Fer­nan­do Fran­co, por Mo­rir.

Una pa­re­ja atra­ve­sa­da por la en­fer­me­dad. Un re­tra­to se­co de lo exi­gen­te que pue­de ser el amor cuan­do la muer­te aso­ma. El di­rec­tor Fer­nan­do Fran­co nos lo ex­pli­ca. por Pau­la Pon­ga.

Fotogramas - - SUMARIO -

LA HIS­TO­RIA:

En­tre Marta y Luis (Ma­rian Ál­va­rez y An­drés Ger­trú­dix) se ins­ta­la la en­fer­me­dad, y, con ella, las du­das, la cul­pa, la men­ti­ra, la so­le­dad, el egoís­mo, la so­li­da­ri­dad.

Pro­pues­ta ra­di­cal: qué pa­sa en una pa­re­ja cuan­do uno de ellos es­tá sen­ten­cia­do des­de el prin­ci­pio.

La en­fer­me­dad se con­vier­te en el ca­ta­li­za­dor de as­pec­tos la­ten­tes en una re­la­ción amo­ro­sa que no tie­ne por qué ser la re­la­ción diez de una pe­lí­cu­la ro­mán­ti­ca de Holly­wood. Quie­ro pen­sar que hay gen­te in­tere­sa­da en aso­mar­se a al­go que no es có­mo­do, ni fá­cil, pe­ro que ha­ce pen­sar. Es el ti­po de ci­ne que me in­tere­sa.

La pues­ta en es­ce­na es, sin em­bar­go, me­nos claus­tro­fó­bi­ca que en La he­ri­da: se abre al mar, a pai­sa­jes ro­co­sos es­pec­ta­cu­la­res...

Sí, si­guién­do­la a ella, sa­li­mos del en­claus­tra­mien­to.

Max Op­hül so Stan­ley Ku­brick se ins­pi­ra­ron en Art­hur Sch­nitz­ler. Y de su obra par­te su pe­lí­cu­la.

Mo­rir

La no­ve­la ha si­do el mo­tor, pe­ro no es una adap­ta­ción fiel. Me pa­re­ció un ma­te­rial muy in­tere­san­te so­bre el que tra­ba­jar, y, a la vez, muy com­pli­ca­do, por­que es un mo­nó­lo­go in­te­rior de dos per­so­na­jes, y yo no que­ría voz en off. Con la ayu­da de Co­ral (Cruz, su co­guio­nis­ta), me se­pa­ré de esa fuen­te ori­gi­nal con­ser­van­do la esen­cia. La as­fi­xia, por ejem­plo, del cui­da­dor de un en­fer­mo. Co­sas que no se sue­len ver­ba­li­zar. Me in­tere­sa­ba po­ner al es­pec­ta­dor en la te­si­tu­ra de en­ten­der a los dos per­so­na­jes, pe­ro el fo­co lo pon­go en ella.

¿Di­ri­gir a dos ac­to­res que son pa­re­ja ha te­ni­do al­gu­na pe­cu­lia­ri­dad?

Qui­zá la ma­yor pe­cu­lia­ri­dad es que crees que tie­nes mu­cho ca­mino re­co­rri­do, y más sien­do los tres muy bue­nos ami­gos co­mo so­mos, y a los que nos in­tere­sa el mis­mo ti­po de ci­ne, pe­ro lo cier­to es que lue­go no es del to­do así, por­que son pa­re­ja, sí, pe­ro no son la pa­re­ja de la pe­lí­cu­la. Y hay que des­an­dar co­sas que vie­nen in­cor­po­ra­das pa­ra que sean otros; otra pa­re­ja. De­di­ca­mos mu­cho tiem­po a en­sa­yar y a im­pro­vi­sar.

¿ En­se­ña mu­cho la sa­la de mon­ta­je a di­ri­gir ac­to­res?

Mu­chí­si­mo. Te en­tre­na el de­tec­tor de men­ti­ras. Notas cuán­do el ges­to no es

FER­NAN­DO FRAN­CO (Di­rec­tor)

Ga­na­dor del Fo­to­gra­mas de Pla­ta de la Crí­ti­ca y el Go­ya a la Me­jor Di­rec­ción No­vel por La he­ri­da, su ópe­ra pri­ma, Fran­co (Se­vi­lla, 1976) tie­ne una lar­ga ca­rre­ra co­mo mon­ta­dor (Que Dios nos per­do­ne, Blan­ca­nie­ves, No ten­gas mie­do).

“La sa­la de mon­ta­je es un gran de­tec­tor de men­ti­ras de la in­ter­pre­ta­ción”.

ver­da­de­ro. Y eso es un ar­ma de do­ble fi­lo, por­que ti­ro mu­chas to­mas, has­ta 16 o 17 de un plano, y, cuan­tas más to­mas, me­nos ver­dad, ló­gi­ca­men­te. Y co­mo son pla­nos se­cuen­cia com­pli­ca­dos, co­reo­gra­fia­dos, con­ci­liar esa pro­gre­sión téc­ni­ca del plano con la in­ter­pre­ta­ción no es fá­cil. Por eso, tan­tos en­sa­yos pre­vios: pa­ra no que­mar la emo­ción. Y los dos son ac­to­res de mé­to­do, así que co­lo­car­se en esos ro­les tan ex­pues­tos es du­ro, se pa­sa mal. La mi­ra­da de Ma­rian pue­de con­tar mu­chí­si­mas co­sas sin abrir la bo­ca.

El mu­do plano fi­nal es elo­cuen­te.

Yo no que­ría ba­ño de lá­gri­mas. Mi ex­pe­rien­cia es que cuan­do la muer­te lle­ga, si es es­pe­ra­da, te de­ja con­fu­so, per­ple­jo. Y la vi­da si­gue: hay que em­pe­zar de nue­vo. ES­TRENO: 6 OC­TU­BRE MO­RIR (Es­pa­ña, 2017, 104 min.). Di­rec­ción: Fer­nan­do Fran­co. In­tér­pre­tes: Ma­rian Ál­va­rez, An­drés Ger­trú­dix, Fran­ces­co Ca­rril. Dis­tri­bu ido­ra: Golem. DRA­MA. www.ferdy­dur­ke.ne t/port­fo­lio/mo­rir/

Ma­rian Ál­va­rez y An­drés Ger­trú­dix.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.