RO­MAIN DU­MAS

Se tra­ta de uno de los pi­lo­tos de re­sis­ten­cia más lau­rea­dos de la his­to­ria del au­to­mo­vi­lis­mo. Tam­bién es uno de los más po­li­va­len­tes y pro­lí­fi­cos... aun­que la Fór­mu­la 1 siem­pre se le ha re­sis­ti­do. Aho­ra pre­pa­ra, jun­to a Volks­wa­gen, el asal­to al trono de l

EVO (Spain) - - SUMARIO - por ser­gio ro­drí­guez

Es­te lau­rea­do pi­lo­to ga­lo pre­pa­ra, jun­to a VW, el desafío eléc­tri­co a Pi­kes Peak

La fÓr­mu­la 1 es la úni­ca ca­te­go­ría que no es­ta­ba he­cha pa­ra mí. Si hu­bie­se com­pe­ti­do allí no sé si hoy me iría tan bien, por­que nun­ca hu­bie­se ido al Da­kar, subido Pi­kes Peak y to­do lo que he he­cho. Es­toy con­ten­to por ello. La vi­da que lle­vo me ha per­mi­ti­do pro­bar di­fe­ren­tes ti­pos de co­ches y, al fi­nal, es­to es lo que me gus­ta”. De es­ta ma­ne­ra ex­pli­ca­ba Ro­main Du­mas có­mo un pi­lo­to se pue­de sen­tir to­tal­men­te rea­li­za­do sin ne­ce­si­dad de ha­ber al­can­za­do la ci­ma.

Por­que ha­bla­mos de uno de los co­rre­do­res más com­ple­tos y ver­sá­ti­les de los úl­ti­mos tiem­pos. Y es que Du­mas, en la ac­tua­li­dad pi­lo­to ofi­cial de Pors­che, ha com­pe­ti­do en prác­ti­ca­men­te to­das las ca­te­go­rías del au­to­mo­vi­lis­mo mun­dial. Y con ex­tra­or­di­na­rios re­sul­ta­dos a lo lar­go de su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, que se pro­lon­ga ya du­ran­te más de 20 años.

Es­te fran­cés pue­de pre­su­mir de ha­ber ga­na­do va­rias ve­ces prue­bas tan mí­ti­cas co­mo las 24 Ho­ras de Le Mans – de ma­ne­ra ab­so­lu­ta en 2010 con Au­di y en 2016 con Pors­che, más una ter­ce­ra vic­to­ria en la ca­te­go­ría GT en el año 2013–, las 24 Ho­ras de Nürburgring –2007, 2008, 2009 y 2011–, las 24 Ho­ras de Spa – en 2003 y 2010– y las 12 Ho­ras de Se­bring de 2008, pro­cla­mán­do­se tam­bién cam­peón ab­so­lu­to en 2016 del Mun­dial de Re­sis­ten­cia de la FIA – en el que es­te año com­pi­te Fer­nan­do Alon­so–. Ade­más, ga­nó en 2007 y 2008 las Ame­ri­can Le Mans Se­ries en la cla­se LMP2 y ha ob­te­ni­do tres vic­to­rias en el Pi­kes Peak In­ter­na­tio­nal Hill Climb –2014, 2016 y 2017–. Pre­ci­sa­men­te, es­te año Volks­wa­gen ha apos­ta­do fuer­te por él en es­ta com­pe­ti­ción, en la que pre­ten­de ba­tir el ré­cord de la prue­ba con un co­che eléc­tri­co.

Du­mas se ini­ció en el mun­do del au­to­mo­vi­lis­mo dispu­tan­do prue­bas de kar­ting en 1992, cuan­do con­ta­ba con tan só­lo 15 años. Y lo hi­zo de for­ma ful­gu­ran­te: en 1994, ga­nó el Vo­lan­te Elf al pi­lo­to fran­cés con más pro­yec­ción y, al año si­guien­te, lo­gró la cuar­ta po­si­ción en la Fór­mu­la Re­nault Cam­pus Fran­ce­sa –ac­tual Cam­peo­na­to de Fran­cia F4 y pri­mer es­ca­lón de las com­pe­ti­cio­nes de mo­no­pla­zas–. Dos años des­pués, en 1997, de­ci­dió pro­bar suer­te en la Fór­mu­la Re­nault 2000 fran­ce­sa: con­clu­yó el cer­ta­men en ter­ce­ra po­si­ción, con­si­guien­do cin­co vic­to­rias. Su tra­yec­to­ria ca­mino de la Fór­mu­la 1 pa­re­cía im­pa­ra­ble. Du­mas as­cen­dió a la Fór­mu­la 3 fran­ce­sa al año si­guien­te y,

