PRES­TA­CIO­NES

EVO (Spain) - - VANTAGE VS 911 GTS VS R8 V10 PLUS VS 540C -

La Lar­ga pis­ta se ex­tien­de a Lo

Le­jos, con el ca­lor pro­vo­can­do que se dis­tor­sio­ne la par­te fi­nal. El Au­di es el pri­me­ro en afron­tar es­te re­to, y gra­cias a su trac­ción to­tal com­bi­na­da con el sis­te­ma Launch Con­trol, de­be­ría ser un dis­pa­ro en la sa­li­da.

Con el ESP y el cam­bio con­fi­gu­ra­dos en Sport, pi­so el freno y el ace­le­ra­dor has­ta que el mo­tor se re­vo­lu­cio­na has­ta unas 4.500 rpm. Suel­to el pie iz­quier­do y, tras una mo­men­tá­nea pau­sa, el R8 sa­le co­mo un cohe­te gri­tan­do co­mo una bes­tia, y sin des­can­so, has­ta los 240 km/h, pun­to en el que le­van­to el pie de­re­cho y le echo un vis­ta­zo a nues­tro apa­ra­to de me­di­ción VBOX. És­te in­di­ca un tiem­po de 3,1 se­gun­dos en el 0 a 100 km/h. ¡Wow!

Es­ta ma­nio­bra la eje­cu­ta igual de fá­cil el 911, el cual re­gis­tra un pa­so de 0 a 100 km/h en 3,3 se­gun­dos. La enor­me trac­ción que los cua­tro neu­má­ti­cos lo­gran ge­ne­rar ayu­da a ca­si igua­lar al R8, pe­ro el te­ma de la po­ten- cia sa­le a re­lu­cir cuan­do au­men­ta la ve­lo­ci­dad, y a 250 km/h el Pors­che ya acu­mu­la 4 se­gun­dos de des­ven­ta­ja.

El si­guien­te es el McLa­ren, al que cuesta un po­co más sa­car­le to­do el ju­go en es­te ejer­ci­cio de me­di­ción de pres­ta­cio­nes. Las pri­me­ras dos lan­za­das arro­jan un crono de 3,8 se­gun­dos en el 0 a 100 km/h; cuan­do ha­go la ter­ce­ra, los neu­má­ti­cos ya es­tán ca­lien­tes y con­si­go re­ba­jar el tiem­po has­ta los 3,4 se­gun­dos.

Por úl­ti­mo, te­ne­mos el As­ton Mar­tin. Pa­ra ac­ti­var el Launch Con­trol hay que des­ha­bi­li­tar los con­tro­les de trac­ción y es­ta­bi­li­dad, pe­ro des­pués de rea­li­zar dos sa­li­das que­man­do rue­das has­ta me­ter la cuar­ta ve­lo­ci­dad, de­ci­do que hay que pro­bar otra co­sa. Con el ESP en mo­do Sport ob­te­ne­mos un ni­vel de trac­ción me­jo­ra­do, aun­que aun así el me­jor tiem­po que con­si­go es de 4,7 se­gun­dos en el 0 a 100 km/ h... cuan­do la mar­ca declara 3,6 se­gun­dos.

Qui­zá pue­da con­se­guir un re­sul­ta­do más rea­lis­ta del As­ton en el apar­ta­do de re­cu­pe­ra­cio­nes, don­de es­tá más igua­la­do con el McLa­ren. De cual­quier for­ma, lo que no hay ma­ne­ra de di­si­mu­lar es la ines­ta­bi­li­dad del As­ton a al­ta ve­lo­ci­dad, con el co­che mo­vién­do­se más de lo desea­ble a par­tir de 200 km/h –sus ri­va­les ins­pi­ran un ma­yor gra­do de con­fian­za–.

Los cua­tro co­ches con­si­guen una gran mar­ca en la fre­na­da, pe­ro es el 911 el que re­co­rre una me­nor dis­tan­cia en to­das nuestras prue­bas me­nos en una. No obs­tan­te, el pedal se mues­tra al­go es­pon­jo­so cuan­do lo pi­sa­mos a fon­do, y vuel­ve a po­ner­se fir­me só­lo cuan­do los sis­te­mas de se­gu­ri­dad de­jan de in­ter­ve­nir. El me­jor tac­to y con­sis­ten­cia co­rres­pon­de al As­ton y el McLa­ren; y en el ca­so del Van­ta­ge tie­ne mu­cho mé­ri­to, ya que ha­bla­mos del co­che más pe­sa­do del cuar­te­to y el úni­co que mon­ta fre­nos de hie­rro fun­di­do en lu­gar de unos fa­bri­ca­dos en ma­te­rial ce­rá­mi­co.

El Van­ta­ge se mues­tra ines­ta­ble por en­ci­ma de los 200 km/h

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.