al vo­lan­te, má­xi­mo res­pe­to

EVO (Spain) - - SUMARIO -

CA­SI TO­DOS ES­TA­MOS ME­TI­DOS en gru­pos de What­sApp, o con­sul­ta­mos con fre­cuen­cia las re­des so­cia­les. Y, si eres afi­cio­na­do al mun­do del mo­tor, es más que pro­ba­ble que por al­gu­na de es­tas dos vías ten­gas ac­ce­so a de­ter­mi­na­dos ví­deos de con­duc­to­res eje­cu­tan­do ma­nio­bras te­me­ra­rias en al­gu­na vía o ca­rre­te­ra abier­ta al trá­fi­co.

Al­gu­nas de las lin­de­zas de las que os ha­blo son ade­lan­ta­mien­tos en lu­ga­res sin vi­si­bi­li­dad; o el des­pre­cio ab­so­lu­to por las lí­neas con­ti­nuas; una alar­man­te re­duc­ción de la dis­tan­cia de se­gu­ri­dad con el co­che pre­ce­den­te; y, en ge­ne­ral, con­duc­tas que no só­lo son ile­ga­les, sino que po­nen en cla­ro pe­li­gro la se­gu­ri­dad del res­to de usua­rios de la vía.

La ma­yo­ría de las ve­ces los pro­ta­go­nis­tas de los ví­deos de los que os ha­bla­ba an­tes son vehícu­los de cor­te de­por­ti­vo. No me gus­ta ge­ne­ra­li­zar. Es más, pien­so que ha­cer­lo es un error. Sin em­bar­go, es­ta cla­se de con­duc­to­res no ha­ce otra co­sa que po­ner una eti­que­ta ne­ga­ti­va a los que dis­fru­ta­mos con­du­cien­do co­ches emo­cio­nan­tes... Al­go que me re­cuer­da a lo que tam­bién su­ce­de con los usua­rios de mo­to­ci­cle­tas de­por­ti­vas o R, que bas­tan­tes ve­ces su­fren esa ge­ne­ra­li­za­ción y se les me­te en un mis­mo sa­co con el ca­li­fi­ca­ti­vo de des­ce­re­bra­dos o in­cons­cien­tes.

Con­deno la fal­ta de res­pe­to de los con­duc­to­res en ge­ne­ral, y en es­pe­cial abo­rrez­co a aque­llos que des­pre­cian de ma­ne­ra sis­te­má­ti­ca su vi­da y la de los de­más.

Hay que te­ner cla­ro que el com­por­ta­mien­to que ca­da uno ex­hi­bi­mos en la ca­rre­te­ra no es­tá aso­cia­do al au­to­mó­vil que con­du­ci­mos, sino más bien con te­mas re­la­cio­na­dos con la edu­ca­ción vial y los mo­da­les.

De es­ta for­ma, apro­ve­cho es­tas lí­neas pa­ra pe­dir a las au­to­ri­da­des per­ti­nen­tes que se plan­teen in­ver­tir más re­cur­sos en ofre­cer a la po­bla­ción for­ma­ción re­la­cio­na­da con los há­bi­tos de con­duc­ción, y que la se­gu­ri­dad vial sea una asig­na­tu­ra im­por­tan­te en to­das las es­cue­las. Só­lo así ten­dre­mos con­duc­to­res más y me­jor for­ma­dos en nues­tras ca­rre­te­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.