

ES­TE fOR­Ni­DO ALE­MáN, con ape­lli­do de ori­gen che­co y de son­ri­sa fá­cil, tie­ne muy cla­ro que “nun­ca de­be­mos de­jar de per­se­guir nues­tros sue­ños”. Y su pro­pia tra­yec­to­ria cons­ti­tu­ye un per­fec­to ejem­plo de lo an­te­rior. “Des­de que era pe­que­ño, siem­pre deseé con­ver­tir­me en pi­lo­to de prue­bas. Te­nía un mon­tón de co­che­ci­tos con los que ju­ga­ba, pe­ro creo que mi pa­sión por el desa­rro­llo de pro­duc­tos se despertó el día que con­se­guí mi pri­me­ra mi­ni­mo­to Bo­nan­za, que re­cons­truí e in­clu­so a la que aña­dí un si­de­car pa­ra po­der lle­var­me a mis ami­gos a con­du­cir”, re­me­mo­ra di­ver­ti­do. Años más tar­de y, con su in­te­rés por la me­cá­ni­ca in­tac­to, es­tu­dió un gra­do de es­ta es­pe­cia­li­dad y co­men­zó a tra­ba­jar co­mo me­cá­ni­co en un ser­vi­cio ofi­cial BMW. Y es que, a di­fe­ren­cia de la in­men­sa ma­yo­ría de pi­lo­tos pro­fe­sio­na­les, Dietmar “ja­más” par­ti­ci­pó en nin­gún cer­ta­men de com­pe­ti­ción.

Lo que pa­re­cía una vi­da más o me­nos con­ven­cio­nal cam­bia­ría por com­ple­to en ma­yo de 1987, cuan­do Chalupa tu­vo la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par co­mo pi­lo­to en un test de du­ra­ción de neu­má­ti­cos... pre­ci­sa­men­te pa­ra Good­year/ Dun­lop; el gru­po pa­ra el que ha tra­ba­ja­do to­da su vi­da. Des­de en­ton­ces, no se ha bajado de un co­che y, en 1989, tu­vo lo que él de­no­mi­na su pri­me­ra “ex­pe­rien­cia” en el Nords­chlei­fe, el mí­ti­co tra­za­do his­tó­ri­co del cir­cui­to ale­mán de Nür­bur­gring, de 20,8 km de lon­gi­tud y co­no­ci­do co­mo el In­fierno Ver­de.

Dietmar lle­va ca­si 30 años con­du­cien­do a dia­rio por es­ta pis­ta pe­ro, aun así – o qui­zá por ello–, sien­te un re­ve­ren­cial res­pe­to por es­te cir­cui­to: “El Nords­chlei­fe to­da­vía es­con­de se­cre­tos pa­ra cual­quier pi­lo­to y re­sul­ta cru­cial no sub­es­ti­mar­lo, ya que acu­mu­la un his­to­rial de ac­ci­den­tes y más ac­ci­den­tes”. “La se­gu­ri­dad es lo pri­me­ro aquí, y to­do lo de­más es se­cun-

Fe­cha y lu­gar de na­ci­mien­to 25 de ju­lio de 1965, en Geln­hau­sen –cer­ca de Frank­furt–, Ale­ma­nia.Es­tu­dios: Me­cá­ni­ca del au­to­mó­vil. Apar­te de la con­duc­ción, ¿quéotros hob­bies tie­nes? Me gus­ta mon­tar en bi­ci­cle­ta de mon­ta­ña pe­ro, pa­ra re­la­jar­me, arre­glo mi jar­dín. Tam­bién me gus­ta ver de­por­tes en TV: so­bre to­do, ca­rre­ras de mo­to­ci­clis­mo. Por úl­ti­mo, sue­lo sa­lir a mon­tar en mo­to con mi mu­jer y mi hi­jo. ¿Y nin­guno re­la­cio­na­do con la me­cá­ni­ca? ¡Por su­pues­to! Mi hi­jo tie­ne una mo­to ca­fe­ra­cer y, de cuan­do en cuan­do, le ayu­do con ella en ca­sa. ¿Cuál fue tu pri­mer co­che? Un Opel As­co­na de segunda ge­ne­ra­ción. ¿Y cuál con­du­ces aho­ra? Un Volks­wa­gen Touareg. Por ‘cu­rio­si­dad’, ¿qué neu­má­ti­cos lle­va? Unos Dun­lop Spor­tMaxx –se ríe–, con­cre­ta­men­te en me­di­da 295/ 35 R21. – N. de la R.: atad ca­bos–.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.