Du­mas só­lo guar­da los tro­feos que con­si­de­ra im­por­tan­tes en el ga­ra­je de su ca­sa: “la ma­yo­ría se los he re­ga­la­do a mis me­cá­ni­cos”

en 1999, se des­pla­zó a tie­rras in­gle­sas pa­ra dispu­tar la Fór­mu­la Pal­mer, com­pe­ti­ción en la que que­dó quin­to. En 2000, re­tor­nó a la Fór­mu­la 3 fran­ce­sa, don­de fue sex­to.

En 2001, lo­gró dar un nue­vo salto de ca­li­dad al pa­sar a dispu­tar la Fór­mu­la 3000 eu­ro­pea, ter­mi­nan­do en sép­ti­ma po­si­ción en la cla­si­fi­ca­ción ge­ne­ral fi­nal. Al mis­mo tiem­po que pro­gre­sa­ba en los cam­peo­na­tos de mo­no­pla­zas, Du­mas tam­bién em­pe­zó a com­pe­tir en prue­bas de Gran Tu­ris­mo, ob­te­nien­do sor­pren­den­tes re­sul­ta­dos: fue se­gun­do en la cla­se GT de las 24 Ho­ras de Le Mans y ga­nó otra prue­ba de las Eu­ro­pean LeMans Se­ries.

En 2002, ob­tu­vo vic­to­rias en los 1.000 km de Su­zu­ka, las 24 Ho­ras de Spa y una prue­ba del Cam­peo­na­to FIA GT, que­dó se­gun­do nue­va­men­te en las 24 Ho­ras de Le Mans y ter­ce­ro en la cla­se GT de las 24 Ho­ras de Day­to­na. Ade­más, ro­zó su pri­mer gran éxi­to in­ter­na­cio­nal en mo­no­pla­zas, tras pro­cla­mar­se sub­cam­peón de la Fór­mu­la 3000 eu­ro­pea.

Por to­do ello, el fran­cés se ga­nó la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar un test con el Re­nault R202 con el que co­rrían aque­lla tem­po­ra­da de F1 Jarno Tru­lli y Jen­son But­ton. Es­tu­vo en­tre­nan­do du­ran­te dos días con la es­cu­de­ría fran­ce­sa en el cir­cui­to ca­ta­lán de Mont­me­ló y coin­ci­dió en pis­ta con un jo­ven Fer­nan­do Alon­so, que por aquel en­ton­ces era pro­ba­dor del equi­po. Los ti­tu­la­res de la pren­sa de aque­llas fe­chas mos­tra­ron la sor­pre­sa an­te el ra­pi­dí­si­mo rit­mo de Du­mas, que se que­dó a só­lo cua­tro dé­ci­mas del me­jor crono de Alon­so.

La F1 es, jun­to a la Indy­car, una de las po­cas com­pe­ti­cio­nes de pres­ti­gio en las que Ro­main aún no se ha es­tre­na­do de for­ma ofi­cial: “Pro­bé el co­che de la Indy cuan­do co­rría pa­ra el equi­po Pens­ke y fue muy emocionante, pe­ro tam­bién tu­ve la sen­sa­ción de que era muy pe­li­gro­so”.

An­te la im­po­si­bi­li­dad de ha­cer­se con un vo­lan­te en la F1, Du­mas de­ci­dió de­di­car­se a dis­fru­tar de su au­tén­ti­ca pa­sión: los co­ches. Y es que, es­te fran­cés es, an­te to­do, un au­tén­ti­co apa­sio­na­do del au­to­mo­vi­lis­mo. De he­cho, en su ca­sa al­ber­ga va­rias es­tan­te­rías lle­nas de li­bros so­bre vehícu­los de ca­rre­ras, com­pe­ti­cio­nes y pi­lo­tos.

