LOS CO­CHES PO­TEN­TES NO SON PE­LI­GRO­SOS

EVO (Spain) - - RADAR - M. Gar­cía

Ten­go 24 años y po­seo el car­net de con­du­cir B des­de los 18 años. Me en­can­ta con­du­cir e in­ten­to dis­fru­tar de cual­quier vehícu­lo de mo­tor –por for­tu­na, han si­do va­rias de­ce­nas–. Me gus­ta la ve­lo­ci­dad y los co­ches po­ten­tes, aun­que siem­pre res­pe­to los lí­mi­tes de ve­lo­ci­dad y, en ge­ne­ral, me con­si­de­ro un con­duc­tor res­pon­sa­ble.

Des­pués de aho­rrar du­ran­te mu­cho tiem­po, voy a cum­plir mi sue­ño: com­prar un Ford Fo­cus RS Per­for­man­ce, del que es­toy enamo­ra­do des­de que leí la prue­ba en el nú­me­ro 46 de . Des­de que co­mu­ni­qué mi de­ci­sión, no he pa­ra­do de es­cu­char fra­ses co­mo “pa­ra qué quie­res tan­ta po­ten­cia –350 CV–”, “eres de­ma­sia­do jo­ven pa­ra te­ner un co­che así” y, mi pre­fe­ri­da: “los co­ches de­por­ti­vos son pe­li­gro­sos”.

Me da pe­na que la gen­te si­ga con esa me­ta­li­dad tan ar­cai­ca, y que a los jó­ve­nes se nos es­tig­ma­ti­ce con la pe­li­gro­si­dad al vo­lan­te. No to­dos so­mos así –por des­gra­cia, los po­cos que sí lo son ha­cen mu­cho rui­do me­diá­ti­co–. Pe­ro con lo que no pue­do es con re­la­cio­nar po­ten­cia con pe­li­gro­si­dad. Pon­ga­mos un ca­so prác­ti­co: cir­cu­las a 70 km/h de­trás de un ca­mión, con cua­tro per­so­nas a bor­do, y te dis­po­nes a ade­lan­tar­lo. ¿Con qué co­che lo ha­rás más se­gu­ro, con un uti­li­ta­rio de 90 CV al que le cues­ta ho­rro­res ga­nar ve­lo­ci­dad, o con mi Fo­cus RS, do­ta­do de los úl­ti­mos sis­te­mas de se­gu­ri­dad? Y si hay que es­qui­var un obs­tácu­lo en una ca­rre­te­ra mo­ja­da, ¿cuál de ellos tie­ne me­jor es­ta­bi­li­dad y fre­nos?

Acla­re­mos una co­sa de una vez por to­das: los co­ches no son pe­li­gro­sos; los pe­li­gro­sos son los con­duc­to­res irres­pon­sa­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.