VW TOUA­REG

Hay una nue­va ite­ra­ción de los Pors­che Ca­yen­ne, Lam­borg­hi­ni Urus y Bentley Ben­tay­ga que, co­mo to­dos ellos, tie­ne per­so­na­li­dad pro­pia.

EVO (Spain) - - SUMARIO - Pa­blo J. Po­za

TEN­GO UNA BUE­NA noticia y una no tan bue­na o, me­jor di­cho, un pu­ña­do de bue­nas no­ti­cias y otro tan­to de esas no­ti­cias que no con­ven­cen tan­to. ¿Por dón­de em­pie­zo?

¿Lo bueno? Si bus­cas un vehícu­lo am­plio; que va­ya bien en ca­rre­te­ra y en au­to­pis­ta; que pue­da me­ter­se con ga­ran­tías por pis­tas fo­res­ta­les; que te lle­ve a tu es­ta­ción de es­quí fa­vo­ri­ta con las má­xi­mas ga­ran­tías; que sea ca­paz de ti­rar de un re­mol­que de tres to­ne­la­das y me­dia por una pen­dien­te del 8%; que dis­pon­ga de to­dos los asis­ten­tes a la con­duc­ción ima­gi­na­bles; que te ha­ga sen­tir­te a sus man­dos co­mo el Ca­pi­tán Kirk a bor­do del USS En­ter­pri­se; y que te trans­por­te des­de A has­ta B dis­fru­tan­do del má­xi­mo con­fort ima­gi­na­ble mien­tras es­cu­chas tu mú­si­ca fa­vo­ri­ta en su so­ber­bio equi­po de so­ni­do Dy­nau­dio, la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción del Volks­wa­gen Toua­reg col­ma­rá to­das tus ex­pec­ta­ti­vas.

En el otro la­do de la ba­lan­za, el Toua­reg tie­ne al­gu­nas des­ven­ta­jas fren­te a sus her­ma­nas­tros del Gru­po Volks­wa­gen; a sa­ber: Au­di Q7, Pors­che Ca­yen­ne, Bentley Ben­tay­ga y Lam­borg­hi­ni Urus, to­do­ca­mi­nos to­dos ellos –jun­to con el más com­pac­to Au­di Q5– desa­rro­lla­dos so­bre la pla­ta­for­ma mo­du­lar MLB EVO, des­ti­na­da a dar so­por­te a las ca­rro­ce­rías más gran­des de ca­da ca­sa pro­pul­sa­das por plan­tas mo­tri­ces lon­gi­tu­di­na­les.

Así, lo pri­me­ro que echa­mos en fal­ta es una ga­ma de mo­to­res que dé res­pues­ta a quie­nes dis­fru­tan con­du­cien­do. Du­ran­te su fa­se de lan­za­mien­to, ten­dre­mos que ele­gir en­tre un V6 TDI de tres li­tros –EA 897– dis­po­ni­ble en dos va­rian­tes, 500 Nm y 231 CV o 600 Nm y 286 CV, o un V6 de tres li­tros de ga­so­li­na que en­tre­ga 450 Nm y 340 CV. Más ade­lan­te, la ga­ma se am­plia­rá con un V8 TDI de cua­tro li­tros que ren­di­rá 900 Nm y 421 CV, y tam­bién lle­ga­rá un hí­bri­do en­chu­fa­ble; sin fe­cha de pre­sen­ta­ción aún.

Sin em­bar­go, no hay ni ras­tro de los V8 bi­tur­bo de ga­so­li­na que en­con­tra­mos en tres de sus her­ma­nas­tros, y real­men­te nos da la sen­sa­ción de que mu­cho ten­drían que cam­biar los ajus­tes del bas­ti­dor pa­ra que un mo­tor de al­tas pres­ta­cio­nes tu­vie­ra sen­ti­do en es­ta ter­ce­ra ge­ne­ra­ción del Toua­reg.

Lo cier­to es que en las ser­pen­tean­tes ca­rre­te­ras aus­tria­cas en las que he­mos con­du­ci­do por pri­me­ra vez el Toua­reg, la sen­sa­ción al vo­lan­te es la de que to­do es­tá ba­jo con­trol siem­pre, pe­ro no hay mu­cho es­pa­cio pa­ra las emo­cio­nes. He de de­cir que to­das las uni­da­des dis­po­ni­bles mon­ta­ban el mo­tor V6 TDI más po­ten­te, y al­gu­na de ellas dis­po­nía del aca­ba­do R-Li­ne, si bien, a di­fe­ren­cia de lo que ocu­rría en la anterior ge­ne­ra­ción, no apor­ta un plus di­ná­mi­co res­pec­to a cual­quier otra ver­sión do­ta­da de sus­pen­sio­nes neu­má­ti­cas.

En reali­dad, no se pue­de de­cir que el Toua­reg no sea su­fi­cien­te­men­te di­ná­mi­co. Volks­wa­gen, de he­cho, lo ha ali­ge­ra­do un po­co a ba­se de una die­ta ri­ca en alu­mi­nio, ade­más de ins­ta­lar­le un sis­te­ma de ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras ac­ti­vas y otro de rue­das tra­se­ras di­rec­tri­ces. Pe­ro la cur­va de res­pues­ta del ace­le­ra­dor, el tac­to de la di­rec­ción o la sua­vi­dad de los cam­bios de mar­cha in­vi­tan a dis­fru­tar del pai­sa­je y a de­jar el cro­nó­me­tro en ca­sa, al­go que tie­ne mu­cho sen­ti­do tra­tán­do­se de un to­do­ca­mino.

El sal­pi­ca­de­ro In­no­vi­sion com­bi­na un cua­dro de 12” con una pan­ta­lla cen­tral de 15”. Aba­jo: La sus­pen­sión neu­má­ti­ca man­tie­ne to­do ba­jo con­trol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.