Pa­ra em­pe­zar, en 2003 se de­di­có de lleno a com­pe­tir con au­to­mó­vi­les de­por­ti­vos. Ese año fi­na­li­zó ter­ce­ro en la

Co­pa Pors­che Ca­rre­ra Ale­ma­nia, fue ga­na­dor ab­so­lu­to en las 24 Ho­ras de Spa y ga­nó Pe­tit Le Mans en la cla­se GT2.

En 2004, de­ci­dió ini­ciar una nue­va aven­tu­ra y “emi­grar” a Es­ta­dos Uni­dos pa­ra com­pe­tir en las Ame­ri­can Le Mans Se­ries. Al vo­lan­te de un Pors­che 911 de la cla­se GT fue quin­to en el cam­peo­na­to, con dos vic­to­rias y otros dos se­gun­dos pues­tos. Por otra par­te, se pro­cla­mó ga­na­dor de su cla­se en las 24 Ho­ras de Spa y fue ter­ce­ro en las 24 Ho­ras de Le Mans. Al año si­guien­te, ob­tu­vo el sub­cam­peo­na­to de la cla­se GT2 de las Ame­ri­can Le Mans Se­ries, lo­gran­do cua­tro triun­fos, y aca­bó cuar­to en las 24 Ho­ras de Le Mans.

Pe­ro no era su­fi­cien­te. Du­mas bus­ca­ba más: pro­bar to­dos los co­ches y com­pe­ti­cio­nes a su al­can­ce. Así, en 2006, pa­só a com­pe­tir de ma­ne­ra ha­bi­tual en la mo­da­li­dad de Sport Pro­to­ti­pos –en la que par­ti­ci­pan pro­to­ti­pos de ca­rre­ras con dos pla­zas y rue­das ca­re­na­das–. Al año si­guien­te, de­ci­dió al­ter­nar prue­bas a am­bos la­dos del Océano Atlán­ti­co... con gran éxi­to: se pro­cla­mó cam­peón de la cla­se LMP2 de las Ame­ri­can Le Mans Se­ries, lo­gran­do ocho vic­to­rias en do­ce ca­rre­ras –seis de ellas ab­so­lu­tas– y, por otro la­do, ga­nó dos de las cua­tro prue­bas que dis­pu­tó en el Cam­peo­na­to de Nürburgring de Re­sis­ten­cia de la VLN –cer­ta­men en el que par­ti­ci­pan des­de tu­ris­mos de se­rie has­ta GT’s–. Por si fue­ra po­co, se im­pu­so en las 24 Ho­ras de Nürburgring y fue ter­ce­ro ab­so­lu­to en las 24 Ho­ras de Le Mans. En 2008, Du­mas re­pi­tió tí­tu­lo en la cla­se LMP2 de las Ame­ri­can Le Mans Se­ries y vol­vió a ga­nar las 24 Ho­ras de Nürburgring.

Un año des­pués, pa­só a la Grand-Am Ro­lex Sports Car Se­ries –cam­peo­na­to de GT’s y Sport Pro­to­ti­pos dispu­tado en EE.UU., Ca­na­dá y Mé­xi­co, cu­ya prue­ba más des­ta­ca­da son las 24 Ho­ras de Day­to­na–. Y, en 2010, vol­vió a de­mos­trar su ver­sa­ti­li­dad y ca­pa­ci­dad com­pe­ti­ti­va, com­bi­nan­do de nue­vo mul­ti­tud de prue­bas. Así, co­mo pi­lo­to ofi­cial de Au­di, se pro­cla­mó por pri­me­ra vez ga­na­dor ab­so­lu­to en las 24 Ho­ras de Le Mans. Tam­bién se im­pu­so en las 24 Ho­ras de Spa, ga­nó una fe­cha de la Ame­ri­can Le Mans Se­ries, ade­más de par­ti­ci­par en las 24 Ho­ras de Day­to­na, las Le Mans Se­ries, las 24 Ho­ras de Nürburgring y la VLN. En 2011, com­pi­tió en la Co­pa In­ter­con­ti­nen­tal Le Mans pa­ra Au­di, aun­que sin ob­te­ner re­sul­ta­dos des­ta­ca­bles.

Sin em­bar­go, los in­ter­mi­na­bles via­jes aso­cia­dos al mun­do de la com­pe­ti­ción no le per­mi­tían pa­sar de­ma­sia­do tiem­po

en ca­sa, al­go duro pa­ra una per­so­na que se declara “muy fa­mi­liar”. Ca­sa­do y con un hi­jo, Du­mas re­si­de en una pe­que­ña y tran­qui­la lo­ca­li­dad sui­za de ape­nas 3.000 ha­bi­tan­tes, si­tua­da a las afue­ras de Gi­ne­bra. Aman­te del de­por­te –ha­ce es­quí, moun­tain­bi­ke, foo­ting…–, vi­ve en un lu­gar pri­vi­le­gia­do pa­ra prac­ti­car­lo: ro­dea­do de na­tu­ra­le­za, jun­to a un enor­me la­go y con vis­tas a los Al­pes, allí es don­de con­si­gue re­la­jar­se y dis­traer­se pa­ra ex­traer to­da su for­ta­le­za men­tal.

A lo que no le da de­ma­sia­da im­por­tan­cia es a los bie­nes ma­te­ria­les. De he­cho, Ro­main guar­da sus tro­feos en el ga­ra­je de su ca­sa, so­bre una sim­ple me­sa… aun­que só­lo los que con­si­de­ra más im­por­tan­tes: “La ma­yo­ría de los que he ga­na­do se los he da­do a mis me­cá­ni­cos”.

Por to­do ello, se im­po­nía ba­jar el rit­mo com­pe­ti­ti­vo. Así, en 2012, úni­ca­men­te dis­pu­tó las tres pri­me­ras ca­rre­ras del re­cien­te­men­te crea­do Cam­peo­na­to Mun­dial de Re­sis­ten­cia –que sus­ti­tuía a la Co­pa In­ter­con­ti­nen­tal Le Mans–. Eso sí, tam­bién tu­vo la opor­tu­ni­dad de de­bu­tar en el Cam­peo­na­to Mun­dial de Rall­yes, par­ti­ci­pan­do en el Rally de Al­sa­cia con un Mi­ni WRC, en el que fi­na­li­zó en una me­ri­to­ria 16º pla­za.

En sus úl­ti­mos años ha si­do un ha­bi­tual del Mun­dial de Re­sis­ten­cia, don­de ha lo­gra­do im­por­tan­tes vic­to­rias, des­ta­can­do so­bre to­do sus triun­fos en Le Mans. Aun­que tam­bién lo ha com­pa­gi­na­do con otras com­pe­ti­cio­nes: por ejem­plo, en 2013, vol­vió a par­ti­ci­par en el Rally de Al­sa­cia, es­ta vez con un Ford Fies­ta RS WRC, con el que con­clu­yó en una bri­llan­te dé­ci­ma po­si­ción; mien­tras que en 2014 ga­nó por pri­me­ra vez la Pi­kes In­ter­na­tio­nal Hill Climb al vo­lan­te de un Nor­ma M20 RD.

Fi­nal­men­te, en 2016, jun­to al sui­zo Neel Ja­ni y el ale­mán Marc Lieb, se pro­cla­mó Cam­peón del Mun­do de Re­sis­ten­cia, tras ga­nar Sil­vers­to­ne y las 24 Ho­ras de Le Mans. Ade­más, tu­vo la opor­tu­ni­dad de cum­plir uno de sus sue­ños y de­bu­tar en el Rally Da­kar: lo hi­zo a bor­do de un Peu­geot 2008 DKR, fi­na­li­zan­do 20º en la ge­ne­ral. Tam­bién ga­nó de nue­vo el Pi­kes In­ter­na­tio­nal Hill Climb. El pa­sa­do año re­pi­tió vic­to­ria en es­ta ca­rre­ra, que se ha vuel­to a con­ver­tir en su prin­ci­pal re­to en es­te 2018. ¿El ob­je­ti­vo? Ba­tir el ré­cord en la prue­ba de un pro­to­ti­po eléc­tri­co. ¿Po­drá con­se­guir­lo? Lo sa­bre­mos el pró­xi­mo 24 de ju­nio.

“Pro­bé un co­che de la Indy Car: fue muy emocionante, pe­ro tam­bién tu­ve la sen­sa­ción de que era muy pe­li­gro­so”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.